SE REÚNE CON LOS MAYORES ENTIDADES DE LA CITY

Guindos ofrece bajos impuestos a los 'big banks' de la City para traerlos a España

El ministro se ha reunido en las dos últimas semanas con JP Morgan, Citi, Morgan Stanley, Merrill Lynch y Goldman Sachs para promover su traslado de la City a Madrid

Foto: El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, durante la toma de posesión de los nuevos altos cargos del Ministerio. (EFE)
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, durante la toma de posesión de los nuevos altos cargos del Ministerio. (EFE)

España quiere sacar provecho de la inquietud que el Brexit ha provocado en los grandes bancos mundiales con sede operativa en la City londinense. Según confirman fuentes próximas a las conversaciones, el ministro de Economía, Luis de Guindos, se ha reunido en las dos últimas semanas con los responsables de las principales entidades americanas para ofrecerles un marco fiscal y regulatorio para traer a Madrid sus negocios de intermediación bursátil, tesorería y gestión de activos.

Guindos ha convocado recientemente a los responsables de Morgan Stanley, Bank of America Merrill Lynch, JP Morgan, Goldman Sachs y Citi, el banco que más interés ha mostrado hasta ahora por analizar el traslado a España de parte de su actividad en Londres. Como adelantó El Confidencial el 21 de noviembre, esta última entidad ya ha mantenido contactos con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para conocer qué trámites y qué obligaciones debería cumplir para dejar la City y establecer en Madrid su base de operaciones.

El ministro se ha sentado con los principales directivos europeos de estos bancos, entre los que destacaron Enrique Casanueva (JP Morgan), Luis Isasi (Morgan Stanley), Joaquín Arenas (Bank of America Merrill Lynch), Olaf Díaz Pintado (Goldman Sachs) y Manuel Falcó, (Citi) todos ellos responsables de banca de inversión de España y/o Europa, Oriente Medio y Africa (EMEA por sus siglas en inglés). Por Citi también acudió James Cowles, el consejero delegado del grupo estadounidense para Europa, prueba del interés de esta institución por mudarse a España.

Lo que ha acordado Guindos con los banqueros de inversión fue crear una mesa de trabajo entre el Ministerio de Economía y los asesores fiscales y de regulación de las entidades para diseñar las condiciones a partir de las cuales estas firmas estarían dispuestas a establecerse en España. Según fuentes próximas a las reuniones, Economía, en coordinación, con la CNMV, se ha comprometido a enviar un borrador de medidas en las próximas semanas para que sean estudiadas por los responsables de los bancos americanos en la City.

En la toma de posesión de Sebastián Albella como nuevo presidente de la CNMV, el ministro de Economía destacó que se "abren nuevas oportuniades" para España como plaza financiera tras la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea. "La CNMV jugará un papel importante en la reubicación de agentes financieros que se avecina. Cuando hablamos con empresas e inversores destacan que en su decisión de cambio de sede jugará un papel importante la existencia de un supervisor moderno, eficiente y que, al mismo tiempo que protege a los inversores, garantice fluidez en el mercado", aseguró.

El bonus y la pensión, en juego

En juego está la posibilidad de que Madrid acoja a miles de empleados de estos bancos de inversión, además de que estas instituciones mundiales tributasen en España por sus beneficios una vez se confirme la ruptura del Reino Unido con Europa. Otras fuentes próximas a las conversaciones explican que desde los centros corporativos de Londres se están estudiando las ofertas que, además de la Madrid, están recibiendo de París, Fráncfort y Dublín para trasladar su negocio de corretaje de bolsa y gestión de patrimonios si Therese May, la primera ministra inglesa, opta por la vía dura para divorciarse de la Unión Europea.

"Es prácticamente una subasta basada en ver qué país da más ventajas fiscales dentro de un marco regulatorio europeo", agregan desde uno de los bancos internacionales que ha mantenidos contactos con políticos de España, Francia, Alemania e Irlanda. "El problema es cómo explicarlo en un contexto de subida general de impuestos y recortes de gastos sociales en estos mismos países", se preguntan desde otra institución financiera.

Junto con la fiscalidad de los propios bancos, una de las grandes claves para que Madrid convenza a los estadounidenses es las ventajas tributarias que tendrían los propios ejecutivos, ya que en Londres pagan un IRPF muy inferior al de España. De hecho, directivos como el recientemente nombrado presidente del Popular, Emilio Saracho, emigran sus últimos años a Inglaterra –en este caso en JP Morgan- para poder cobrar una retribución neta mucho mayor que si residiesen en su país de origen. Una maniobra, la de pasar la mitad del año más un día en Londres y el resto en Madrid, que anteriormente ya utilizaron Claudio Aguirre y Eva Castilo, ex presidentes de Merrill Lynch en España, o actualmente Manuel Falcó (Citi) y Enrique Casanueva (JP Morgan).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios