bajada de pedidos de 30 aviones a cinco este año

Airbus: los despidos en Europa afectarán de lleno a la planta de Sevilla

La Junta de Andalucía pide que el Gobierno defienda sus intereses en la multinacional aeronáutica

Foto: Logo de Airbus. (Reuters)
Logo de Airbus. (Reuters)

Despidos y falta de pedidos. Los problemas de Airbus eran más que evidentes desde hace dos años, y ahora la multinacional europea no ha hecho nada más que confirmarlo. Los 1.000 despidos anunciados este jueves por la aeronáutica afectarán a la planta de Sevilla, donde se fabrica el A400M, la joya de la corona de Airbus.

El consejero de Economía de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha achacado la baja de pedidos de 30 aviones a cinco este año a la “política comercial” de la compañía. Ramírez de Arellano ha pedido que el Gobierno del PP actúe. “Este no es un problema solo de Andalucía, sino de toda España”, explicó.

El Confidencial ya publicó en octubre de 2015 que Airbus Defence & Space seguía con su plan de prejubilaciones y de bajas incentivadas en España. Eso sí, por ahora descartaba “despidos duros”, según destacó a este diario un alto directivo de la multinacional europea. “Tenemos que vender más de lo que producimos para llegar al objetivo final”, subrayan a este diario fuentes de la dirección.

"Las noticias aparecidas relacionadas con el empleo son muy preocupantes, como lo son la bajada de pedidos del avión C-295, uno de los mejores en el transporte militar, que parece puede poner en riesgo la continuidad de la línea de montaje de Sevilla", ha informado Ramírez de Arellano tras enterarse por la prensa de que la reorganización del grupo Airbus podría suponer la supresión de 1.000 puestos de trabajo.

Aunque Airbus deja claro que existe un crecimiento real neto de plantilla cifrado en un 1,5%, con 400 o 500 contratos nuevos anuales, las bajas incentivadas continuaban en marcha, “para facilitar la entrada de gente joven”. La explicación radica en que la antigua EADS-CASA (y luego Airbus Military) apenas contrató personal durante nueve años. “Tenemos un agujero de gente de entre 45 y 55 años y tenemos dificultades para cubrir los mandos intermedios. Por eso, a la gente más potente, con iniciativa y dotes de liderazgo, se la introduce en un 'training' fuerte y acceden antes a puestos de responsabilidad”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios