a petición expresa de santiago eguidazu

Josep Piqué cambia el ladrillo por el mundo financiero al fichar por Alantra

El que fuera ministro de Industria y consejero delegado de OHL hasta hace cuatro meses se incorpora al banco de inversión cotizado y dirigido por Santiago Equidazu

Foto: El exministro de Asuntos Exteriores Josep Piqué. (EFE)
El exministro de Asuntos Exteriores Josep Piqué. (EFE)

Josep Piqué  tiene nuevo destino. Según han indicado fuentes próximas al que fuera exministro de Industria, está ultimando su incorporación a Alantra, antiguo N+1, el único banco de inversión español cotizado. Piqué llega a la entidad por petición expresa de su presidente, Santiago Eguidazu, con el que mantiene una gran amistad desde hace años.

Su desembarco en Alantra, que tiene un valor de mercado de 275 millones de euros, se produce apenas cuatro meses y medio después de ser relevado como consejero delegado de OHL. Piqué recibió una indemnización de dos millones de euros por abandonar su puesto, compensación que le impedía irse a trabajar a la competencia —cualquier compañía constructora o de concesiones— durante los próximos dos años. No obstante, esa liquidación no suponía ningún impedimento para fichar por otros sectores de actividad, como el financiero.

Piqué llega a Alantra como asesor directo de Equidazu, un veterano empresario dedicado a la banca de inversión y la gestión de patrimonios. El presidente de la entidad financiera, que ha manejado el dinero de grandes fortunas y de entidades financieras a través de numerosos fondos de capital riesgo, ha pedido personalmente al que fuera hombre de confianza de José María Aznar incorporarse a Alantra para ayudarle en su expansión internacional. Otras fuentes apuntan a que el también exministro estaba negociando otras ofertas a través de un 'head hunter' o cazatalentos.

Santiago Eguidazu, presidente de Alantra. (Foto: José Luis Nocito)
Santiago Eguidazu, presidente de Alantra. (Foto: José Luis Nocito)

Eguidazu confía plenamente en la capacidad de gestión de Piqué, quien primero fue ejecutivo del grupo químico Ercros y posteriormente presidente de Vueling entre 2007 y 2013. Dejó la alta dirección de la aerolínea de bajo coste para convertirse en el consejero y vicepresidente segundo de OHL, con total responsabilidad en el aérea de construcción, pero no en la de concesiones. Sin embargo, la grave crisis del grupo de la familia Villar Mir, que necesitó de una ampliación de capital de 1.000 millones para evitar la quiebra técnica, acabó el pasado 21 de junio con su trayectoria en la empresa que formó parte del Ibex 35 hasta este verano.

Un ejecutivo ilustre

Nacido en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Piqué es licenciado y doctor en Ciencias Económicas, con premio extraordinario y sobresaliente 'cum laude' por la Universidad de Barcelona. Es también licenciado en Derecho y profesor titular de Teoría Económica en dicha universidad. Actualmente, es miembro del consejo asesor de la automovilística Seat y forma parte del consejo del Instituto Atlántico de Gobierno, un 'think tank' dirigido por José María Aznar en el que comparte asiento con empresarios como César Alierta, Borja Prado, Maria Dolores Dancausa, Antonio Brufau, Abel Matutes, políticos como Ernesto Zedillo (expresidente de México) y literatos como Maria Vargas Llosa.

Alantra, que cuenta con 345 profesionales en 19 países, ofrece servicios en 13 sectores especializados y ha completado 368 transacciones desde 2013, mientras que a través del área de 'asset management' gestiona más de 3.200 millones en activos de más de 80 clientes institucionales. La antigua N+1 la crearon varios directivos de AB Asesores en 2000, tras su venta a Morgan Stanley por 300 millones. El prestigio de la firma se vio salpicado por varias inversiones fallidas, como la alicantina Jofel o Bodybell, así como por varias inversiones inmobiliarias en Alemania, especialmente tras la fusión fallida con Mercapital. 

En diciembre de 2014, N+1 anunció la fusión con Dinamia, la sociedad de capital riego que gestionaba y que ya cotizaba desde mediados de los noventa. Dada la caída de las acciones de esta compañía, Eguidazu optó tras una guerra abierta con accionistas minoritarios, entre los que se encontraba el exdueño de Cortefiel, Gonzalo Hinojosa, por integrarlas y cotizar como banco de inversión, dado el mayor peso de la actividad financiera y de intermediación. Hoy es el único 'investment bank' español con presencia en bolsa, al estilo Lazard en Wall Street.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios