El Banco Santander escenifica el hartazgo empresarial ante la crisis política en España
  1. Empresas
caída de resultados de un 32%

El Banco Santander escenifica el hartazgo empresarial ante la crisis política en España

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, muestra inquietud ante el impacto económico que pueda tener el retraso en la formación de un Gobierno estable

placeholder Foto: El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez. (EFE)
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez. (EFE)

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, puso ayer el dedo en la llaga de la incertidumbre política que aqueja a España, recordando que en su momento descartó un impacto a corto plazo en la economía, pero escenificando, al mismo tiempo, el hartazgo que la situación actual está produciendo en el mundo empresarial: “Las cosas pueden cambiar”, añadió en una clara manifestación de inquietud ante la posibilidad de que se prolonguen de manera indefinida las negociaciones para la formación de un nuevo Gobierno.

Las palabras del 'número dos' de Ana Botín, al margen de la sutileza y los matices con que hablan los banqueros en nuestro país, coinciden con un momento crítico del debate que las principales fuerzas políticas mantienen a raíz de las pasadas elecciones del 26-J. La incapacidad manifiesta para llegar a un consenso impide en estos momentos garantizar la investidura del presidente en funciones, Mariano Rajoy, que tampoco tiene nada claras las opciones reales de defender su candidatura como futuro jefe de un nuevo Ejecutivo en nuestro país.

Foto: Entrada de la Ciudad Financiera del Santander en Boadilla del Monte (Madrid). (EFE)

La desconfianza del PP, en su condición de ganador de los comicios, se conjuga con los planteamientos de los principales grupos opositores para formar una alternativa de izquierdas que aspire a promocionar la figura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, como eventual presidente del Gobierno. La combinación de las distintas quinielas políticas no hace sino incrementar la zozobra en los medios empresariales como demuestran las manifestaciones del consejero delegado del Banco Santander.

Al margen de todas las derivas políticas habidas y por haber, los resultados contabilizados por la entidad cántabra al término del primer semestre han convencido a los mercados, como demuestra la cotización del valor en bolsa que al cierre de ayer subió un 4,43%. Los inversores han aceptado la foto fija exhibida por el Banco Santander asumiendo que la evolución de estos primeros seis meses del año ha superado la expectativa, bastante más negativas, que anunciaban días atrás los analistas.

El Banco Santander convenció a los mercados con una presentación de resultados ajustada de menores resultados extraordinarios y peores tipos de cambio

El beneficio atribuido de 2.911 millones ha supuesto una caída contable del 32% pero los mercados han entendido que la evolución negativa de la entidad se ha debido principalmente a factores exógenos a la gestión, como son principalmente la disminución de los resultados extraordinarios y la depreciación de las principales divisas de los diferentes países en que opera el grupo presidido por Ana Botín. Excluyendo ambos condicionantes, el Banco Santander consigue dar un regate en corto a los agoreros que pronosticaban un batacazo en bolsa y sitúa en alto el listón de cara a sus principales competidores que rendirán cuentas en las próximas 48 horas.

Dejando a un lado los resultados extraordinarios y el efecto negativo de los tipos de cambio, la cascada del Banco Santander muestra una mejora del 8,9% en el beneficio ordinario gracias a los mayores ingresos comerciales y el menor coste del crédito. La entidad obtiene además, con este ajuste contable, una mejora del margen de intereses del 3% y un incremento del margo burto del 4%. El beneficio antes de impuestos crece igualmente un 7%. Todo ello con un aumento de las comisiones del 7,7%. El ratio de mora se sitúa en el 4,29% y el ratio de capital de máxima calidad se eleva al 10,36%, garantizando plenamente el cumplimiento de los test de estrés que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) hará públicos este viernes.

El análisis de los principales negocios por países del primer banco español ponen de manifiesto una cierta recuperación de las operaciones en Brasil y de la filial Consumer Finance, que apuntala las cifras del grupo. Las cifras de resultados en España dejan, por el contrario, bastante que desear, lo que explica también el mensaje de advertencia del consejero delegado dle Banco Santander. En Reino Unido, las expectativas tampoco parecen muy halagüeñas, dada la situación de la economía británica, los impuestos y la incidencia de los tipos de cambio. A fin de cuentas, en los resultados del primer semestre la incidencia del Brexit no ha hecho más que empezar.

Noticias del Banco Santander Ana Patricia Botín José Antonio Álvarez Mariano Rajoy Pedro Sánchez Bancos españoles
El redactor recomienda