Es noticia
Menú
La banca subasta 11.000 millones en préstamos fallidos para sanear sus balances
  1. Empresas
inunda el mercado con carteras morosas

La banca subasta 11.000 millones en préstamos fallidos para sanear sus balances

Con el objetivo de reducir la tasa de morosidad, entidades como Sabadell, CaixaBank, Popular y Bankia han acelerado la venta de cartera de préstamos ejecutados

Foto: El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu. (EFE)

El ladrillo sigue siendo el principal tumor que tiene la banca española. Aunque la mayor parte de las entidades financieras nacionales pasarán con holgura el próximo test de estrés del Banco Central Europeo (BCE), la mayoría arrastra préstamos fallidos vinculados al sector inmobiliario que ennegrecen sus balances. Por ello, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Popular y hasta Deutsche Bank han puesto a la venta carteras de créditos morosos que ascienden a casi 11.000 millones de euros, según datos recopilados por El Confidencial.

El banco más activo es Sabadell, que se ha puesto en manos de KPMG, Pricewaterhouse (PWC) y N+1 para quitarse de encima hasta 3.100 millones en crédito al consumo, tarjetas de crédito y préstamos concedidos a promotores inmobiliarios. De este volumen, 1.000 millones fueron traspasados el pasado mes de mayo a los fondos Lindorff y Grove Capital en la operación denominada 'Corus'. Ahora tiene en el mercado otros 1.700 millones (Proyecto Normandy), procedentes de adjudicados de promotores inmobiliarios, y cerca de 500 millones (Pirenee) de una cartera mixta. La entidad pretende cerrar ambas transacciones antes de las vacaciones de verano.

Tras Sabadell, el banco más enérgicoen limpiar su balance es CaixaBank, que tiene dos procesos en marcha y uno en cartera. Se trata de los denominados ‘Carit’, lanzado en abril con la ayuda de PWC para desprenderse de 750 millones vinculados a centros comerciales, oficinas y sector industrial, y ‘Sun’, un portfolio repleto de préstamos otorgadosa casi 150 hoteles que la entidad ejecutó a empresarios del sector. En total, unos 1.000 millones de ‘non performing loans’, como se conoce en el sector a los préstamos impagados.

Un paquete, respaldado por 11.000 habitaciones turísticas,por el queque podrían estar interesados los fondos oportunistas Starwood, Davidson Kempner Capital y Bank Of America, que anteriormente compraron pasivos similares a Bankia en 2014 y 2015 por un total de 1.200 millones. Para septiembre, tiene previsto lanzar ‘More 2’ por 200 millones de crédito inmobiliario con la ayuda de PWC.

Bankia, que el pasado año no encontró compradores para su gran cartera inmobiliaria de 4.800 millones, se ha confiado a KPMG, Deloitte y PWC para asesorarle en las operaciones bautizadas como ‘Lane’ (288 millones), ‘Oceana’ (396 millones) y ‘Tizona’ (1.000 millones). Esta última está compuesta por hipotecas concedidas para la compra de viviendas y es la segunda parte de la transacción conocida como ‘Wind’, por la que vendió 1.300 millones en pasivos similares al fondo Oaktree.

Saneamiento 'made in Germany'

Junto a estos tres grandes protagonistas, en el mercado también hay operaciones de Popular, Banca Mare Nostrum (BMN), Abanca (acaba de cerrar la venta de 1.300 millones a Eos) e Ibercaja, otros cuatrobancos que con anterioridad han ofrecido parte de sus balances al mejor postor. Pero la entidad que más ha llamado la atención, porque hasta la fecha no había decidido sanear sus cuentas por esta vía, es Deutsche Bank. El grupo alemán, el único banco extranjero con presencia en España, que cuenta con una extensa red de oficinas, está sondeando a los inversores institucionales para desprenderse de 800 millones de hipotecas fallidas.

Los inversores esperan mucha actividad del Popular, que se ha comprometido a desprenderse de hasta 4.000 millones en cartera tóxica de aquí a fin de año

Aunque la entidad germana no se vio muy impactada por el crac inmobiliario, gracias a su estrategia de prudencia en la concesión de créditos relacionados con el ladrillo, lo cierto es que sí arrastraba paquetes de préstamos impagados de clientes de altas rentas. Antonio Rodríguez-Pina, presidente de la filial española del banco centroeuropeo, ha decidido quitarse estos fallidos de encima para mejorar su balance y rebajar la tasa de morosidad, una medidaque coincide con la decisión de Deutsche Bank de mantener de momento la entidad en España.

Otronuevojugadorde este mercado es la Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunidad Valenciana, que ha encargado a N+1 vender en dos fases 700 millones de préstamos otorgados a pequeñas y medianas empresas de la región. La primera cartera ha sido bautizada como ‘Citrus’ y la segunda, como ‘Birdie’. Pero los inversores esperan sobre todo mucha actividad del Popular, que tras la ampliación de capital se ha comprometido a desprenderse de hasta 4.000 millones en cartera tóxica de aquí a fin de año. De momento, solo tiene una operación en marcha por 500 millones, asesorada por Irea.

El ladrillo sigue siendo el principal tumor que tiene la banca española. Aunque la mayor parte de las entidades financieras nacionales pasarán con holgura el próximo test de estrés del Banco Central Europeo (BCE), la mayoría arrastra préstamos fallidos vinculados al sector inmobiliario que ennegrecen sus balances. Por ello, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Popular y hasta Deutsche Bank han puesto a la venta carteras de créditos morosos que ascienden a casi 11.000 millones de euros, según datos recopilados por El Confidencial.

PricewaterhouseCoopers (PwC) PwC Ibercaja Oaktree
El redactor recomienda