conversaciones avanzadas en tres frentes

Los Villar Mir lanzan un plan de choque: venta de México, Ferroglobe y Canalejas

El nuevo consejero delegado de OHL y hombre de confianza de la familia ha decidido vender activos para ahuyentar a los inversores que apuestan a la baja contra la constructora

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

Tarde, pero a tiempo. Grupo Villar Mir ha decidido poner en marcha un agresivo plan de ventas para ahuyentar a todos los inversores especulativos que están apostando a la baja contra OHL al considerar que el 'holding' familiar no será capaz de pagar su deuda. Según aseguran fuentes próximas a la sociedad, Tomás García Madrid, el nuevo hombre fuerte, ha puesto el cartel de venta a varias de las concesiones que la constructora tiene en México, a una participación minoritaria en Ferroglobe (antigua Ferroatlántica) y a un porcentaje de Complejo Canalejas, el proyecto inmobiliario de lujo en el centro de Madrid.

García Madrid, que el pasado 23 de junio fue designado consejero delegado de Grupo OHL y vicepresidente segundo, negocia ya con varios potenciales inversores el traspaso de algunos activos que hasta ahora eran estratégicos, pero de los que que la complicada situación financiera del 'holding' obliga a desprenderse. Según indican fuentes cercanas a la cúpula directiva de los Villar Mir, el hombre que ha asumido las funciones de Josep Piqué ha abierto ya conversaciones con fondos de inversión de infraestructuras que están dispuestos a comprar OHL México, la filial latinoamericana que se vio envuelta en un caso de corrupción con las autoridades locales.

La empresa española ya ha depurado todas las responsabilidades, con el cambio de prácticamente todo el equipo ejecutivo de esta subsidiaria, y ya ha comenzado a recibir ofertas. El debate en la sede central de Madrid es si vender toda la compañía o solamente algunas de las concesiones. García Madrid se decanta más por la segunda opción, pese a que OHL podría obtener casi 1.900 millones por la filial mexicana, lo que resolvería casi completamente los apuros financieros de la constructora y de la familia.

Operación Canalejas. (EFE)
Operación Canalejas. (EFE)

Abertis ha estado interesado en quedarse con toda la compañía latinoamericana, mientras que el fondo australiano IFM Global Infraestructure Fund está dispuesto a quedarse con algunas de las carreteras que ahora gestiona la española. De hecho, en 2015 ya le compró el 24,99% de Concesionaria Mexiquense (ConMex) por 513 millones de euros, transacción que ahora podría tener una segunda parte. Según distintas fuentes, las conversaciones ya están en marcha ante el interés del fondo por aumentar su participación de la autopista que une Querétaro, Veracruz y Puebla con la capital, de la que OHL mantiene el 75% restante.

Los Villar Mir tienen otras seis concesiones en el país, pero de menor tamaño, ya que generan menos ingresos y menos ebitda que ConMex. La cotización de OHL Mexico, que se hundió hasta mínimos históricos -16 pesos- en noviembre del pasado año tras la revelación de unas polémicas escuchas, ha recuperado brío -se cambia a 22 pesos-, aunque está aún muy lejos de los 42 pesos que alcanzó en su momento más álgido. Fuentes oficiales han indicado que el grupo no tiene intención de vender ningún activo en México pese al interés generado.

La familia ha contratado un derivado con Goldman Sachs para bajar su participación en Ferroglobe, que ha perdido un 29% de su valor en bolsa en siete meses

Otra operación en marcha es la venta de al menos el 3% de Ferroglobe, la sociedad que cotiza en la Bolsa de Nueva York tras la fusión de Ferroatlántica con Globe Speciality Metals. Según documentación enviada a la Securities Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, los Villar Mir han contratado un derivado con Goldman Sachs para desprenderse de esta participación de la compañía con sede en Londres, de la que la familia española controla el 57%. Por este pequeño paquete, podría ingresar unos 50 millones de dólares, una cantidad que se presume pequeña, pero que algunas fuentes señalan como el primer paso para una venta mayor a medio plazo.

Desde que Ferroglobe cotiza como compañía fusionada (el 23 de diciembre de 2015), su cotización ha caído un 28,5% por el desplome de las materias primas y de los metales, lo que ha reducido el valor de la participación de los Villar Mir a 943 millones de dólares, respecto a los cerca de 1.700 millones en los que se tasó su 57% cuando anunciaron el acuerdo en febrero de 2015. Esta participación está pignorada a favor de un crédito concedido por Crédit Agricole, Banco Santander y HSBC por 415 millones de dólares, el cual vence en marzo de 2017.

Un inversor de lujo para Canalejas

La última transacción en marcha es la entrada de un socio financiero en Complejo Canalejas, un proyecto de rehabilitación de hasta siete inmuebles contiguos situados entre las calles Alcalá, Sevilla, Plaza de Canalejas y Carrera de San Jerónimo, apenas a 200 metros de la Puerta del Sol. Las mismas fuentes señalan que los Villar Mir cerrarán en los dos próximos meses la venta de un paquete minoritario en este desarrollo inmobiliario, que contará con viviendas de lujo, un gran centro comercial de 16.000 metros, un aparcamiento subterráneo y un hotel Four Seasons de más de 200 habitaciones.

La familia tiene que invertir cerca de 700 millones en Complejo Canalejas, financiado parcialmente con un crédito de Banco Santander, Caixabank y Popular

La familia tiene que invertir cerca de 513 millones de euros en este proyecto, que ha sido financiado parcialmente con un crédito de Banco Santander, CaixaBank y Banco Popular. Una carga que quiere aligerar con la venta parcial del Complejo Canalejas, que abrirá sus puertas entre 2018 y 2019, después de conseguir el pasado mes de mayo las autorizaciones municipales para reanudar las obras.

“Los 'hedge funds' saben que la familia está mal y se ponen cortos contra OHL, que al mismo tiempo tiene deuda con 'margin calls' -cláusulas- que cuando saltan les obligan a poner más garantías por la caída de la cotización”, explica el responsable de un banco internacional. Una pescadilla que se muerde la cola que ha obligado a la familia a ordenar la retirada y vender Torre Espacio por 558 millones, un 7% de Abertis y hasta un 18% de Inmobiliaria Colonial.  Se esperan más desinversiones tras el derrumbe en bolsa de OHL, que solo vale los 1.000 millones por los que amplió capital el pasado mes de octubre.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios