tenía ya el respaldo del 85% de los bonistas

Abengoa se salva: logra el apoyo suficiente de los acreedores para evitar el colapso

El 85% de los bonistas y cerca del 75% de los bancos ya habían dado este lunes el visto bueno al plan de rescate de la compañía andaluza tras una agonía de 15 meses

Foto: Una torre de la planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor. (Reuters)
Una torre de la planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor. (Reuters)

Al fin, después de 15 meses de agonía, Abengoa y sus 17.000 empleados actuales pueden respirar tranquilos. Si los propietarios de su deuda no se echan hoy atrás, la compañía ya ha conseguido el apoyo suficiente de los acreedores para sacar adelante su plan para reestructurar sus 9.000 millones de deuda y evitar el concurso de acreedores. Así lo aseguran fuentes próximas a la operación de canje e inyección de capital, cuyo plazo vence este martes.

Las mismas fuentes han confirmado que al cierre de ayer por la tarde, el 85% de los bonistas, poseedores de la mitad de la deuda impagada, aceptaron la propuesta para capitalizar parte de ese pasivo. Por su parte, la banca, representada por el denominado G-5 —Santander, CaixaBank, Bankia, Popular y Crédit Agricole— y en cuyas manos está el 50% del resto de préstamos, también comunicó internamente que el 75% de las entidades financieras había ya respaldado el plan de rescate.

Ambas cifras, de confirmarse a lo largo del día de hoy, supondría que Abengoa obtiene el apoyo suficiente para homologar la reestructuración aprobada a mediados de agosto después de que un juzgado de lo mercantil de Sevilla autorizase a finales de marzo una prórroga para que la empresa andaluza y los acreedores se pusieran de acuerdo antes del próximo 28 de octubre. Para ello, era condición 'sine qua non' que al menos tres cuartas partes de los bancos y bonistas —el 75% del total— aceptaran la quita del 70% del importe adeudado y la aportación de 1.140 millones de euros.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Las citadas fuentes aseguran que ese porcentaje ya se había alcanzado este lunes, a falta de un día para que expirase la fecha para que todos los acreedores comunicasen su decisión. De esta manera, Abengoa conseguirá salir de la situación actual de preconcurso voluntario de acreedores y evitar una liquidación a la que estaba condenada, dada su complicada situación financiera.

A partir de ahora, el juzgado Mercantil número 2 de Sevilla deberá ratificar el acuerdo y homologarlo legalmente para que los bancos y bonistas que no hayan aceptado las duras condiciones —algunos han perdido hasta el 87% de lo prestado— tengan que sumarse obligatoriamente y no lo torpedeen en los tribunales. Si todo discurre según lo previsto, Abengoa celebrará el próximo 22 de noviembre la junta extraordinaria de accionistas en la que se ejecutará el acuerdo de reestructuración, se dará entrada a los nuevos inversores y se renovará por completó el consejo de administración, dominado aún a día de hoy por personas cercanas a la familia Benjumea. 

Los nuevos consejeros serán Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz, Manuel Castro Aladro, José Luis del Valle Doblado, José Wahnon Levy, Ramón Sotomayor Jáuregui, Javier Targhetta Roza y Pilar Cavero Mestre. El primero, procedente de Arcelor Mittal, será el presidente de la nueva compañía, en sustitución de Antonio Fornieles, imputado por autorizar las indemnizaciones millonarias a Felipe Benjumea y los dos anteriores consejeros delegados.

Los nuevos dueños

ABENGOA (B)

0,0100€0,0000€0,00 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)-
  • APERTURA0,0100€
  • MÁXIMO-€
  • MÍNIMO-€
  • ÚLTIMA SESIÓN05/09/2018

La junta de accionistas abordará la unificación de las acciones A y B (ver cotización) en una única clase con una ecuación de canje por la que cada acción de clase B emitida y en circulación dará derecho a recibir un título perteneciente a la nueva clase de acciones ordinarias de la firma. Estos títulos solo daban derecho a un voto en las juntas de accionistas. Lo importante a partir de ahora es que por cada 1.000 acciones de clase A —tenían 100 votos por cada título— se les da 1.915 de la nueva clase de acciones ordinarias.

Está previsto que los nuevos accionistas que aporten los 1.170 millones y acepten la conversión controlen el 95% del capital (en torno al 55% los bonistas y el 40% las entidades financieras), mientras que los actuales accionistas se quedarán con tan solo un 5%. Los fondos que se comprometieron a aportar los 1.140 millones —30 adicionales corren a cargo de Crédit Agricole— son Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon Partners, D. E. Shaw, Elliot Management, Oaktree, Vârde, KKR, Centerbridge y Hayfin, así como otro fondo de menor tamaño cuyo nombre no se dio a conocer.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios