le reclama 15 millones de euros adicionales

Hacienda ajusta cuentas otra vez con el dueño de MotoGP por irregularidad fiscal

La Agencia Tributaria, que este año le ganó un pleito de 32 millones a Dorna Sports y sus dos principales directivos, le reclama otros 15 millones por liquidaciones irregulares

Foto: Carmelo Ezpeleta (d) junto al motociclista Dani Pedrosa. (MotoGP)
Carmelo Ezpeleta (d) junto al motociclista Dani Pedrosa. (MotoGP)

Dorna Sports, la empresa que se encarga de la organización del Campeonato del Mundo de Motociclismo o MotoGP, es reincidente fiscalmente hablando. La compañía, propiedad del fondo de capital riesgo británico Bridgepoint, ha vuelto a ser advertida por la Agencia Tributaria de haber presentado sus cuentas con presuntas irregularidades después de que en marzo de este año el Tribunal Supremo condenara a la sociedad y a sus dos principales directivos a pagar 32 millones de euros por fraude fiscal.

Según consta en la memoria anual de Dorna Sports, que también explota el Campeonato del Mundo de Superbikes, durante el ejercicio 2015, como continuidad a las actividades inspectoras de otros ejercicios anteriores, la Agencia Tributaria le ha incoado actas de disconformidad relativas a varios de los impuestos que le son de aplicación para los ejercicios 2010 y 2011. En virtud de esta investigación, Hacienda le reclama 6,72 millones de euros, que Dorna Sports ya ha adelantado que firmará en desacuerdo. La empresa, dirigida por Carmelo Ezpeleta y Enrique Aldama, sancionados por querer regatear al fisco con la compraventa ficticia de acciones de Dorna, están evaluando junto con sus asesores legales el potencial impacto de la confirmación de dichas propuestas de liquidación.

El dueño de MotoGP no ha provisionado la cantidad que le exige la Agencia Tributaria al considerar que de momento "se trata de propuestas de liquidación". Sí lo son las relativas al impuesto de sociedades de los ejercicios 2006 y 2007 y al impuesto por retenciones a los no residentes del ejercicio 2007, por los que Hacienda le reclama 5,28 millones por el principal y 3,50 millones por sanciones. Dorna Sports ha pagado ya 5,27 millones.

Marc Márquez, en el GP de España de motociclismo, en un circuito de Jerez abarrotado de público. (EFE)
Marc Márquez, en el GP de España de motociclismo, en un circuito de Jerez abarrotado de público. (EFE)

Ante la evolución de las pesquisas con Hacienda, la compañía constituyó el pasado mes de febrero dos instrumentos financieros en Bankia. El primero, un depósito a plazo fijo, con un vencimiento hasta el 3 de febrero de 2017, por 2,5 millones de euros. Después, suscribió un aval por 3,5 millones para responder a las actas fiscales relativas al impuesto de sociedades de los ejercicios 2006 y 2007, sobre las que se suspendió la ejecución de la sanción al acreditar la constitución de la garantía de la misma.

Grupo Dorna Sports facturó el pasado año 312 millones, un 10,32% más en comparación a los 282,8 millones del ejercicio anterior. La compañía obtuvo un Ebitda de 76 millones, lo que representa un crecimiento del 32% con respecto a los 58 millones de 2014. La empresa controlada por Bridgepoint, que arrastra una deuda de 753,23 millones, consiguió un beneficio de 9,56 millones, un 71,6% por debajo de los 33,69 millones, cantidad que registró por la revalorización de activos -los derechos del Campeonato del Mundo- y la activación de los créditos fiscales.

Dividendo extra y venta a la vista

La sustancial mejora del Ebitda o beneficio operativo y la permanencia de diez años de Bridgepoint en el capital de Dorna son el escenario perfecto para la más que posible venta de la compañía, que el año pasado atrajo a 2,71 millones de espectadores a los circuitos de motociclismo. El más exitoso fue el Gran Premio de la República Checa, con 248.434 asistentes, seguido por el de Jerez, con 243.570 moteros en sus gradas. Fuentes del sector aseguran que Bridgepoint se desprenderá previsíblemente de Dorna el próximo año, una vez vuelva a refinanciar su préstamo sindicado, que ya fue renovado en 2014, con vencimiento en 2019.

Dorna es la única inversión de Bridgepoint en España después de que en febrero vendiese al fondo Exus las plantas de energías renovables que compró a ACS

Aunque el precio de la compra de Dorna por parte de Bridgepoint a CVC nunca se hizo oficial, fuentes próximas a la operación indicaron en 2006 que el fondo de capital riesgo pagó unos 550 millones por ser el dueño de MotoGP y del resto de cilindradas. El private equity, que el año pasado levantó un vehículo de inversión de 4.000 millones, pagó un dividendo extraordinario de 280 millones, por lo que ya ha recuperado gran parte de la inversión. 

Dorna es la única inversión que tiene Bridgepoint en España después de que en febrero de este año vendiese al fondo Exus las plantas de energías renovables que previamente le había comprado a ACS. La operación ascendió a 400 millones de euros, lo que supuso pérdidas importantes para el private equity, que demandó al Reino de España ante los tribunales internacionales por el cambio regulatorio en el sector de las energías limpias. Anteriormente estuvo invertido en Arco Bodegas, Corporación Eólica, Isolux y Marie Claire.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios