Suez negocia volver a Argentina 10 años después de haber dejado el país
  1. Empresas
Macri pidió a Hollande un pacto para evitar una sentencia desfavorable

Suez negocia volver a Argentina 10 años después de haber dejado el país

Una década despúes de su salida, Suez está negociando en secreto volver al país andino y tomar una participación significativa de Aguas Argentinas

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Antes de presidir La Caixa, el ya fallecidoRicard Fornesafue presidente durante muchos años de Aguas de Barcelona. El mayor sapo que se tuvo que tragar Fornesa durante su mandato en Agbar fue la salida de Aguas Argentinas, cuando su socio francés,Suez, impuso el criterio de dejar el país y asumir cuantiosas pérdidas ante la negativa de la Administración local a actualizar las tarifas del agua. Ahora, 10 años después, Suez está negociando en secreto volver al país andino y tomar una participación significativa de AguasArgentinas, según han confirmado fuentes financieras conocedoras de las conversaciones.

Fuentes diplomáticas han detallado que el presidente argentino,Mauricio Macri, se reunió con su homólogo francés,FrançoisHollande,en el Elíseo de París el pasado mes de julio y le solicitó un acuerdo para no tener que hacer frente a una sentencia desfavorable del tribunal arbitral del CIADI, que obligaría al Gobierno argentino a pagar a la multinacional gala cerca de600 millones de dólares.

El pacto que están barajando ambas partes, y que se encuentra pendiente de algunos flecos de negociación, es que Suez vuelva a entrar en el capital de Aguas Argentinas, con lo que se regresaría a la situación de partida de hace una década. Macri pretende así reducir el impacto negativo del fallo en las arcas de la Casa Rosada, y también apostar por que vuelva la inversión internacional al país latinoamericano, muy perjudicada tras el periodo de gobierno de losKirchner.

Hollande y Macri ya se habían reunido antes. Lo hicieroneste mismo año, cuando Hollande visitó Argentina el pasado mes de febrero. El Gobierno francés está muy interesado en reforzar la presencia de las multinacionales galas en el panorama internacional, y eso también pasa por Argentina, donde se desea aprovechar el giro de Macri para ocupar el espacio dejado, por ejemplo, por empresas españolas.

En 2005, el CIADI ya falló en contra de Argentina, para que pagase405 millones a Suez. El entonces ministro de Economía, el kirchnerista Alex Kicillof, optó por recurrir la decisión arbitral, que ahora se espera en breve y con una cuantía más gravosa para el Gobierno argentino. Por eso, el equipo de Macri apuesta por un regreso de Suez y una mejora de las relaciones internacionales con Francia.

Las negociaciones todavía están abiertas, y el peso de la diplomacia en las mismas resulta más determinante que el de los intereses económicos, lo cuales, sin embargo, también juegan su rol.

Flecos pendientes

Los flecos pendientes de la negociación entre ambos países son dos: la quita que asumirá Suez en la deuda que determine el CIADI y el porcentaje que tomará la multinacional francesa en el capital de Aguas Argentinas.

Así, por ejemplo, Argentinaquiere una quita del 50%, lo cual parece excesivo a la empresa que presideGérard Mestrallet. El grupo francés está defendiendo en la discretas negociaciones que se mantienen que la rebaja suponga solo el 25% del pago pendiente.

El otro aspecto es con qué porcentaje vuelve a entrar Suez en Aguas Argentinas. Los franceses están exigiendomás del 51%para retomar el control de la empresa, mientras que la parte argentina preferiría una participación inferior. En cualquier caso, ambos aspectos están relacionados: cuanto mayor sea la quita, mayor será el porcentaje que Suez tome en la empresa que gestiona el servicio de agua en Buenos Aires, una de las mayores ciudades de América Latina.

Gigante de los servicios

Suez es una de las mayores multinacionales de servicios del mundo. Capitaliza en bolsa más de 8.000 millones de euros y factura más de 15.100 millones anuales, el 66% fuera de Francia, con presencia en muchos países, entre ellos Chile, donde, como en su día en Argentina, entró de manos de Aguas de Barcelona.

Aguas de Barcelona llegó a Aguas Argentinas a principios de los noventa, con el desembarco de lo que se llamó la 'armada española'en América Latina. En el fondo, era un operación de influencia política. En 2006, Suez, la matriz de Aguas de Barcelona, optó por retirarse del país. Y ahora se volverá de nuevo a Argentina también por razones políticas, en este caso de Francia. Si hay algo más allá de la muerte, Ricard Fornesa debe estar riéndose mucho con todo esto.

Mauricio Macri Noticias de Argentina
El redactor recomienda