el gasoducto que alimenta de gas al país

Abu Dhabi congela la venta de Medgaz para restablecer relaciones con España y Enagás

El consejo de administración de Cepsa ha decidido dejar en 'stand by' la venta del gasoducto que alimenta de gas a España para que el nuevo ministro de Energía mueva ficha

Foto: Sede de Cepsa, en Madrid. (EFE)
Sede de Cepsa, en Madrid. (EFE)

Cepsa, la petrolera española propiedad de Abu Dhabi a través de International Petroleum Investment Company (IPIC), ha decidido poner en 'stand by' la venta de Medgaz, la sociedad a través de la cual España obtiene el suministro de gas que viene de Argelia. Los responsables del emirato han acordado esperar a tener una reunión con el nuevo ministro de Energía, Álvaro Nadal, para dar una oportunidad a alguna empresa nacional —especialmente a Enagás— para adquirir la participación del 42%, paquete que da el control del gasoducto.

Así se acordó en el último consejo de administración de IPIC celebrado hace dos semanas en Abu Dhabi, donde los representantes del país del Golfo Pérsico analizaron las primeras ofertas no vinculantes presentadas por varios fondos de inversión especializados en infraestructuras. El problema que se encontró Cepsa está en las numerosas condiciones puestas por los potenciales compradores ante la complejidad del contrato de suministro con Argelia, país que tiene un 43% de Medgaz a través de Sonatrach y cuya política de precios condiciona la rentabilidad del negocio.

El nuevo ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, con su antecesor, Luis de Guindos. (EFE)
El nuevo ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, con su antecesor, Luis de Guindos. (EFE)

Según distintas fuentes próximas a las negociaciones, el hecho de que Cepsa sea el operador del gasoducto y que abandone el capital dificulta aún más la venta, puesto que en el caso de que España decidiese obtener esta forma de energía desde otro país de origen —Qatar es otra de las fuentes de suministro habitual—, los números no les saldrían a los numerosos fondos de infraestructuras que se han interesado en comprar el 42% de la compañía española con sede en Huelva.

Cepsa encontró trabas en las numerosas condiciones puestas por los potenciales compradores ante el complejo contrato de suministro con Argelia

De estas deliberaciones se concluye que en realidad el principal y más adecuado comprador para esta participación es Enagás, con quien Abu Dhabi ya mantuvo conversaciones en exclusiva antes del verano. Pero la empresa presidida por Antonio Llarden no aceptó pagar el precio que pedía IPIC, cerca de 350 millones de euros. Aunque desde Enagás admiten el interés por esta participación, su postura es la de prudencia. De hecho, en la subasta lanzada por el emirato en septiembre, con el asesoramiento de Banco Santander, como adelantó en exclusiva El Confidencial, ha decidido presentarse con un consorcio para no acometer un desembolso que comprometa su endeudamiento financiero.

Fuentes próximas a la operación reconocen que el proceso de venta se ha organizado realmente para forzar a Enagás a quedarse con el 42% de Medgaz, ya que se trata de un activo estratégico para España. Nuestro país obtiene de Argelia el 50% del gas que se consume en empresas y hogares, por lo que es el principal interesado en tener controlado este gasoducto. Hasta ahora, este control se ejercía desde el 15% que tiene Gas Natural y desde Cepsa, que, aun siendo propiedad de Abu Dhabi, opera desde Huelva.

Conflicto con Soria

El emirato puso a la venta su paquete en Medgaz tras el encontronazo que tuvo con el ministro de Industria anterior, José Manuel Soria, cuando este accedió a facilitar la instalación en Andalucía de una refinería de petróleo a Irán. Aunque IPIC justificó su decisión por su programa de desinversiones —ya vendió la llamada Torre Cepsa a Amancio Ortega por 480 millones— para compensar la caída del precio del petróleo, lo cierto es que las relaciones entre España y Abu Dhabi no pasaban por los mejores momentos.

Cepsa ya ha corregido parcialmente el impacto del desplome del barril de crudo, como demuestra que su beneficio creció un 12%, hasta los 457 millones, en los nueve primeros meses del año, gracias a la contención de costes y a la disciplina en las inversiones. Si se eliminan los elementos no recurrentes y la variación de inventarios se calcula a coste de reposición, el beneficio neto se situó en 373 millones, un 18% menos que entre enero y septiembre del año pasado, informó el pasado viernes la empresa onubense.

Cepsa logró corregir el desplome del barril en los nueve primeros meses del año, con la contención de costes y la disciplina en las inversiones

La venta de Medgaz, ahora en parada voluntaria, continuará cuando los representantes del emirato se reúnan con Nadal y acerquen posturas para que Enagás sea el comprador final del 42% del capital, ya sea de forma individual o en coordinación con un fondo de inversión. El gas de Argelia, país con el que España ya ha tenido varios conflictos —el último se solucionó con la entrada en el accionariado de Gas Natural— es clave, tanto para nuestro país como para Europa, para evitar la dependencia del suministro de Rusia. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios