La CNMV pide explicaciones a Sacyr por el sueldo extraordinario de su presidente
  1. Empresas
le pide que aclare su elevado bonus

La CNMV pide explicaciones a Sacyr por el sueldo extraordinario de su presidente

La constructora ha tenido que atender un requerimiento del organismo supervisor para justificar la retribución variable de Manuel Manrique, que este año cobrará aún más

placeholder Foto: El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. (EFE)
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. (EFE)

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, cobró el pasado año 3,22 millones de euros, un 41,92% menos que Florentino Pérez, el primer ejecutivo de ACS, y casi un 50% menos que Rafael del Pino, su homólogo en Ferrovial. Con esta comparación, cabe pensar que sus honorarios son escasos. Pero lo cierto es que Sacyr vale un 88% menos que la constructora del presidente del Real Madrid y un 94% menos que el 'holding' de la familia Del Pino. Esta desproporción ha llamado la atención de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que le ha pedido que justifique su elevada retribución variable.

En 2015, Manrique percibió 1,4 millones en concepto de salario fijo y 1,39 millones como remuneración variable, amén de la aportación de 307.000 euros a su recientemente creado plan de pensiones. La parte ordinaria de su retribución es similar a la que cobró en los dos ejercicios anteriores, por lo que la CNMV no le ha requerido ninguna aclaración. Pero el organismo supervisor sí le ha exigido que detalle en qué se basa el consejo de administración para darle al presidente una compensación variable similar a la fija, teniendo en cuenta que la cotización se desplomó un 33%.

Para la CNMV, Sacyr no argumenta los criterios elegidos para evaluar el trabajo de Manrique y el cobro de la retribución variable, ni tampoco el método que ha seguido la compañía para determinar si se han cumplido dichos criterios. La constructora le ha respondido que el bonus se le ha pagado en función del contrato del presidente, al cual se le fijan en el primer trimestre del año una serie de objetivos en base a un criterio cuantitativo (la evolución del negocio y el valor de la sociedad respecto al ejercicio anterior) y otro cualitativo, el correcto desempeño de sus funciones ejecutivas.

Por tanto, según Sacyr, el importe de la remuneración variable lo determina el consejo de administración, previo informe de la comisión de retribuciones, en función del grado de consecución de los objetivos. Un pago que puede oscilar entre un máximo del 130% sobre el sueldo fijo —1,4 millones— y un mínimo del 70%. La compañía sostiene que en el primer trimestre de 2016, el órgano de gobierno liquidó el bonus de Manrique —1,39 millones— teniendo en cuenta los resultados de las distintas unidades, la evolución del negocio y el desempeño individual.

Sacyr ganó el pasado año 370 millones, 11 veces más que en 2014, gracias a los ingresos extraordinarios obtenidos por la venta de Testa, la filial inmobiliaria, por 1.793 millones. Las plusvalías de 1.183 millones por esta desinversión permitieron compensar las pérdidas brutas de 642 millones que registró el grupo debido a las minusvalías por la fallida inversión en Repsol y a la recuperación de créditos fiscales que se había apuntado anteriormente. Las ventas de la compañía crecieron un 8,9%, mientras que el ebitda mejoró un 33,1%. Pero al mercado no le gustaron muchos esos números, ya que la acción perdió un tercio de su valor en el año.

Un millón más por cumplir con el trabajo

A la CNMV también le llamó la atención que una empresa que sufre tal varapalo bursátil abone una retribución variable similar a la fija a su primer ejecutivo. Aún más tras tener conocimiento de que Sacyr ha decidido pagarle con cargo a 2016 una remuneración extraordinaria de un millón de euros adicional por completar la venta de Testa, como si esa operación no formara parte de su trabajo diario. Si se mantienen, como así consta en la propuesta de retribución anual, los sueldos fijos —se ha elevado a 1,5 millones— y el bonus, Manrique ganará 3,9 millones este año, sin incluir la aportación al plan de pensiones (371.000 euros). Por tanto, al menos un 34,5% más.

La CNMV también ha inquirido a Sacyr por los criterios del Plan Bonus Plurianual 2015-2018, aprobado por el consejo de administración y que no había sido detallado. La compañía explica que se trata de un sistema de retribución variable adicional que consiste en el pago en metálico condicionado al cumplimiento de los objetivos de beneficio de explotación y del beneficio neto establecidos en el plan estratégico 2015-2020, así como al desempeño de cada beneficiario. El presidente, que no presenta el estado de sus cuentas personales ligadas a la cotización de Sacyr al Registro Mercantil desde hace seis años, es el mayor favorecido por este segundo bonus, ya que Manrique tendrá derecho a percibir el 75% de su retribución fija —1,12 millones—.

La llamada de atención a Manrique no es una excepción. La CNMV está centrando sus esfuerzos en que las compañías aclaran las retribuciones de sus directivos en las principales compañías del Ibex o la composición de los consejos de administración.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Noticias de Sacyr CNMV Manuel Manrique Políticas de retribución
El redactor recomienda