de perfil menos técnico y más legalista

Se busca jefe de obra: más anglosajón, que ahorre y no sepa qué es un 'modificado'

Derroches, los justos. Las empresas españolas buscan jefes de obra al estilo anglosajón: estrictos con la ejecución de proyectos, austeros y capaces de adaptarse al presupuesto

Foto: Las empresas quieren capataces que se ajusten el cinturón con los gastos. (EFE)
Las empresas quieren capataces que se ajusten el cinturón con los gastos. (EFE)

Austeros, legalistas y rigurosos. Así son los jefes de obra que desearían tener las grandes constructoras españolas, preocupadas por la dificultad de sus responsables para ajustarse al presupuesto de las obras. “Las gigantes del Ibex buscan formar a sus cuadros técnicos en modelos menos latinos y más anglosajones”, aseguran fuentes del sector de la formación a este periódico.

Por 'anglosajón' entienden rigidez, austeridad, rigor y solvencia, unos rasgos que no siempre casan con el 'modus operandi' de los jefes de obra españoles. “Quieren cambiar su cultura para que cumplan los presupuestos y aprendan a ajustarse a contratos muy rígidos”, tan rígidos como los de Estados Unidos.

Se busca capataz que cumpla los presupuestos. (Corbis)
Se busca capataz que cumpla los presupuestos. (Corbis)

Pero ya se sabe... 'Spain is different'. “Todo está superafinado, contrastado y bien atado” cuando se concede una adjudicación en otros países, algo que, al parecer, no siempre ocurre dentro de nuestras fronteras. “España está plagada de proyectos con modificaciones, errores y costes extras. Aquí son mucho más simples y laxos con los contratos”, sostienen quienes están en contacto con las empresas.

La patronal de la construcción lo corrobora cuando explica que los contratos estadounidenses están mucho más atados incluso desde las fases más incipientes del proyecto. “Aquí se busca un perfil no tan técnico como los actuales, que sepa gestionar la documentación de manera legalista”.

"España está plagada de proyectos con modificaciones, errores y costes extras. Aquí son mucho más simples y laxos con los contratos"

Es decir, profesionales muy estrictos con la ejecución definida 'a priori' en el proyecto, que sean capaces de interpretar lo que pone en los papeles, respeten todas las cláusulas y no se salgan del presupuesto establecido, explican desde la Confederación Nacional de la Construcción (CNC). “En España se admiten modificaciones si están justificadas desde el punto de vista técnico”, cosa que no ocurre en otras partes del mundo como Estados Unidos o Latinoamérica.

Por eso, la CNC discrepa cuando otras voces apuntan a perfiles “menos latinos”. Argumenta que los contratos ya empiezan a tener corte anglosajón en Latinoamérica, a imagen y semejanza del modelo estadounidense. “Es la diferencia entre los proyectos abiertos (España) y los proyectos cerrados (EE.UU). Hacer modificaciones al otro lado del charco es mucho más difícil”.

Canal de Panamá. (EFE)
Canal de Panamá. (EFE)

Todo encaja si tenemos en cuenta que muchas constructoras españolas han puesto rumbo a América Latina (entre otros) para iniciar nuevas obras. Este mercado es un foco de oportunidades para el sector al necesitar una ingente cantidad de recursos para invertir en infraestructuras.

Sin improvisaciones de última hora

Allí no hay hueco para modificados, improvisaciones de última hora o ampliación de costes, así que las empresas prefieren poner sus barbas a remojar con jefes de obra que empiecen a preocuparse más por el gasto. “Los responsables que se lleven para allá tienen que tener otro perfil”, zanjan desde la patronal de la construcción.

ACS lidera el 'top 20' de las constructoras con mayor negocio internacional del mundo, en el que también aparecen los grupos españoles Ferrovial y Abeinsa. La compañía presidida por Florentino Pérez ha preferido no hacer declaraciones tras ser contactada con este periódico, una invitación que también han declinado Ferrovial y OHL.

Obras para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Brasil). (EFE)
Obras para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro (Brasil). (EFE)

Hablan las constructoras

FCC explica que los estudios superiores de Ingeniería y la experiencia en un tipo de obra determinada (ferroviaria, de carreteras o puentes) son elementos esenciales en las valoraciones curriculares. "Si antes el perfil era eminentemente técnico, ahora precisamos jefes de obra más polivalentes con cualificaciones que tratamos de proporcionar desde la compañía a través de cursos de formación continua", señalan fuentes de la constructora. 

Sacyr requiere perfiles que sean capaces de anticipar cualquier riesgo, tanto técnico como legalCita cualidades como pensamiento estratégico, control de gestión, estrategia financiera internacional, dominio del inglés, liderazgo, capacidad comunicativa, permeabilidad a los cambios o responsabilidad ética para los negocios, al considerar que son piezas "muy valiosas" en un puesto como el de jefe de obra. Sacyr requiere sobre todo ingenieros de caminos, canales y puertos o ingenieros civiles con buen nivel de idiomas y "experiencia en contratos de estructura anglosajona".

"Debido al gran proceso de internacionalización en el que estamos inmersos, para nosotros es muy importante la experiencia en proyectos a nivel internacional a la hora de contratar nuevos jefes de obra. Requerimos perfiles que sean capaces de anticipar cualquier riesgo tanto técnico como legal antes y durante la puesta en marcha de un proyecto", explica la compañía.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios