pierde una reclamación de 100 millones

Sacyr pierde su penúltimo pleito por sobrecostes del Canal de Panamá

La constructora española ha perdido la reclamación ante el tribunal de arbitraje donde reclamaba un sobrecoste de 100 millones. Ahora acudirá a la corte de Miami

Foto: Vista general de las obras de ampliación del Canal de Panamá. (EFE)
Vista general de las obras de ampliación del Canal de Panamá. (EFE)

Sacyr anunció el pasado 27 de junio la inauguración de las nuevas exclusas del Canal de Panamá. Su presidente, Manuel Manrique, se mostró orgulloso de la obra, al definirla como “emblemática, un ejemplo de lo que la ingeniería española es capaz de hacer, superando todas las dificultades” pese al retraso de 20 meses. Pero ni en ese momento ni en la presentación de resultados del pasado 29 de julio mencionó el último dictamen de la Junta de Resolución de Conflictos (DAB por sus siglas en inglés), que ha rechazado la segunda mayor reclamación por sobrecostes del millonario proyecto transoceánico.

Según han confirmado fuentes oficiales de Sacyr, el DAB (Dispute Adjutication Board) ha dado la razón a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el promotor de la obra, y ha denegado la compensación solicitada por el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio constructor, por las fallas geológicas y la calidad del basalto, las dos cuestiones principales que llevaron a la paralización de las obras el 1 de enero de 2014. En una primera instancia, la empresa española, dueña del 40% de GUPC, había exigido casi 100 millones adicionales por estos conceptos, pero la Junta de Resolución le niega el derecho a esa indemnización

Se trata de la segunda mayor reclamación llevada al DAB por parte de Sacyr y sus dos socios, la italiana Impregilo y la belga Jan de Nul, después de que en enero de 2015 consiguiera que el organismo arbitral le diera parcialmente la razón por una disputa de 463 millones de dólares, de los que finalmente ganó 236 millones (192 millones de euros). La ACP recurrió este dictamen ante e Tribunal de Justicia de Miami, la última instancia jurídica que delibera sobre estos sobrecostes, tal y como Sacyr va a hacer ahora con los 100 millones perdidos por las fallas y el basalto.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. (EFE)
El presidente de Sacyr, Manuel Manrique. (EFE)

Fuentes jurídicas próximas al caso explican que esta primera sentencia del DAB sobre estos dos elementos es muy relevante porque tanto las grietas geológicas como el uso de este material para la obra dieron lugar a que el GUPC detuviese la construcción a principios de 2014 y presentase su primera gran reclamación por 1.600 millones. Es decir, que el consorcio ha cursado más compensaciones por ambos conceptos y se teme que este primer dictamen de la Junta de Resolución siente criterio para las próximas, aunque la constructora se aferra a que la corte de Miami atienda a sus argumentos para dar la vuelta al caso.

Este revés ha roto de forma provisional las previsiones de Sacyr y sus socios, que confiaban en que el DAB le diera la razón sobre el 50% de los 3.200 millones de euros reclamados hasta el momento, más de los 2.800 millones en los que se presupuestó la obra. Según fuentes oficiales del consorcio, de esta cantidad, la Junta ya ha resuelto sobre 800 millones, de los que hasta el último dictamen, la empresa española había ganado el 48% de los sobrecostes solicitados. La reciente resolución ha rebajado este porcentaje al 44%, cuatro puntos porcentuales menos que si se extrapolaran al total de lo reclamado supondría que las constructoras ingresarían 128 millones menos de lo estimado en sus cálculos y complicando la posibilidad de que Sacyr gane dinero con el mayor contrato de su historia.

Sin noticias en la CNMV

La sede de la CNMV. (EFE)
La sede de la CNMV. (EFE)

Desde Sacyr apuntan que, por otra parte, el DAB si se ha puesto de su parte en una demanda sobre los laboratorios para el hormigón y sobre las excavaciones de los americanos en 1939, requerimiento por el que cobrarán 7 millones de dólares, el 86% de lo solicitado. Hasta la fecha, el Tribunal de Justicia de Miami no se ha pronunciado por ninguno de los 800 millones que ya han pasado por las manos de los árbitros de la Junta de Resolución.

Sacyr no hizo ninguna mención sobre estos veredictos en la presentación de resultados del primer semestre, realizada el pasado viernes. Ni en los documentos oficiales remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ni en la conferencia telefónica mantenida con analistas. Desde la empresa se indica que no se incluyeron estas sentencias porque fueron recibidas en julio, pero en cambio si hace referencia a dos hitos -el cobro del dividendo de Repsol y la adjudicación de una obra en Italia- que tuvieron lugar en el mismo mes. La compañía explica que al no suponer ninguna salida de caja y al ser recurrible el dictamen no han creido necesario hacer ninguna comunicación especial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios