Primera renacionalización en el sector privado

La Generalitat ofrece a Quirón comprarle el Hospital General de Catalunya

La oferta que se ha puesto encima de la mesa es por la cuantía de 55 millones de euros

Foto: Hospital General de Catalunya (Quirón)
Hospital General de Catalunya (Quirón)

La Generalitat ha ofrecido al grupo Quirón comprarle el Hospital General de Catalunya, uno de los centros que está amenazado por la falta de derivaciones del sector público con el cambio de política que se ha aplicado desde que ERC llegó a la Conselleria de Salut. La operación sería la mayor renacionalización de centros hospitalarios en España.

La noticia la ha revelado el propio conseller de Salut, Toni Comín en una entrevista a Catalunya Ràdio. La oferta que se ha puesto encima de la mesa es por la cuantía de 55 millones de euros. Sería la primera gran desinversión que debería afrontar el grupo Quirón desde que fue adquirido por la multinacional alemana Fresenius Helios, que pago 5.760 millones, con lo que fue la mayor operación de compra en España este año.

El Hospital General de Catalunya está situado en Sant Cugat (Barcelona). Cuenta con 297 camas y unidad de cuidados intensivos, patología neonatal, ocho quirófanos de cirugía mayor y cuatro de cirugía menor. Desde que fue construido en la época del pujolismo, los problemas financieros han sido recurrentes en esta infraestructura hospitalaria.

Fuentes cercanas a Quironsalud en Cataluña han asegurado desconocer la oferta de Comín. La misma ni se ha presentado formalmente ni tampoco ha habido conversaciones informales al respecto.

Por su parte, fuentes de la Generalitat, sí que han asegurado que el proyecto existe, que se mueve en algunos despachos de la administración catalana y han apuntado que el interés de Quirón por vender no dependería tanto del precio sino del futuro que le espera al Hospital General de Catalunya en caso de que Comín siga aplicando su política de reducir las derivaciones de la sanidad pública a la sanidad privada.

Comín ha planteado la operación como muy beneficiosa para la Generalitat, ya que se ahorraría la construcción y de dos nuevos hospitales en la zona del Vallès, uno de ellos en Rubí, una localidad cercana a Sant Cugat. Por su parte, las mismas fuentes cercanas a Quironsalud en Cataluña han lamentado los constantes cambios de discurso de Comín respecto al futuro del Hospital General de Catalunya.

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras junto al conseller de Sanidad, Toni Comín. (Efe)
El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras junto al conseller de Sanidad, Toni Comín. (Efe)

Giro en la gestión

Desde que llegó Toni Comín a la conselleria de Salut, la política de la Generalitat ha dado un cambio radical. Comín es un tránsfuga del PSC que se apuntó al independentismo y que ERC presentó como independiente en las últimas autonómicas. Tras la victoria de la coalición Junts pel Sí, Toni Comín se ha convertido en una de las personas del círculo de confianza de Oriol Junqueras, vicepresidente económico de la Generalitat y líder de los republicanos. Comín rompió con la política de su predecesor, el convergente Boí Ruiz, de apostar por la colaboración público privada y desde el principio estuvo denunciando lo costoso de la privatización para las arcas públicas.

Estos cambios le han supuesto a Comín incluso enfrentamientos con Junts pel Sí en el Parlament, que han trascendido a la opinión pública.

Desde el pasado mes de marzo, Comín anunció planes para expulsar de la red pública a dos hospitales privados: el Hospital General de Catalunya y Clínica del Vallès. Estos centros no son viables sin las derivaciones del sector público, en especial las que lleva a cabo el Hopital Parc Taulí de Sabadell. Las consecuencias podrían ser la pérdida de 250 puestos de trabajo en los centros privados afectados.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios