borrador del acuerdo de refinanciación

Isolux: Santander y I Squared se rifan T-Solar tras la retirada de George Soros y KKR

La compañía presidida por Fernández-Cuesta está en la fase final de la redacción de los contratos con Cubico y I Squared Capital, los dos fondos que presentaron las ofertas más altas

Foto: Oficinas de la empresa Isolux Corsán en Madrid. (EFE)
Oficinas de la empresa Isolux Corsán en Madrid. (EFE)

Isolux decidirá en los próximos días a quién vende T-Solar, una vez recibidas las ofertas vinculantes por su filial de energías renovables. Según fuentes próximas a la operación, los dos candidatos que han quedado finalistas son Cubico, un fondo de inversión participado por Banco Santander, y la estadounidense I Squared, un 'private equity' con 3.000 millones bajo el brazo. Por el camino se han quedado Bruc Capital, el vehículo liderado por Juan Béjar y financiado por George Soros y Cerberus, y KKR, otro de los mayores capital riesgo del mundo.

La compañía presidida 'de facto' por Nemesio Fernández-Cuesta, el hombre designado por CaixaBank para salvar de la quiebra al grupo de ingeniería, está en la fase final de la redacción de los contratos con Cubico y I Squared Capital, los dos fondos que el pasado 30 de junio presentaron las ofertas más altas. El resto se ha quedado fuera, pese al interés mostrado durante varios meses -el proceso lleva abierto cerca de un año- por Bruc Capital, KKR, Saeta (filial de ACS) y Gas Natural.

Si no hay cambio de planes, Isolux va a cerrar la venta de T-Solar antes de que el próximo 29 de julio presente ante el juez el plan de homologación de la deuda, paso vital para asegurar la viabilidad del grupo. Aunque acuerde el traspaso de esta subsidiaria, por la que pretende ingresar entre 120 y 130 millones de euros y quitarse 500 millones de deuda, el ingreso en cuenta se hará siempre después de que la autoridad judicial dé el visto bueno al plan de saneamiento. De esta forma, pretende evitar cualquier reclamación de pago por parte de algún acreedor o proveedor sobre el orden de prevalencia de los fondos obtenidos.

Según distintas fuentes, la ofertas presentadas por Cubico y I Squared son muy similares, por lo que serán los matices de la forma de pago o la redacción de las cláusulas sobre contingencias futuras los que decanten el ganador. Otras fuentes apuntan a que el fondo participado por Banco Santander tiene alguna ventaja sobre el 'private equity' estadounidense, entre otras cosas porque la entidad financiera española es al mismo tiempo asesor de Isolux y uno de los acreedores principales.

No obstante, para evitar cualquier tipo de suspicacia o conflicto de interés, Nemesio Fernández-Cuesta, que tomará la presidencia efectiva a partir del próximo 29 de julio, ha decidido rescindir alguno de los contratos generales que Luis Delso, el todavía primer ejecutivo y máximo accionista, había adjudicado al banco presidido por Ana Botín con anterioridad al inicio de las negociaciones para la reestructuración. En cualquier caso, las mismas fuentes apuntan que T-Solar se la quedará el que más dinero ponga encima de la mesa o en mejores condiciones.

Más ventas y financiación en tres tramos

El traspaso de la filial de renovables será la primera gran desinversión de Isolux para cumplir con el plan de refinanciación incluido en el proyecto denominado Wolf. Un programa de achatarramiento -como se conoce en el argot financiero- que incluirá también la venta de las líneas de transmisión en Brasil y Perú, la concesión Utar Pradesh en la India, Infinita Renovables -su negocio de biodiésel-, así como algunos activos inmobiliarios sin utilizar. Con todos estos traspasos, el grupo pretende obtener entre 800 y 1.000 millones de euros para rebajar su deuda.

Foto: Isolux Corsán.
Foto: Isolux Corsán.

Según el último borrador acordado entre la empresa y los acreedores, el acuerdo de reestructuración se basará en tres tramos. El primero, el de aportación de dinero nuevo, por hasta 275 millones. El segundo, en forma de bonos y préstamos, por hasta 750 millones, para financiar los proyectos llave en mano o EPC. Y el tercero, mediante préstamos participativos, por un mínimo de 1.433 millones y un máximo de 1.911 millones. Los fondos que entrarán en la caja saldrán de CaixaBank, que inyecta el 55% de la nueva línea de liquidez, a un tipo de interés del 5% a vencimiento.

Los nuevos bonistas del tramo B (entre 550 y 750 millones a cinco años) cobrarán un 3% durante los dos primeros ejercicios y un 6% en los tres siguientes, mientras que la parte de préstamo de esta segunda vía pagará entre el euríbor más 225 puntos y el citado índice de referencia más 550 puntos. La línea C de financiación devengará un 0% durante los primeros 36 meses de la vida del crédito y un 1% en efectivo los dos últimos años. En todos los casos, la banca y el resto de acreedores han puesto una cláusula suelo por la que el euríbor no podrá ser negativo.  

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios