Grifols califica de “prometedor” el primer resultado de su estudio sobre el alzhéimer
  1. Empresas
Las pruebas del tratamiento entran en fase III

Grifols califica de “prometedor” el primer resultado de su estudio sobre el alzhéimer

Los datos aparecen en una presentación científica realizada en la última reunión anual de la American Society for Apheresis (ASPHA), que se celebró en Palm Spring (Estados Unidos)

Foto: El presidente de Grifols, Víctor Grifols. (Reuters)
El presidente de Grifols, Víctor Grifols. (Reuters)

El gigante de hemoderivados Grifols califica de “tasas prometedoras” los primeros resultados relevantes de sus pruebas para un tratamiento que frene la enfermedad degenerativa del alzhéimer, según se asegura en una presentación científica realizada en la última reunión anual de la American Society for Apheresis (ASPHA), que se celebró en Palm Spring (Estados Unidos) el pasado mes de mayo. Tanto, que la prueba del tratamiento ya ha entrado en Fase III, la más avanzada de un proceso de I+D farmacéutico, y que incluirá a 364 pacientes.

Que estos resultados ofrezcan una tasa prometedora no quiere decir que se encuentre próxima la implementación de un tratamiento para una enfermedad que afecta a 24,3 millones de personas en todo el mundo y a más de medio millón de afectados en España, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Incluso si Grifols al final tuviese éxito, cosa que hoy no es segura, no habría resultados preliminares hasta 2017. Y, por tanto, el tratamiento no podría aplicarse con garantías hasta bastante después. Precisamente para no generar falsas esperanzas Grifols ha limitado la información al respecto a un ámbito estrictamente científico.

Foto: Uno de cada tres mayores de 85 años padece alzhéimer. (iStock)

En la presentación que hizo en Estados Unidos el director de operaciones clínicas de Grifols, Javier Páez, se explican los resultados de datos provisionales presentados de 186 pacientes reclutados a partir de junio de 2015. Hasta ahora sólo había presentado resultados de una prueba aplicada sobre 45 pacientes de la fase intermedia del estudio, denominado AMBAR.

placeholder Varios vehículos dibujan el mensaje 'Stop Alzheimer' en el puerto de Barcelona. (EFE)
Varios vehículos dibujan el mensaje 'Stop Alzheimer' en el puerto de Barcelona. (EFE)

Grifols asegura que “el tratamiento es factible con un perfil de efectos adversos aceptable” y añade que “las principales mediciones de los resultados muestran una mejoría/empeoramiento de las tasas prometedora”. Un ejemplo de estos datos esperanzadores es que de los 104 pacientes a los que durante dos meses se les ha aplicado un cambio total de plasma, en concreto una vez a la semana durante seis semanas, un 50,9% experimentó una mejoría tanto en su estado como en sus actividades de la vida diaria cognitiva.

Investigación en marcha

Ante estos buenos resultados, el ensayo AMBAR, que así se denomina este proyecto de investigación, ya ha reclutado 345 de 364 pacientes necesarios, el 94% del total, en 39 hospitales de España y Estados Unidos a partir de abril de 2016 para alcanzar el cénit de la Fase III, según consta en esta presentación.

El tratamiento que propone Grifols no cura la enfermedad. Sólo sirve para casos de detección temprana, a los que se aplica un recambio de plasma completo cada semana durante seis semanas y su reposición con albúmina al 5%. En una segunda fase de tratamiento con diferentes dosis de albúmina para cada grupo se complementa el proceso con un recambio plasmático de bajo volumen (hemoféresis) una vez al mes durante un año. Tras este procesos, que sería equivalente a someter a los pacientes a unas máquinas de diálisis reducidas, la enfermedad no se curaría pero se detendría el proceso degenerativo.

Grifols impulsa varios proyectos de I+D vinculados al tratamiento del alzhéimer, incluyendo los que desarrolla su participada biotecnológica Araclón

Grifols financia esta investigación gracias a un crédito de 100 millones del Banco Europeo de Inversiones (BEI), cuyos fondos se han destinado entre otras a esta investigación. Y no es la única investigación sobre el alzhéimer en la que se encuentra involucrado. Grifols ha comprado el 70,8% de la empresa de biotecnología de Zaragoza Araclón. Esta empresa trabaja en una diagnóstico precoz de esta enfermedad degenerativa y en el desarrollo de un kit productivo. Evidentemente el diagnóstico precoz en el que trabaja Araclón y el proyecto AMBAR son del todo complementarios.

Impacto para el sector

En medios financieros se descarta un impacto muy destacado en los resultados financieros de Grifols en caso de una futura evolución positiva de esta investigación. Primero, porque el tratamiento se plantea a un precio asequible. Y segundo, porque a pesar de que algunas de las 277 patentes solicitadas están vinculadas a la enfermedad, la consecuencia repercutirá positivamente en todo el sector de hemoderivados y no sólo en Grifols. El conjunto del sector factura 19.000 millones anuales en todo el mundo. Y aquí hay que incluir competidores como CSL o Baxter.

placeholder Pinche en la imagen para leer el informe completo.
Pinche en la imagen para leer el informe completo.

Grifols ha invertido en los últimos diez años un total de 1.380 millones en I+D. Y el alzhéimer sólo es una de las áreas en las cuales está trabajando el grupo que preside Víctor Grifols. Esta actividad no es nueva sino que a otra escala Grifols lleva años realizándola. Incluso tiene una división de ingeniería que construye una parte de las máquinas que llevan a cabo la fragmentación del plasma para extraer las proteínas con las que desarrolla sus tratamientos.

Grifols Alzhéimer Cataluña Bolsas Farmacia
El redactor recomienda