"tenemos que hacer los deberes en lo digital"

Los autobuses presionan para crear un buscador que compita con Blablacar

La patronal echa de menos una central de reservas que integre a los operadores del sector. "No tiene sentido que todos -incluido Blablacar- estén en Rumbo menos nosotros"

Foto: Las empresas de autobuses admiten que no se saben vender. (EFE)
Las empresas de autobuses admiten que "no se saben vender". (EFE)

Imagine que quiere ir a la playa este fin de semana pero todavía no ha decidido cómo va a llegar hasta allí. Su primer impulso es escribir 'Madrid-Valencia' en Google para inspirarse, momento en el que topa con uno de tantos buscadores disponibles: Rumbo ofrece vuelos, hoteles, cruceros, coches de alquiler, escapadas, apartamentos, trenes, paquetes que combinan todo lo anterior... incluso reserva un espacio a Blablacar. ¿Dónde están los autobuses? Eso mismo se pregunta Rafael Barbadillo, presidente de Asintra.

"Necesitamos una central de reservas, un 'Amadeus' del sector. No podemos tener una 'app' distinta para cada compañía", señala el representante de la patronal de autobuses en declaraciones a este periódico. La era digital dejará fuera del mercado a todos aquellos que no sepan adaptarse, y las empresas de transporte son conscientes de ello. Esto no impide que sigan mostrándose reticentes a crear una plataforma única que integre a todos los operadores y facilite a los usuarios la planificación de su viaje. "Existe cierta resistencia, pero tenemos que romper esas mentalidades del pasado". 

Los turistas también entran en esa ecuación: no conocen los destinos de cada operador, tienen barreras -lingüísticas- añadidas y son descuidados por una industria que a veces se olvida de que España es líder en turismo. La mayoría de las páginas web traducen de forma 'chapucera' o ni siquiera se molestan en ofrecer información en otros idiomas, critica el CEO de la consultora The Salmon Factor. Pablo González es uno de los ponentes del curso de verano 'El transporte en autobús: una solución sostenible para la movilidad de las personas', organizado por Confebus y la Universidad Politécnica de Madrid.

No es la única crítica hacia un sector que no gastaba ni un euro en 'marketing' hasta hace cuatro días, como afirma Barbadillo. La patronal de autobuses presume de ofrecer buena calidad de servicio, una red que conecta todos los pueblos de España, unas infraestructuras estupendas y una moderna flota de vehículos, pero reconoce errores graves en su estrategia de comunicación con los clientes. "Tenemos un sistema de transportes maravilloso, pero no sabemos ponerlo en valor. No nos sabemos vender". 

Tenemos un sistema de transportes maravilloso, pero no sabemos ponerlo en valor. Antes no gastábamos ni un euro en 'marketing'

Sobre todo entre los jóvenes, un colectivo que se decanta por otras opciones impensables para sus abuelos. El auge del coche compartido está haciendo mucho daño a una industria hegemónica hace 20 años pero vulnerable hoy, ante la entrada de nuevos competidores. Eso sin citar otras amenazas, como los descuentos agresivos del AVE, que ya han convertido a algunas líneas en deficitarias. Todo ello obliga al sector a mejorar sus prestaciones, explorar nuevas vías de negocio, empezar a comunicar y dar visibilidad a las promociones. Pero... ¿existe margen para bajar precios?

Algunos empresarios del sector opinan que sí y están convencidos de que "vamos hacia eso". No tienen miedo ante las firmas internacionales que ya empiezan a publicitar su política de precios bajos en España y prometen convertirse en los 'Ryanair' de la autopista, como la británica Megabus. Barbadillo tiene sus reservas respecto al modelo 'low cost' y teme que el precio se convierta en el único criterio a valorar en las licitaciones. "Gestionar miseria durante 10 años es inconcebible si queremos mantener una tasa de empleo estable". Los costes de personal representan el 50% de los gastos totales. Unidos al combustible, suman el 75%.

¿Cómo recuperar a los clientes que se han fugado? "Debemos explorar nuevas líneas de negocio", como paquetes de autobús más hotel, dispositivos comerciales centrados en eventos deportivos o musicales, nuevas promociones, llevar encargos de 'e-commerce' a pueblos remotos donde las empresas logísticas no lleguen o demostrar más sensibilidad hacia el cliente, eliminando los gastos de gestión en la compra por internet. "Las posibilidades son infinitas. Vamos a hacer los deberes", promete Barbadillo.

Los autobuses mueven 1.200 millones de viajeros al año. (EFE)
Los autobuses mueven 1.200 millones de viajeros al año. (EFE)

La patronal saca pecho por sus salas de espera climatizadas, vehículos con wifi y TDT en directo o enchufes en algunas estaciones, pero admite que el sector "necesita vitaminas" para remontar el vuelo. Pese a todo, los autobuses son líderes en flujo de viajeros, con 1.200 millones al año, si bien la mayoría de los usuarios (65%) sigue haciendo cola en las ventanillas para comprar su billete. "Aún no estamos preparados para la era digital. No tenemos webs actualizadas ni somos activos en redes sociales", critica González.

Otros, como Gustavo Samayoa, tampoco descartan la importancia de la digitalización, pero recuerdan que apenas un tercio de los mayores de 65 años usa internet. "Muchos ancianos usan el autobús urbano porque no pueden bajar al metro. Mejorar la accesibilidad es importante, no podemos descuidar a ese colectivo", zanja el presidente de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI).

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios