firma otras actas en disconformidad

Iberdrola paga a Hacienda una liquidación récord de 344 millones tras pleitos fiscales

La eléctrica ha firmado actas en conformidad tras la revisión de sus impuestos entre 2008 y 2011 en una inspección rutinaria realizada por la Agencia Tributaria hace dos años

Foto: Sede central en Bilbao de Iberdrola. (EFE)
Sede central en Bilbao de Iberdrola. (EFE)

Para Cristóbal Montoro no hay Gobierno en funciones que valga. El ministro de Hacienda sigue ejerciendo el cargo con total severidad. Prueba de ello es la liquidación que ha obligado a pagar a Iberdrola por un total de 344 millones de euros, tras revisar el pago del impuesto de sociedades y el IVA entre 2008 y 2011.  La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán, que el pasado miércoles se vanaglorió de la contribución de la eléctrica a las arcas públicas, ha optado por no pleitear y abonar una cuantía récord.

El dictamen parte de una investigación iniciada el 11 de marzo de 2014 por la Agencia Estatal de Administración Tributaria sobre el Grupo Iberdrola. Se trató de una comprobación general de impuestos relacionados con los ejercicios 2008 y 2011, ambos incluidos. En concreto, el impuesto sobre sociedades de los ejercicios 2008 a 2011, el impuesto sobre el valor añadido de los ejercicios 2010 y 2011, las retenciones sobre rendimientos del trabajo de mayo de 2009 a diciembre de 2011 y las retenciones sobre rendimientos del capital mobiliario y a cuenta de la imposición de no residentes de los ejercicios 2010 y 2011.

En diciembre de 2015, se incoaron actas con acuerdo y de disconformidad en relación con el impuesto sobre sociedades de los ejercicios 2008 a 2011 (actas específicas en materia de precios de transferencia), y de conformidad (con cuota cero) en materia de retenciones sobre rendimientos del trabajo a cuenta del I.R.P.F, así como de retenciones sobre rendimientos del capital mobiliario y a cuenta de la imposición de no residentes.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

En el primer semestre de 2016, Iberdrola ha procedido a la firma de las actas de conformidad y de disconformidad en relación con el impuesto sobre sociedades, ejercicios 2008 a 2011 y con el Impuesto sobre el Valor Añadido, ejercicios 2010 y 2011, y ha recibido los correspondientes acuerdos de liquidación confirmatorios de las actas de disconformidad. Tras las pesquisas realizadas por los técnicos de Hacienda, el grupo energético ha aceptado pagar 344 millones de euros, importe que asegura ya tenía provisionado.

Por el contrario, Iberdrola ha decidido pleitear por otras inspecciones de la Agencia Tributaria sobre el fondo de comercio financiero, susceptible de amortización fiscal, por la compra de Scottish Power en 2006 por 17.200 millones, así como por la exención por dividendos de la compañía escocesa al entender que  es incompatible con un ajuste de valor de la cartera por cobertura de inversión neta. Fuentes del mercado aseguran que, dado el importe del que se trata, la resolución final podría tener gran incidencia en Iberdrola si el dictamen es desfavorable.

Molinos de viento de la compañía Iberdrola. (Reuters)
Molinos de viento de la compañía Iberdrola. (Reuters)

Por si no fuera poco, en julio de 2016 la Comisión consultiva ha apreciado la concurrencia en una operación de cambio de deudor en algunas emisiones de bonos, de las circunstancias establecidas en el artículo 15.1 de la Ley General Tributaria, lo que dará lugar a nuevas actas 2009, 2010 y 2011 que Iberdrola avanza que firmará en disconformidad.

Bonus millonario a la vista

No todo ha sido negativo con Hacienda. Iberdrola explica que en el primer semestre de 2015, y derivado de las sentencias del Tribunal Supremo de noviembre de 2014 sobre el cálculo del volumen de operaciones de Iberdrola Distribución, S.A.U. efectuó el pago de las liquidaciones tributarias derivadas de actas de inspección incoadas al Grupo Fiscal 2/86, El importe de las liquidaciones tributarias abonadas el pasado año fue de 104,5 millones euros. Finalmente, el importe pagado por Iberdrola Distribución, S.A.U. fue mayor (166,7 millones), por lo que ha recibido la diferencia de Iberdrola por los créditos fiscales del Grupo utilizados en dichas actas.

Iberdrola registró un beneficio neto de 1.457 millones de euros durante los seis primeros meses del año, lo que supone un descenso del 3,3% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.  El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 3.892 millones de euros, un 1,4% superior al del primer semestre de 2015. Asimismo, el beneficio neto recurrente aumentó un 13,8%, hasta los 1.427 millones de euros, impulsado por la buena evolución operativa de los negocios y la reducción del gasto financiero, que cayó un 30,3%. Unos resultados que, de consolidarse en el segundo semestre, garantizarán un bonus de hasta 117 millones de euros a la cúpula directiva.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios