Es noticia
Menú
La CNMC abre la veda con las primeras multas personales a directivos de cárteles
  1. Empresas
sector de fabricantes de tecnología sanitaria

La CNMC abre la veda con las primeras multas personales a directivos de cárteles

La CNMC ha multado a cuatro directivos de empresas fabricantes de tecnología sanitaria. Un primer paso que supone una advertencia contra los inductores de cárteles en España

Foto: El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. (EFE)
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. (EFE)

La CNMC ha dadoun paso decisivo dentro de su política de defensa de la competencia con la aplicación del primer expediente sancionador en el que serán multados, con nombres y apellidos, los propios directivos responsables de empresas pilladas ‘in fraganti’ en una operación de cártel. El organismo único de regulación abre así la veda de una actuación que está contemplada en la legislación española desde el año 2007, pero que la CNMC no había adoptado todavía en los cerca de tres años que lleva en funcionamiento.

El procedimiento incoado por el regulador afecta a ocho fabricantes de pañales para adultos, y fue promovido tras una denuncia de Procter & Gamble dentro de lo que se conoce como el programa de clemencia instituido para delatar este tipo de prácticas contra la competencia. Las empresas sancionadas, con un total de 128,8 millones de euros, son Arbora & Ausonia, Laboratorios Indas, SCA Hygiene Products, Laboratorios Hartmann, Ontex ID, Barna Import Médica, Textil Planas Oliveras y Algodones del Bagés. La CNMC denuncia y sanciona también la colaboración en el cártel de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), a la que pertenecen las compañías mencionadas.

El 'supervisor mayor del Reino' incluye por primera vez en las multas a cuatro directivos investigados por los servicios de inspección de la Dirección de Competencia. Se trata de Jordi Bozal de Febrer, representante de Arbora & Ausonia, multado con 15.000 euros, y Javier Martín Ocaña, de Indas, con 4.000 euros. Además, son también penalizadasMargarita Alfonsel Jaén y María Aláez Usón, directivas de FENIN, con 6.000 y 4.000 euros respectivamente. La CNMC se ha tentado la ropa a la hora de cuantificar el importe de las multas, que podrían haber alcanzado, en su grado máximo, la cifra de hasta 60.000 euros.

Las multas afectan a un directivo de Arbora & Ausonia, a otro de Indas y a dos ejecutivas de la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria

La opción de aplicar sanciones individuales, aparte de las destinadas contra las empresas, está recogida en el artículo 63.2 de la actual Ley de Defensa de la Competencia. El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, viene advirtiendo desde principios de año sobre la posibilidad de recurrir a una medida especialmente coercitiva que, en cualquier caso, requiere que el supervisor demuestre de manera fehaciente el papel desempeñado por los directivos investigados en la presunta actuación ilícita.

Este régimen sancionador constituye una medida común en diferentes Estados miembros de la Unión Europea, pero ha sido muy escasamente utilizado en nuestro país. La posibilidad de que los directivos sean castigados de forma personal implica un salto cualitativo en la cruzada emprendida por la CNMC contra los cárteles. El organismo regulador ha desmontado en 2015 hasta un total de 14 organizaciones de empresas de esta naturaleza, todo un récord mundial que se ha traducido en multas de casi 550 millones de euros durante el pasado año.

Ninguno de estos cárteles se ha saldado con multas individuales a los directivos señalados como responsables de las prácticas competitivas. Es más, en algunos casos, las resoluciones difundidas por el regulador han omitido el nombre de altos ejecutivos que, de forma indirecta, participaron en los acuerdos colusorios. La CNMC considera que una vez alcanzada la velocidad de crucero en la persecución de los cárteles, es el momento de abordar también multas personalizadas que, se supone, van a ser moneda de uso corriente en las relaciones entre el regulador y los regulados.

La actuación de la CNMC supone un aviso a navegantes para cualquier empresario que pueda ser investigado por una operación de cártel en España

Los escasos precedentes de sanciones a directivos se remontan principalmente a la etapa del antiguo Tribunal de Defensa de la Competencia(TDC),y corresponden a expedientes de poca monta, tanto en la cuantía de las multas impuestas como en las empresas afectadas. El único caso sobresaliente fue la sanción que recibió el presidente de HUSA, Joan Gaspart, por unas declaraciones públicas que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), antecedente de la CNMC, entendió como una incitación para una subida de precios en el mercadohotelero.

Gaspart actuaba en calidad de representante del sector dentro de la CEOE y fue multado con 50.000 euros, pero el procedimiento pasó a la posteridad como un mero brindis al solporque la sanción fue anulada en la Audiencia Nacional. Esta vez, el regulador ha precisado el disparo con cierta cautela, después de comprobar quelos ejecutivos de las empresas han tenido un protagonismo estelar trabajando con plena responsabilidad y asumiendo decisiones en menoscabo de los consumidores y del propio Estado. Con todo y con eso, la CNMC se adentra en un terreno poco explorado y bastante resbaladizo, cuyas consecuencias son difíciles de predecir. Habrá que ver si el tiro no le sale por la culata.

La CNMC ha dadoun paso decisivo dentro de su política de defensa de la competencia con la aplicación del primer expediente sancionador en el que serán multados, con nombres y apellidos, los propios directivos responsables de empresas pilladas ‘in fraganti’ en una operación de cártel. El organismo único de regulación abre así la veda de una actuación que está contemplada en la legislación española desde el año 2007, pero que la CNMC no había adoptado todavía en los cerca de tres años que lleva en funcionamiento.

CNMC Multa Unión Europea Joan Gaspart CEOE
El redactor recomienda