incertidumbre en el sector bancario

Un problema global: sólo 6 de los 30 bancos sistémicos cotizan sobre su valor en libros

Los problemas de rentabilidad no son exclusivos de la banca española. Y sus efectos tampoco. Así lo reflejan la capitalización y la marcha bursátil de las mayores entidades

Foto: Logos de Unicredit. (Reuters)
Logos de Unicredit. (Reuters)

El problema de la rentabilidad, la presión regulatoria y la competencia tecnológica no es exclusivo de la banca española. Es un mal extendido, y hay un dato que lo evidencia: sólo seis de las 30 entidades catalogadas como bancos sistémicos, que son calificados así porque sus problemas pueden desestabilizar al conjunto del sistema financiero, muestran ahora un valor bursátil superior a su valor contable. 

En esas seis excepciones predominan las entidades vinculadas a Wall Street, puesto que cuatro poseen pasaporte estadounidense. Se trata de Wells Fargo, que cotiza a 1,5 veces su valor en libros, State Street (1,3 veces), Bank of New York Mellon (1,3 veces) y JP Morgan Chase (1,1 veces). Europa aporta las otras dos  entidades, la sueca Nordea, cuya capitalización equivale a 1,2 veces su valor contable, y la suiza UBS, que supera por poco su valor en libros (1,03 veces). 

Las 23 entidades restantes -el francés Groupe BPCE no cotiza- se encuentran por debajo de su valor contable, con una media que se limita a las 0,6 veces. Los que más se aproximan al umbral de equiparar su capitalización bursátil con su valor contable son el estadounidense Goldman Sachs y el holandés ING, que se encuentran en las 0,9 veces.

Wall Street camina por delante. EEUU proporciona cuatro de las seis entidades cuyo valor de mercado supera su valor contable; las otras dos son europeas

Muy por debajo de la media de todas las entidades sistémicas, de 0,74 veces, se encuentran nombres tan relevantes como el italiano Unicredit (0,35 veces), el alemán Deutsche Bank (0,36 veces), el francés Crédit Agricole (0,44 veces) o el japonés Mitsubishi UFJ (0,49 veces). Banco Santander, que es el único representante español en esta lista tras la actualización realizada por el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) en noviembre de 2015, se encuentra en la media, puesto que su capitalización, de 63.000 millones de euros, equivale al 72% de su valor contable. 

El difícil listón del coste del capital

De este modo, los bancos sistémicos, que encajan con la etiqueta de ser 'demasiado grandes para caer' porque por su tamaño y sus interconexiones con otras entidades pueden arrastrar al conjunto del sector financiero en caso de tener problemas, también constatan en sus cotizaciones las dudas que tienen los inversores con respecto al negocio bancario y su rentabilidad. 

En la reunión de primavera que el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) celebró la semana pasada en Madrid, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, se refirió precisamente a esta cuestión. Aludió expresamente a que únicamente seis entidades sistémicas cotizan por encima de su valor en libros. Vinculó esta realidad al "daño que está haciendo el incremento del coste de capital (COE)" y las dificultades que está encontrando el sector para conseguir la rentabilidad sobre el capital (ROE) precisa para superarlo. "El retorno sobre el capital de los bancos ha segudo bajo y continúa por debajo de su coste de capital", reconoce el Banco Central Europeo (BCE) en su último Informe de Estabilidad Financiera con respecto a la situación de los bancos europeos. 

Únicamente uno los 'bancos demasiado grandes para caer' huye de las pérdidas bursátiles en 2016; se trata de Bank of New York Mellon, que sube un 2,5%

Fuentes financieras confirman que la dificultad para lograr una rentabilidad sobre el capital superior a lo que cuesta ese capital está pasando factura al sector en bolsa, una consecuencia que redunda en que su valor en el parqué es inferior al que reflejan sus libros en la mayoría de los casos. En lo que va de año, los bancos sistémicos sufren un descenso medio del 14%. De hecho, sólo uno de los bancos 'demasiado grandes para caer' se encuentra en positivo en 2016. Se trata de Bank of New York Mellon, que se anota un avance del 2,5%. 

Las entidades más castigadas en bolsa este año son la italiana Unicredit, que se deja un 43%, la helvética Credit Suisse, que cae un 33%, y la alemana Deutsche Bank y el japonés Mizuho, que se dejan un 28%. El Santander se encuentra entre las que menos terreno pierde, puesto que cede un 4,4%. 

 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios