Ibex 35: Iberdrola lleva a juicio al Estado por las pérdidas en la salida a bolsa de Bankia. Noticias de Empresas
presenta una demanda contra el banco público

Iberdrola lleva a juicio al Estado por las pérdidas en la salida a bolsa de Bankia

La eléctrica ha presentado una demanda en el Juzgado de Primera Instancia de Madrid contra el banco nacionalizado por las pérdidas registradas con la inversión de la OPS

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. (EFE)

La salida a bolsa de Bankia en el verano de 2011 le va a salir muy cara al Estado. No solo por las reclamaciones de los ahorradores particulares, a los que ha devuelto ya 1.200 millones de euros, sino porque los inversores institucionales que acudieron a la oferta pública de suscripción (OPS) empiezan a exigir vía judicial el dinero que perdieron. Así lo ha hecho Iberdrola, que ha interpuesto una demanda contra el banco nacionalizado en los Juzgados de Primera Instancia de Madrid.

[Lea aquí: Bankia, atraco perfecto a todos los contribuyentes']

Según indican fuentes judiciales, la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán ha solicitado que se decrete la anulación de las dos órdenes de suscripción de acciones de Bankia que realizó en julio de hace cinco años por 70 millones de euros. Una inversión realizada a petición urgente del Gobierno, que pidió a numerosas empresas del Ibex y no cotizadas que echaran una mano para sacar adelante una operación que se calificó como cuestión de Estado para el país.

Iberdrola acudió al SOS de la entonces vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, que también pidió ayuda a bancos como CaixaBank, Santander, Sabadell y Popular -BBVA fue el único que se negó-, a aseguradoras como Mapfre y Mutua Madrileña, grupos como El Corte Inglés y Telefónica y constructoras como ACS, Acciona y Grupo Villar Mir. Aunque la inversión era 'sui generis', el comité de riesgos de Iberdrola hizo un análisis de la operación y estudió la documentación dispuesta por Bankia a tal efecto, es decir, el folleto informativo de la OPS para la admisión a negociación de acciones del banco en la bolsas de valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia.

Fotografía de archivo del expresidente de Bankia Rodrigo Rato el día de la salida a bolsa. (EFE)
Fotografía de archivo del expresidente de Bankia Rodrigo Rato el día de la salida a bolsa. (EFE)

El citado folleto, que fue registrado y autorizado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), reflejaba la situación patrimonial del grupo resultante de la fusión entre Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas de pequeño tamaño. Iberdrola destinó 70 millones en base a esa información, pero la reformulación de las cuentas de Bankia en mayo de 2012 reflejó una situación bien distinta. En lugar de los 309 millones de beneficio reportados para el ejercicio 2011, la entidad afloró unas pérdidas de 2.977 millones de euros. Después vino el consabido rescate de 22.000 millones con dinero público y  la destitución de todo el consejo de administración, con Rodrigo Rato a la cabeza.

[Lea aquí: Guía práctica para recuperar el dinero invertido en Bankia]

Iberdrola, como otros inversores institucionales, ha tomado la decisión de demandar al banco, propiedad en un 64% del Estado, tras la sentencia número 23/2016 del Supremo, en la que se pone de manifiesto que “el folleto publicitó una situación de solvencia y de existencia de beneficios que resultaron no ser reales”. Los abogados de la eléctrica han tenido en consideración asimismo el escrito del mismo Tribunal 24/2016, en el que afirma que “tras adquirir las acciones, a los pocos meses, se hizo evidente que los demandantes habían adquirido acciones de una sociedad cuya situación patrimonial y financiera era muy diferente de la que se expresaba en el folleto”.

Tras la adquisición de acciones de Bankia en la OPS, Iberdrola fue vendiendo títulos de la entidad entre los meses de agosto y diciembre de 2011, debido a la mala evolución de la cotización, que se hundió más de un 40% respecto al precio de la salida a bolsa. En paralelo, la compañía suscribió un contrato de cobertura con JPMorgan, que quedó liquidado en abril de 2012. CaixaBank y Sabadell hicieron lo mismo y se apuntaron fuertes minusvalías.

Accionistas y socios del consejo

Junta General de Accionistas de Ibedrola. (EFE)
Junta General de Accionistas de Ibedrola. (EFE)

La eléctrica perdió 12,36 millones de euros con esta inversión, cantidad que es la que demanda ahora a Bankia a través del Juzgado de Primera Instancia. Iberdrola reclama que, además de decretar la anulación de las dos órdenes de suscripción en la OPS, condene a Bankia para que le abone los 12,36 millones; los 52.473,87 euros correspondientes a las comisiones, gastos y cánones abonados por razón de las suscripciones, compras y ventas de títulos, y el importe total de los intereses devengados. La compañía solicita además que sea la entidad dirigida ahora por José Ignacio Gorigolzarri quien asuma los costes procesales.

Hasta la fecha, solo la familia Villar Mir, que fue consejera del banco a través de Javier López Madrid, había mostrado su intención de reclamar mediante un juez los 24 millones que perdieron en la OPS de Bankia, mientras que Mapfre, que invirtió 200 millones y era un accionista de referencia del grupo financiero, también dejó en febrero la puerta abierta a recurrir a un juzgado el pasado mes de febrero.

Se da la circunstancia de que Bankia era hasta 2014 el segundo mayor accionista de Iberdrola, de la que llegó a tener el 6% del capital. En abril de ese año, vendió por orden de Bruselas el 4,94% que aún mantenía por 1.537 millones, con unas minusvalías de 1.000 millones. El banco tenía un puesto en el consejo de administración.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios