comunicado oficial a los trabajadores

Abengoa confirma los peores presagios: aplaza 'sine die' la paga extra de julio

La compañía ha enviado un comunicado a la plantilla en el que reconoce su incapacidad para saldar la extra de verano y confía su futuro pago al acuerdo de reestructuración

Foto: Abengoa ha retrasado sin fecha la extra de julio. (Reuters/Marcelo del Pozo)
Abengoa ha retrasado sin fecha la extra de julio. (Reuters/Marcelo del Pozo)

Los peores presagios se confirmaron este lunes para la plantilla de Abengoa. Según ha comunicado la empresa a los trabajadores a través de un correo interno, al que ha tenido acceso este medio, la compañía andaluza no abonará la extra de julio, cuyo desembolso se ha pospuesto hasta una fecha indeterminada.

"La situación en estos momentos nos obliga a demorar, de manera excepcional, el abono de la paga extraordinaria de julio. Confiamos en que esa demora sea la mínima posible y poder satisfacer cuanto antes dicho abono. Mantendremos, como ya hicimos en una situación precedente, el pago regular en nuestros centros industriales", ha apuntado Abengoa en el comunicado a los trabajadores.

La compañía hace referencia a las conversaciones que está manteniendo con fondos y acreedores financieros para sellar un acuerdo de reestructuración como el hito "que debe permitir dar solución a la situación financiera actual", pero sin especificar ningún horizonte concreto, según recoge el 'mail', que firma el propio consejero delegado del grupo, Joaquín Fernández de Piérola.

'Mail' enviado por Abengoa a su plantilla.
'Mail' enviado por Abengoa a su plantilla.

Como adelantó El Confidencial, aunque el equipo de Antonio Fornieles, actual presidente de Abengoa, está haciendo un esfuerzo ímprobo por reconducir la situación de la compañía, la falta de dinero en metálico ha provocado que incluso los asesores del proceso de reestructuración -banco de inversión, auditores, consultores y abogados- lleven meses sin cobrar.

Esta incapacidad está generando nuevos grupos de acreedores y, de hecho, las facturas que el grupo andaluz tiene con KPMG, Houlihan Lokey y Alvarez & Marsal, así como con los respectivos despachos legales -Linklaters, Cortés, Uría y Menéndez y DLA Piper-, ascienden a más de 40 millones.

Pendientes de la próxima nómina

Tras la dura noticia que supone comunicar el impago de una nómina, Abengoa se enfrenta ahora a la necesidad de obtener nuevos fondos, ya no solo para saldar esta extra en algún momento futuro sino para garantizar a sus 24.000 empleados el correcto cobro del resto de mensualidades.

Aunque, hasta ahora, la compañía ha conseguido siempre ir saldando sus obligaciones con la plantilla, salvo retrasos puntuales, como ocurrió con la extra de Navidad, la tensión de tesorería ha ido incrementándose en los últimos tiempos, debido a la pérdida de negocio y a la imperiosa obligación de priorizar los pagos a algunos proveedores que han dejado de suministrar después de meses de impagos, lo que está dificultando el cumplimiento con los trabajadores.

Por ejemplo, Abengoa confiaba en que la venta del 50% de la planta de Ashalim (Israel), anunciada el pasado 27 de abril, le hubiera permitido saldar la extra de verano, pero lo cierto es que esta participación está vendida, pero no cobrada, lo que ha llevado a la empresa a tener que tomar esta drástica medida.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios