El cártel del AVE repartía los contratos con códigos vinculados al 'gordo' de Navidad
  1. Empresas
la cnmc denuncia prácticas realmente inauditas

El cártel del AVE repartía los contratos con códigos vinculados al 'gordo' de Navidad

La CNMC ha desvelado que los contratistas de Adif involucrados en el cártel del AVE utilizaban códigos secretos vinculados al 'gordo' de Navidad para repartirse los contratos

Cosas veredes que te llenarán de asombro, que decía don Quijote. En esta ocasión es la CNMC la que ha comprobado con estupor algunas de las prácticas más singulares que pueden ser empleadas por las empresas contratistas de infraestructuras ferroviarias para repartirse las obras adjudicadas por Adif. De acuerdo con la última resolución sobre el llamado cártel del AVE,desmantelado la pasada semana, algunas de las compañías sancionadas utilizaban códigos secretos vinculados con el 'gordo' de la Lotería de Navidad para ajustar los repartos de las obras que previamente habían acordado.

El organismo regulador de la competencia señala que los correos electrónicos, intervenidos durante la fase de investigación, ponen de relieve lo que define como un 'caso especial'. Dicho supuesto afecta a las empresas Amurrio Ferrocarril y Equipos, Jez Sistemas Ferroviarios y Talleres Alegría SA, que se distribuían los contratos de obra dependiendo del número agraciado con el primer premio de la Lotería Nacional. La CNMC especifica que Jez se encargaba de la conversión de ancho de vía P-250, y Alegría y Amurrio, de los desvíos 318 y 760, de tal manera que si el 'gordo' era para Alegría, se quedaba con el desvío 760 y Amurrio con el 318, mientras que si salía impar, el reparto sería el contrario.

La resolución pone de manifiesto distintas conversaciones mantenidas por los directivos de estas empresas, entre ellos y también con Adif, en las que se evidencian negociaciones previas a la fecha de licitación pública. Dichos contactos entre los miembros del cártel ponen de manifiesto que los futuros contratistas discutían con los representantes de la empresa estatal dependiente del Ministerio de Fomento las condiciones de ejecución de los contratos, sabedores de que iban a ser con toda seguridad las adjudicatarias mediante la presentación de una oferta conjunta en forma de UTE (Unión Temporal de Empresas). Posteriormente, se llevaban a cabo los repartos de los contratos entre las empresas.

La certeza que tenían sobre el 'gordo' de la adjudicación las tres compañías del cártel era tal que ni siquiera se presentarona la apertura de las ofertas en algunode los expedientes licitados, lo que provocó un enfado monumental por parte de la empresa contratante.Las pruebas de la investigación son elocuentes al respecto, y dan muestras del 'rapapolvo' lanzado al responsable de la UTE:“Parece ser que no termináis de entender las instrucciones de trabajo emitidas desde Adif, y por supuesto veo que 13 millones de euros no son lo suficientemente importantes como para mandar a una persona a la apertura de esta mañana, tal y como ya se ha comentado en repetidas ocasiones. Este comportamiento es inadmisible y espero sea la última vez”, advirtióel directivo de la compañía estatal encargado entonces de la licitación.

El informe de la entidad supervisora señala también a la empresa Duro Felguera Rail, que se beneficiaba de losrepartos de los contratos, aunque no participaba en la UTE con lasotras tres constructoras. Las prácticas ilícitas desveladas por la CNMC se dilataron durante un periodo de 15 años, lo que demuestra la fortaleza del cártel constituido en torno a la licitación de la infraestructura ferroviaria. La intervención de las autoridades de competencia fue adoptada a raíz de unas denuncias formuladas por la actual dirección de Adif en 2014,coincidiendo con el envío a la Fiscalía Anticorrupción de los presuntos casos de corrupcion en las obras del AVE a Barcelona.

Las empresas tenían tal certeza sobre la adjudicación que, en alguno de los expedientes licitados, ni siquiera se presentaron al acto de apertura de ofertas

El primer expediente sancionador sobre la política de contratación de Adif se ha resuelto con una penalizaciónde 5,58 millones de euros, a repartir entre lascuatro empresas implicadas en la investigación.La verdad es que el importe de esta sanción no parece tampoco excesivo, si se tiene en cuenta que las conductas ilícitas permitieron ingresos a losadjudicatarios por valor de casi 500 millones de euros. La CNMC ha multado también a nueve directivos con 65.500 euros, en lo que representa el segundo castigo de carácter individual que impone el organismo de regulacióncontralos responsables directos de uncártel.

El 'supervisormayor del Reino'adoptó por primera vez este tipo de sanciones tipificadas en el artículo 63,2 de la Ley de Defensa de la Competenciacon motivo del 'cártel del pañal',y la repetición ahora de nuevas multas personales ha empezado a provocar undebate incipiente en medios jurídicos, que precisamente fue saldado este miércoles sin mayores remilgospor la magistrada de la Audiencia NacionalMercedes Pedraz: "Ya era hora de que se pusieran sanciones personales y, además, en materia de competencia, todavía salen baratísimas", sentencióla magistrada en un acto público organizado por la CNMC.

CNMC AVE Adif Licitación Pública
El redactor recomienda