su próximo reto

Qué hacemos con Hipercor y cómo competir contra Amazon

La compañía se lanza a recuperar el tiempo y el espacio perdido en 'e-commerce' para plantar cara a los gigantes de la red con un programa de inversión de 232 millones de euros

Foto:

Los datos de El Corte Inglés invitan al optimismo. Al menos, si se comparan con ejercicios anteriores. El grupo consolidado vende más por segundo año consecutivo, hasta facturar 15.219 millones de euros, y la afluencia de público a sus establecimientos registró 650 millones de visitas. El repunte del consumo se nota de forma satisfactoria, “lo que permite avanzar por la senda de la recuperación”, como dijo el presidente Dimas Gimeno en su intervención ante los accionistas este domingo 28 de agosto al presentar las cuentas de 2015.

Atajada la sangría financiera, el líder de El Corte Inglés tiene claro que el otro gran reto de la compañía es de índole comercial. La constante evolución del negocio, sobre todo “aquello relacionado con el proceso de transformación digital”. Esta reflexión, apuntada ya años atrás, ha hecho que la compañía se lance a recuperar el tiempo y el espacio perdido en 'e-commerce' (Amazon nació en 1994) para plantar cara a los gigantes de la red con un programa de inversión de 232 millones de euros. Pero, mientras tanto, el negocio sigue…

Por áreas de actividad, el motor del grupo siguen siendo los grandes almacenes, el gran formato que este curso cumple 75 años desde su nacimiento en la calle Preciados de Madrid. Marcando la referencia, su capacidad de venta creció un 7,8% (9.444 millones) en 2015, cifra que le permite seguir siendo líder europeo en esta categoría y que le mantiene por encima de la media del grupo, aunque el beneficio generado cayó a 170 millones, un 8,7% menos que en el año anterior, pese a que el resultado bruto de explotación llegó a 540 millones (+20%).

La siguiente área por importancia en la cuenta de resultados es Viajes ECI, una división que aportó 2.436 millones en facturación (+3,7%) y que ganó 38 millones (+1,9%). Redimensionado tras el ajuste temporal de plantilla entre 2012-13, la evolución de este negocio ha permitido al grupo seguir ocupando el liderazgo en su sector pese a la irrupción y consolidación de nuevos operadores (en su mayoría, nativos digitales). Además, su incursión en el mercado latinoamericano sigue ofreciendo resultados positivos.

A continuación, por magnitud, llega uno de los quebraderos de cabeza. Hablamos de Hipercor, competidor de gigantes como Mercadona o Lidl, cuyas cifras de 2015 recogen la continua involución del formato, pues facturó 1.402 millones (-10,7%) y no ganó dinero (-99%). Este hundimiento ha tenido lugar tras concluir “el proceso de reordenación de departamentos y secciones, con una disminución de la superficie de venta que se ha traspasado a El Corte Inglés”, según explicó el propio presidente.

Quienes sí aportan una mejora sustancial son Supercor y Supercor Exprés, las enseñas de proximidad. Además de facturar 601 millones (+1,8%), lo relevante es que esta área aporta por primera vez en la crisis beneficios (marginales) y deja de acumular pérdidas año tras año. Este resultado es fruto del proceso de reordenación efectuado ejercicios atrás con el cierre de puntos de venta y la fusión de cabeceras (Opencor), lo que ha permitido mejorar ratios de venta, ganar cuota de mercado y reducir costes operativos.

Por lo que respecta a la marca de moda Sfera, la evolución sigue siendo positiva, pues facturó 230 millones (+12,5%) y ganó 24 millones, repitiendo el resultado de 2014. El ritmo de aperturas en América Latina, Oriente Medio y Sudeste Asiático (opera en 12 mercados) no consigue restar la dependencia que tiene para vender desde superficie de El Corte Inglés. En este segmento, pese a su agresiva política de precios, resulta casi imposible competir con especialistas globales como son Inditex, Primark o H&M.

Quienes sí aportan una mejora sustancial son Supercor y Supercor Exprés, las enseñas de proximidad. Dejan de acumular pérdidas año tras año

Entre el resto de unidades de negocio, destaca Informática ECI, con 714 millones en ventas (-3%) y unos beneficios de solo 14 millones (-40%). Estos malos números obedecen a la menor actividad y contratación por parte de las administraciones públicas y al trabajo de unificación de Investrónica, una filial del grupo. Por otro lado, la división de seguros logró facturar 189 millones (+4,3%) y aportar 47 millones de beneficios (+7%) gracias al buen comportamiento en la comercialización de seguros familiares.

Para terminar, como últimas marcas en la generación de negocio de todo el grupo consolidado de El Corte Inglés, quedan la enseña de bricolaje Bricor, que cerró el año con ventas de 108 millones (+20%) y pérdidas de ‘solo’ 8,6 millones (-14%), afianzando su lenta reconversión, y Óptica 2000, que defendió cuota con una facturación de 80 millones (+3%) y un beneficio de seis millones (+20%), demostrando así que la irrupción del fenómeno ‘low cost’ no ha sido tan determinante entre los grandes operadores de este sector.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios