José Manuel Calvo, consejero de Urbanismo

"Trinitario Casanova debe poner en uso el Edificio España cuanto antes"

En la primera entrevista que concede desde que Wanda ha vendido a Baraka el Edificio España, el concejal de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid deja ver su confianza en el nuevo proyecto

Foto: José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible. (EFE)
José Manuel Calvo, concejal de Desarrollo Urbano Sostenible. (EFE)

Serio, tranquilo, con un punto de arrogancia que se mueve a medio camino entre una alabable valentía y una corregible inexperiencia, José Manuel Calvo lleva un año abordando mediáticos desafíos con la oposición, grandes empresas, cooperativistas, e incluso, facciones de su propio partido. Es lo que tiene gobernar. Y todo, porque está al frente del área que, probablemente, más titulares ha dado desde que Ahora Madrid se hizo con el Palacio de Cibeles: la Concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible.

Sin embargo, en las últimas semanas se han producido dos hitos que marcan un punto de inflexión en la gestión de este arquitecto de 32 años y detrás de los cuales está la figura del gigante chino Wanda Group: el acuerdo logrado con Mahou y el Atlético de Madrid en Operación Calderón, y la venta del Edificio España a Baraka, el conglomerado empresarial de Trinitario Casanova.

PREGUNTA. ¿Se ha sentado ya con Trinitario Casanova o con representantes de Baraka?

RESPUESTA. El próximo viernes, 29 de julio, hay fijada una reunión, que organizamos nada más conocer la noticia para tener ese primer contacto.

"El viernes, 29 de julio, hay fijada una reunión, con Baraka, una primera toma de contacto, que organizamos al conocer la venta del Edificio España"

P. Pero, ¿se enteraron por la prensa?

R. Conocíamos todo desde un segundo plano: el proceso de venta, de recepción de ofertas y también que se había fijado mediados de julio para tomar una decisión... Otra cosa es que se trata de una empresa privada, que toma una legítima decisión de venta sobre un edificio que es suyo, y no tiene por qué comunicárselo a la Administración. Nuestra obligación es hacer que se cumpla la ley y respetamos la decisión del empresario.

P. ¿Qué líneas rojas le va a marcar a Baraka?

R. El Ayuntamiento no pone líneas rojas, sólo puede exigir que se cumpla la legalidad. Pero sí me gustaría destacar que en el caso concreto de la fachada del Edificio España, las líneas rojas legales son competencia de la Comisión Local de Patrimonio Histórico, que es un órgano de la Comunidad de Madrid. A partir de aquí, será el propietario quien decida qué proyecto quiere llevar a cabo.

P. ¿Tampoco surgirán problemas con aspectos como la volumetría, la fachada posterior...?

R. Manteniendo siempre la legalidad, será el propietario quien decida qué proyecto quiere llevar a cabo, con más o menos modificaciones. En mi opinión, lo más adecuado sería, sencillamente, rehabilitar el edificio, adecuarlo y ponerlo en uso cuanto antes.

Vista de la Plaza de España. (EFE)
Vista de la Plaza de España. (EFE)

P. ¿Y las plazas de aparcamiento?

R. Estoy convencido de que pedirán la exención de las plazas, porque no tiene sentido meter un montón de plazas debajo del edificio. Lo razonable sería tener 200 o 300, pero no irse a 700, porque a la Plaza de España no se va en coche...

P. Pero si construyen viviendas de lujo, los propietarios querrán plazas de garaje.

R. No se trata de un proyecto residencial. A Trinitario Casanova le interesa la parte comercial, y el resto del edificio va a ser fundamentalmente un hotel. Lo que debe hacer es solicitar la exención al Ayuntamiento, y lo hará por defecto.

P. ¿Y qué va a ocurrir con la Plaza de España? Porque Baraka no tiene ninguna obligación de invertir en su remodelación.

R. El proyecto de la Plaza y del Edificio son independientes. El Ayuntamiento va a tratar de comprometer a todos los agentes, porque la mejora de la plaza juega en favor de todos, pero el Ayuntamiento asumirá sus responsabilidades.

P. ¿Por qué ha generado tanto escándalo este rascacielos, cuando hay proyectos mucho más importantes para la ciudad?

R. Desde el punto de vista simbólico, tenía todos los ingredientes para transcender del ámbito local al nacional, porque era un gran inversor internacional y un edificio simbólico, y se creó el mantra de que nosotros penalizábamos las inversiones, cuando no es cierto. Y el caso del Edificio España demuestra que cuando un Ayuntamiento obliga a respetar la legalidad, siempre hay inversores.

"Lo que el Edificio España ha demostrado es que, cuando un Ayuntamiento obliga a respetar la legalidad, siempre hay inversores interesados"

Aunque esquive decirlo abiertamente, Calvo deja entrever un profundo malestar por los duros ataques que ha recibido su concejalía, y sin necesidad de preguntas al respecto, arranca un alegato sobre la relación de su Ayuntamiento con los inversores privados y los empresarios.

"En el mundo empresarial se sabe que este Ayuntamiento facilita las cosas. Ahí están Calderón, Bernabéu, Canalejas... No es cierto que los empresarios nos tengan miedo, y no tenemos ningún interés en fastidiar al inversor privado. Ese es un mantra que han intentado construir desde la oposición y, frente a todo ese mantra, lo que ha demostrado la resolución de este asunto (el Edificio España) es que hay muchos inversores interesados en Madrid. Lo que realmente ha perjudicado a la ciudad es el mensaje de que este Ayuntamiento ha perjudicado a la ciudad, no el Ayuntamiento".

Sin embargo, este discurso colisiona frontalmente con la tensas relaciones que mantiene el consistorio con Distrito Castellana Norte (DCN), filial de BBVA que ha visto como el equipo de Calvo ha echado por tierra sus planes en Operación Chamartín para poner sobre la mesa un nuevo proyecto.

Calvo está abierto a negociar Operación Chamartín. (EFE)
Calvo está abierto a negociar Operación Chamartín. (EFE)

P. Antes de que ustedes presentaran su propuesta, la alcaldesa, Manuela Carmena, se escudó en que debía esperar a que el nuevo ministro de Fomento tomara una decisión sobre el plan de BBVA. Todo apunta a que volverá a ser alguien del PP. ¿Se replanteará entonces dar luz verde a DCN o, al menos, a buscar una solución intermedia entre este plan y el suyo?

R. Lo que nosotros hemos puesto sobre la mesa es un documento de bases y estrategia para definir un modelo urbano y negociar con todos los agentes. Pero lo que Fomento ha hecho ha sido defender los intereses de un banco.

P. Bueno, defiende los intereses de Adif, que necesita ese dinero para todo su plan de Cercanías.

R. Fomento defiende el rescate de una empresa, Adif, quebrada por haber construido estaciones de AVE que sólo usa un pasajero al día o a la semana. ¿Sabes cuánta deuda tiene Adif? Cerca de 20.000 millones. ¿Seguro que dentro de toda esa cifra no puede soportar 1.000 millones más para el plan de Cercanías?

P. Pero la realidad es que necesita un acuerdo con ellos y no parece fácil.

R. También Distrito Castellana Norte decía que iba a marcharse a finales de año si no se desbloqueaba la operación... La mayoría va de farol, y como se va tanto de farol, es muy fácil negociar. Con un nuevo ministro seguro que vamos a llegar a un acuerdo.

P. Y en Mahou-Calderón, ¿por qué no van a soterrar la M-30?

R. No tiene ningún sentido, el vehículo privado es profundamente insostenible y nuestro modelo es quitar tráfico, no esconderlo. Dicho esto, lo que nos llevó a adoptar esta decisión es que debíamos reducir la carga del proyecto para poder reducir la edificabilidad, y para ello se necesita una solución alternativa a cubrir la M-30, que se puede hacer manteniendo la estructura del estadio y poniendo una losa. El resultado es que, en vez de 140 millones de gasto para el Ayuntamiento, serán 40 o 50 millones.

"Fomento ha defendido los intereses de un banco (BBVA) y una empresa (Adif) que está quebrada por construir estaciones de AVE sin pasajeros"

P. ¿Cómo se explica que no haya obligación de enterrar la M-30 y sí de soterrar las cocheras de Metro?

R. Porque en Mahou-Calderón no hay ninguna ficha de ordenación que obligue al soterramiento, y si la hubiera, haríamos una modificación puntual.

P. ¿Y por qué no la hacen para las cocheras?

R. Si los cooperativistas quieren hacerla, que lo planteen. Pero, como ha ocurrido en Mahou-Calderón, eso supondrá cambiar todo el plan y reducir la edificación, además de que se retrasará todo el proyecto año y medio. Metro es el responsable íntegro de todo lo que ha ocurrido y está obligado, como la gestora, a devolver todo el dinero a los cooperativistas.

La nueva Operación Calderón.
La nueva Operación Calderón.

P. El PP ha hablado mucho de la herencia recibida, ¿cuál le ha dejado a usted?

R. He recibido una herencia nefasta. Primero, un montón de proyectos paralizados en los tribunales, como Valdebebas, Calderón, Canalejas, Chamartín... Segundo, una serie de cadáveres urbanísticos, como el Anillo Olímpico o la Quinta Torre, que es el agujero más caro del mundo. Tercero, una falta de recursos materiales y humanos, porque fueron desmantelándolo todo, que ahora nos está generando problemas muy serios en la tramitación de licencias. Si antes un técnico tenía tres expedientes, ahora tiene que llevar 60, y, evidentemente, todo esto ralentiza los proyectos. Lo que no puede ser es que estemos tardando seis meses, ocho meses, un año en dar una licencia, y lo estamos tratando de reconducir, pero, evidentemente, no se reconduce en un año. No teníamos ni herramientas informáticas para tramitar licencias.

P. También se ha hablado mucho sobre la corrupción pasada en este área, pero los políticos no son los únicos responsable, porque siempre hace falta la firma de un técnico que lo avale. ¿No cree que también ahí deberían depurarse responsabilidades?

R. Tienes toda la razón, por eso nosotros hemos abierto una comisión de investigación dentro del Ayuntamiento. Yo no he identificado ningún proceso ilegal, porque lo habríamos puesto en manos de la Fiscalía, evidentemente, pero la mayor parte de los procesos que se hicieron, donde se aprecian este tipo de irregularidades, efectivamente, contaron con firmas de determinados responsables técnicos y jurídicos. Todo eso está en la comisión de investigación, a la que el PP, por cierto, no se presenta. Supongo que sus motivos tendrá.

"Hemos remitido a la comisión de investigación del Ayuntamiento expedientes donde hemos detectado irregularidades, como Paseo de la Dirección"

P. Pero, ¿una comisión específica de urbanismo?

R. Es una comisión del Ayuntamiento. Por ejemplo, aquí en el área se va a llevar el expediente de Paseo de la Dirección, que tuvo una adjudicación a Dragados hace diez años.

P. ¿Algún otro?

R. Hay un listado.

P. ¿Está Juan de Mena, que ha supuesto ya la imputación de cuatro exaltos cargos de Urbanismo?

R. Creo que ese no está, porque ya está judicializado.

P. La venta de vivienda social a fondos también se había judicializado y eso no impidió que se abriera una comisión de investigación...

R. Sí, sí, no, claro. Los expedientes que se consideran que deben estar ahí, se han llevado a la comisión. Lo ha coordinado Hacienda, y los expedientes que ha pedido, se le han dado. Y luego hay algunos casos específicos, como este de Paseo de la Dirección, que se llevan, pactados también con partidos de la oposición.

El área de Desarrollo Urbano Sostenible ha remitido varios expedientes a la comisión de investigación. (EFE)
El área de Desarrollo Urbano Sostenible ha remitido varios expedientes a la comisión de investigación. (EFE)

P. ¿Por qué parece imposible que los diferentes partidos políticos se pongan de acuerdo en Urbanismo? Da la impresión de que es la Educación de los gobiernos locales.

Urbanismo es un tema que facilita mucho la polémica, es fácil establecer el margen de buenos y malos, la complejidad que tienen los expedientes generan diferencias de criterios técnicos que contribuyen a generar una discrepancia que se traduce en una confrontación política, hay una enorme presencia de la protesta vecinal y eso hace que los partidos se puedan alinear... Todo eso contribuye a generar climas de confrontación donde cada uno se posiciona en función de los intereses que tenga.

P. Que no son los del ciudadano.

R. La ciudad también es un territorio de conflicto, hay ciudadanos en confrontación. Además, el Urbanismo es, junto con Medio Ambiente, la materia donde la conformación de la ciudad está más a la vista, cortas un árbol o levantas un edificio y siempre va a haber gente en contra. Y los grupos se posicionan en función de los intereses objetivos o en función también de la coyuntura, de la estrategia que tengan en cada momento.

P. Pero la estrategia política, insisto.

R. Sí, pero, por ejemplo, el PSOE, cuando estaba Carmona, se hizo una foto con la portavoz actual diciendo que Operación Chamartín había que sacarlo para adelante, y luego, con la nueva portavoz, Carmona y todo su grupo votan a favor de la anulación de ese plan. Esto te demuestra que no hay un criterio objetivo respecto de este plan, lo que ha habido es un cambio de estrategia, por la coyuntura.

"Metro y la gestora tienen que devolver todo su dinero a los cooperativas de las cocheras de Cuatro Caminos"

P. ¿Y cómo le sienta cuando se le compara con el PSOE de los 80 y 90?

R. Nunca se vuelve a ningún modelo. Los modelos se van configurando en función de muchos condicionantes, y desde luego no tienen nada que ver los 80 con este momento. Ahora, si lo que me dices es: ¿se está recuperando un determinado discurso, que apuesta por lo público, por la recuperación de la ciudad frente a la expansión descontrolada, por los planes de barrio...?, Sí. ¿El modelo tiene algo que ver con lo que hicieron en los 80? No. Para empezar, hay una diferencia estratégica sustancial, y es que en los 80 lo único que hicieron, con mucho sentido en aquel entonces, fue iniciar la redacción de un nuevo plan general, y yo lo primero que hice fue decir que no hacía falta hacer un nuevo plan general, sino que había que ir a un modelo de planes estratégicos, sectoriales, donde se replantee la movilidad en su conjunto, la estrategia urbana en su conjunto, el equilibrio territorial en su conjunto, y donde para las grandes actuaciones -Mahou-Calderón, Chamartín, Canalejas, los desarrollos del sureste, Valdebebas...-, que exigen un análisis profundo de cada una de ellas, se diseñen soluciones específicas. Más allá de esto, y al margen de que pueda existir una identificación de la que yo estoy orgulloso y que reivindico sin ningún problema, yo no me siento alineado con ninguna pegatina partidista, sino con un modelo de sociedad. Ese discurso que encabezó Mangada, Leira, Gago y toda esa gente... Ese discurso yo lo reivindico para hoy. Ahora, ¿tiene algo que ver el modelo y las políticas?, muy poco, porque Madrid ha cambiado mucho.

P. ¿Qué legado querría dejar a Madrid?

R. Creo que a este Gobierno se le debería recordar en materia de Urbanismo por haber cambiado el modelo de movilidad en el conjunto de la ciudad y por haber apostado por un modelo de reconversión energética donde hayamos construido un sistema de regeneración urbana, tanto de espacios públicos como de vivienda, que nos sirva para generar empleo y para mejorar la eficiencia energética de nuestros edificios. Llevar a cabo esta transición energética, productiva y urbana... Si este gobierno consigue sentar las bases de esto, que es un proyecto a 15 o 20 años, nos podemos dar por satisfechos. ¡Y si conseguimos ya que el Edificio España se ponga en marcha... es el broche de oro! (bromea).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios