Goldman vende cada casa del Ivima con menos beneficios que Ramón Espinar
  1. Empresas
en 2015 ha vendido 175 viviendas

Goldman vende cada casa del Ivima con menos beneficios que Ramón Espinar

En 2015, el fondo vendió 126 pisos con un beneficio de 2,15 millones, lo que arroja una media de 17.000 euros por piso. Además, 49 inquilinos ejercieron su opción de compra

Foto: Un centenar de personas protestaron ayer en la sede de Goldman Sachs por deshaucios en antiguas viviendas del IVIMA
Un centenar de personas protestaron ayer en la sede de Goldman Sachs por deshaucios en antiguas viviendas del IVIMA

¿Especulación o negocio lícito?, ¿ética o legalidad? Estas dos preguntas, que han cuestionado desde hace dos años la venta de viviendas del Ivima al fondo Goldman Sachs, están acechando en las últimas semanas a una de las voces que más alto se ha alzado contra esta operación, el senador de Podemos Ramón Espinar.

Tanto el uno, como el otro, tienen defensores y detractores con argumentarios que suelen variar en función de si se los aplican a ellos mismo o a los demás. Por eso, quizás sea un buen termómetro para medir la temperatura de este debate ver a qué precios está vendido el fondo del banco estadounidense los hogares que adquirió a la Comunidad de Madrid en octubre de 2013.

En las cuentas auditadas de Encasa Cibeles, sociedad a través de la cual Goldman Sachs y Azora poseen las viviendas que compraron al Ivima, la inmobiliaria reconoce "la venta a terceros de 126 viviendas, obteniéndose un resultado positivo de 2,15 millones de euros" en el ejercicio 2015.

Foto: El parlamentario autonómico de Podemos Ramón Espinar. (Efe)

Es decir, Goldman ha ganado con cada uno de estos pisos una media de 17.076 euros, un 10% menos de los 19.000 euros de plusvalía que Espinar reconoció haber logrado con la venta de su vivienda, una vez descontados todos los impuestos, que elevan a 30.000 euros su ganancia.

Además, durante el pasado ejercicio, Encasa Cibeles traspasó otras 49 viviendas más a inquilinos que decidieron ejercer su derecho de compra conforme a las condiciones que habían firmado años antes con la Comunidad de Madrid.

Tanto Azora como Goldman han declinado aclarar cualquier aspecto de sus cuentas, y tampoco han querido explica a qué precio se han ejecutado las opciones de compra, aunque en el ejercicio 2015 aparece un resultado positivo por enajenación del inmovilizado de 303.057 euros, que va ligado a estas partidas.

En las cuentas correspondientes al ejercicio 2014, Encasa también reconoce haber vendido 31 hogares a inquilinos con un beneficio de 435.701 euros, es decir, con un resultado positivo de 14.054 euros de media.

Okupas, deudas y desahucios

Fue el 26 de octubre de 2013 cuando Encasa Cibeles firmó la compra de 2.935 viviendas, 3.984 plazas de aparcamiento, 1.865 trasteros y 45 locales del Ivima por 201 millones de euros, cantidad a la que, siguiendo el criterio de Espinar de tener en consideración los impuestos, se suman los 9,68 millones que pagó en cargas asociadas no recuperables.

Además, la inmobiliaria se subrogó a varios préstamos hipotecarios por un importe total de 19,7 millones, que el Ivima tenía contratados para la financiación de varias promociones con Bankia (5,8 millones), Ibercaja (10,72 millones) y BBVA (10,6 millones) y heredó cerca de 3 millones de euros en impagos de los inquilinos.

Todavía, dos años después, y según la auditoría anual de Encasa, sigue arrastrando un agujero de 2,5 millones de euros en cuentas a cobrar pendientes con los arrendatarios, un problema que está siendo muy difícil de gestionar por parte del fondo, que ayer mismo vivió una protesta de varias horas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), dirigida a parar los alzamientos previstos para este mes de noviembre y que afectan a 12 familias, según denuncian los activistas.

Cuando la Comunidad elaboró los pliegos para la licitación de las viviendas del Ivima, señaló que había 187 ocupaciones ilegales, cuando la cifra real era un 35% superior, ya que llegaba hasta los 254 casos.

Al cierre de 2015, y tras las ventas realizadas, Encasa posee 2.729 viviendas y percibe 10,82 millones por alquileres, cifra un 2,36% superior a los 10,57 millones que ingresó en 2014. No obstante, estas cifras no son directamente comparables, ya que hace un año Encasa tenía 175 viviendas más y cerca de 300.000 euros más de cuentas pendiente de cobro con inquilinos.

Tanto Goldman Sachs como Azora han declinado aclarar cómo realizan el calculo para repartir los 201 millones que pagaron, más las deudas asociadas, entre todas las viviendas, base sobre la cual arrojan en sus cuentas la ganancia obtenida con cada desinversión. En la auditorías, sólo señalan que su negocio se basa en los alquileres y que realizan las valoraciones sobre descuentos de flujos de caja.

Mercado inmobiliario Azora Vivienda
El redactor recomienda