por falta de dinero para pagarles

Abengoa suprime su consejo de notables por ineficaz y tras ocultar sus sueldos

La empresa andaluza ha suspendido de función a su consejo asesor internacional, plagado de políticos de España, Latinoamérica y EEUU, cuyos minutas no han sido reveladas

Foto: Una de las torres solares de Abengoa en Sevilla. (Reuters)
Una de las torres solares de Abengoa en Sevilla. (Reuters)

Abengoa está mudando la piel. Mientras espera que se cierre con éxito la reestructuración financiera que le permita seguir operativa y entre en caja el dinero para pagar sueldos y facturas, la compañía, icono de la ingeniería española, ha decidido apretarse el cinturón y suspender el consejo asesor internacional, un órgano de carácter consultivo plagado de expolíticos de España, Latinoamérica y Estados Unidos. Fuentes oficiales han confirmado que este consejo, presidido aún por Javier Benjumea y con Josep Borrell como vicepresidente, ha dejado de estar operativo, pero se han negado a revelar las minutas que cobraban sus últimos 11 miembros.

[Lea aquí: 'Abengoa logra un préstamo de 200 millones para nóminas tras resolver la crisis de Brasil']

Pese a esta negativa, otras fuentes próximas a Abengoa admiten que la supresión de este consejo responde principalmente a “causas económicas”. Es decir, a ahorrar gastos innecesarios, dado el famélico estado de la caja del grupo, que ha impedido hacer frente a tiempo a las nóminas de los empleados y a los albaranes de los proveedores. Las mismas fuentes añaden que no era de recibo que la empresa mantuviera en nómina a consejeros externos cuya función había dejado de tener sentido en la situación actual mientras se despide personal a través de expedientes de regulación de empleo.

La compañía ha decidido apretarse el cinturón y suspender el consejo asesor internacional, un órgano de carácter consultivo plagado de expolíticos

La compañía se ha apresurado a borrar incluso de su página web corporativa la composición de este consejo asesor internacional, si bien por olvido mantenía hasta ayer la versión en inglés (fue eliminada posteriormente, tras la pregunta de El Confidencial). No obstante, pese a la suspensión operativa, este órgano no vinculante no ha sido eliminado oficialmente. La última alineación titular la lideraban Javier Benjumea, hermano de Felipe, los dos máximos responsables del preconcurso de acreedores del grupo, como presidente, y Josep Borrell como vicepresidente.

El exministro del PSOE no es el único político sentado en este senado de notables, donde también figuran Alan Garcia, expresidente de Perú, y Bill Richardson, un estadounidense de origen asturiano que fue gobernador del Estado de Nuevo México. Hombre de confianza de Clinton y después de Obama, Richarson se vio obligado a renunciar a su cargo en 2008 al verse involucrado en una adjudicación irregular a una empresa que había aportado fondos a la campaña electoral del todavía presidente de EEUU. Durante su mandato, el gobernador adoptó numerosas medidas legales y fiscales para la industria de los biocombustibles, en la que Abengoa tiene muchos intereses, entre otros, una planta de bioetanol en Nuevo México.

Josep Borrell, el hasta ahora vicepresidente del organismo. (EFE)
Josep Borrell, el hasta ahora vicepresidente del organismo. (EFE)

Abengoa también contrató para ser asesorada internacionalmente a Noemí Sanín Posada, exministra de Comunicaciones y Relaciones Externas de Colombia, embajadora del país latinoamericano en Venezuela, Reino Unido, Irlanda del Norte y España. Asimismo, ha tenido en nómina a Kemal Dervis, exministro de Asuntos Económicos en Turquía; a Lord Douro, miembro del Parlamento Europeo y presidente de la cuarta mayor aseguradora del Reino Unido, y a Lord Nicholas Stern, un británico que fue economista jefe del Banco Mundial y que ha sido asesor y miembro del Gobierno británico.

El amigo del Rey y el hermano del ministro

Pero entre los consejeros externos de Abengoa destaca Álvaro Fernández-Villaverde y Silva, marqués de Santa Cruz, del Viso y del Pozo Rubio, hijo de los embajadores de España en Londres durante la dictadura de Franco e íntimo amigo del rey emérito Juan Carlos I. Fernández-Villaverde, heredero de un importante patrimonio inmobiliario, como la finca Los Hornillos, donde se rodó la película 'Los otros', de Alejandro Amenábar, fue colocado en el Instituto Nacional de Hidrocarburos y después en el Banco Hispano Americano antes de ser nombrado presidente de Patrimonio Nacional con el Gobierno del PP.

La politización de este órgano quedó palpable tras el nombramiento de Carlos Sebastián, hermano del exministro Miguel Sebastián, que primero formó parte del consejo de administración entre 2005 y 2012 y posteriormente del consejo asesor internacional. Curiosamente, dejó sus cargos a los pocos meses de la victoria del PP en las elecciones de diciembre de 2011, si bien Abengoa lo justificó “debido a la intensificación de otras ocupaciones profesionales”.

Anteriormente, el consejo internacional, creado a finales de 2010, contó con los servicios de Jenson Kelman, un ingeniero brasileño que ocupó distintos cargos en el Gobierno brasileño y que fue director general de la Agencia Nacional de Energía (ANEEL), el supervisor que regulaba los intereses de la empresa española en el segundo país con más proyectos del mundo. También con Ricardo Hausmann, un economista venezolano, profesor de Harvard, que fue ministro de Planificación y miembro del consejo del Banco Central de la república bolivariana, y con Luis Téllez, otro político mexicano.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios