Es noticia
Menú
Vueling pide a la Generalitat que medie ante Fomento para no perder derechos de vuelo
  1. Empresas
intenta eludir las peores medidas sancionadoras

Vueling pide a la Generalitat que medie ante Fomento para no perder derechos de vuelo

La aerolínea busca que las autoridades catalanas intercedan ante AESA para que se eviten medidas drásticas a cambio de garantizar los servicios y asumir las sanciones económicas

Foto: La ministra de Fomento, Ana Pastor (2d), junto al 'conseller' de Territorio y Sostenibilitat de la Generalitat, Santi Vila (i); el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar (2d), y el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont.
La ministra de Fomento, Ana Pastor (2d), junto al 'conseller' de Territorio y Sostenibilitat de la Generalitat, Santi Vila (i); el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar (2d), y el 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont.

La aerolínea Vueling teme que se pudieran consumar los peores augurios después del caos que se produjo en el aeropuerto de Barcelona-El Prat en el primer fin de semana de julio. Los graves retrasos y las cancelaciones de vuelos adelantados por El Confidencial, que dejaron a miles de pasajeros tirados a pie de pista, provocaron la reacción de las autoridades, fundamentalmente del Ministerio de Fomento, la autoridad competente en la materia.

El ministerio dirigido por Ana Pastor, a través de la Agencia Estatal de Seguridad Aerea (AESA), abrió expediente a la compañía del grupo tras los incidentes y obligó a la aerolínea a tomar medidas para mantener la operativa en sus cauces. Las sanciones pertinentes aún no se han hecho públicas, ni hay una fecha para las mismas, pero desde Vueling ya se están moviendo para que el desenlace sea el menos perjudicial posible.

Vueling acarrea graves retrasos y decenas de cancelaciones

De esta manera, fuentes conocedoras de la problemática señalan que Vueling ha solicitado el favor de la Generalitat para que medie ante Fomento y la sanción no acabe en la retirada de alguno de sus 'slots' (derechos horarios para operar vuelos en los aeropuertos que regulan el tránsito de aviones como El Prat). Descartada la retirada de la licencia, por lo menos mientras se mantenga su operativa sin incidentes en lo que resta de temporada, la aerolínea quiere evitar el mal mayor y acude a las autoridades catalanas. Vueling confía en que la Generalitat tenga la suficiente fuerza negociadora para que la sangre no llegue al río. Aun teniendo que asumir las sanciones económicas, las restricciones administrativas podrían tener un efecto mucho más nocivo en su negocio.

Vueling ha solicitado el favor de la Generalitat para que medie ante Fomento y la sanción no acabe en la retirada de alguno de sus 'slots' (derechos de vuelo)

En este punto, cabe destacar que no solo Vueling tiene interés en mantener sus 'slots', sino que también las autoridades competentes están interesadas en que haya un buen funcionamiento. Por un lado, la Generalitat consigue que Barcelona-El Prat no se vea perjudicado en su estatus como aeropuerto, dado que se trata de una infraestructura de primer nivel como nudo de conexiones. Por otro lado, tampoco Fomento consigue un rendimiento a corto plazo con la retirada de 'slots', dado que una menor operativa de vuelos también supone menores ingresos por tasas y otros servicios de los que se beneficia AENA, participada por el Estado a través de Enaire en un 51%.

Para que los responsables de Fomento tomen en consideración las posibles razones que den las autoridades catalanas, Vueling intenta convencer de un cambio de actitud con palabras y hechos. La aerolínea ha reforzado su operativa con más aviones, tripulaciones y empleados. Además, ha incrementado sus escalas de 35 a 45 minutos para garantizar mejor sus operaciones. Así, ha prometido que operará este fin de semana con normalidad, aunque podría realizar algunas "reprogramaciones".

Foto: alex-cruz-vueling-beneficios-modelo-negocio-british-airways-iberia

Estas medidas llegan después de que la planificación hecha por el anterior equipo directivo para este verano saltara por los aires. El crecimiento de beneficios previsto se hizo insostenible ante el primer pico de actividad. La compañía centra las culpas en las 13 huelgas de Francia, ya que el 80% de la operativa de Vueling pasa por el país galo. Sin embargo, a pesar de estos factores exteriores, la firma no pone excusas y considera que el alto nivel de problemas debería haber resistido con una planificación que hubiera tenido en cuenta todas las contingencias.

Como ya explicó El Confidencial, el actual presidente, Javier Sánchez Prieto, se desmarcó de la planificación que encontró a su llegada hace tres meses. Ahora, la nueva cúpula directiva intenta garantizar la operativa y encauzar la situación por encima del resultado a nivel de beneficios.

La aerolínea Vueling teme que se pudieran consumar los peores augurios después del caos que se produjo en el aeropuerto de Barcelona-El Prat en el primer fin de semana de julio. Los graves retrasos y las cancelaciones de vuelos adelantados por El Confidencial, que dejaron a miles de pasajeros tirados a pie de pista, provocaron la reacción de las autoridades, fundamentalmente del Ministerio de Fomento, la autoridad competente en la materia.

Vueling Aerolíneas
El redactor recomienda