danièle nouy, presidenta del mus, En madrid

Nouy, jefa del BCE, celebra una cumbre al más alto nivel con toda la banca española

El Banco de España lleva semanas preparando todos los detalles. Y hoy acogerá un cónclave financiero al que están convocados los primeros espadas del sector bancario

Foto: La presidenta del Mecanismo Único de Supervisión, Danièle Nouy. (Reuters)
La presidenta del Mecanismo Único de Supervisión, Danièle Nouy. (Reuters)

El Banco de España (BdE) acogerá este lunes un cónclave bancario de máximo nivel al que los principales dirigentes de las entidades españolas están convocados por la presidenta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), Danièle Nouy. En estrecha colaboración con el BdE, la jefa de la división de supervisión bancaria del Banco Central Europeo (BCE) lleva meses preparando la cita, que finalmente se producirá esta semana, aprovechando su presencia en Madrid para participar en un foro financiero organizado por el Institute of International Finance (IIF).

[Lea aquí: El BdE agita la pócima de las fusiones para evitar la liquidación de bancos en España]

La convocatoria arrancó con una carta de la presidenta del MUS que el Banco de España remitió en marzo a los máximos dirigentes de los bancos españoles. Más acostumbrado a un trato bilateral, el sector entendió inmediatamente que se trataba de una llamada a filas en toda regla. La entidad gobernada por Luis María Linde también se ha ocupado de transmitir a las entidades la relevancia de la cita, de ahí el empeño que ha manifestado en que acudan los presidentes o, en su defecto, los consejeros delegados. 

Al frente de uno de los tres pilares que sustentan el proyecto de la Unión Bancaria, junto con el Mecanismo Único de Resolución (MUR) y el aún indefinido Fondo de Garantía de Depósitos europeo, Nouy imprime un profundo respeto en el sector. Las entidades son conscientes de la importancia de su función, que no solo se deriva de que el MUS ejerce una supervisión bancaria a escala europea, sino que además se ve incrementada porque a Nouy le corresponde sentar sus bases, ya que este Mecanismo inició su andadura oficial en noviembre de 2014 y sus primeras actuaciones serán fundamentales para forjar su credibilidad.

Nouy se cita con los principales dirigentes del sector en un momento clave para la banca española, que está a la espera de una nueva ronda de consolidación

En 2016, su vigilancia directa se extiende a 129 entidades, de las que 14 son españolas. Fuentes conocedoras de la situación aseguran que, precisamente por la amplitud de su marco de supervisión, Nouy está manteniendo reuniones similares en distintos países del euro. Esta vez lo hará en España, donde, además de establecer un trato más directo con los principales representantes del sector, pretende apuntalar el nuevo marco de supervisión que ya se está ejecutando y aclarar las dudas o sugerencias que pueda tener el sector. 

Momento clave para el sector

Porque la cumbre bancaria con Nouy se produce en un momento clave para el futuro de las entidades españolas, enfrentadas a una exigente agenda de desafíos. A los retos comunes a toda Europa, como son los bajos tipos de interés y su presión sobre los márgenes, los mayores requerimientos regulatorios y la llegada de nuevos competidores digitales, se suman las particularidades del sector español, expuesto todavía a un proceso de desapalancamiento de la economía para depurar los excesos previos a la crisis y que cuenta en su balance con 213.000 millones de euros entre activos dudosos y adjudicados. 

En conjunto, este contexto está afectando al negocio bancario y complicando el retorno a unos niveles de rentabilidad que garanticen su viabilidad. Según los datos del último 'Informe de estabilidad financiera' emitido por el BdE, la rentabilidad sobre los recursos propios (ROE) del negocio puramente español se situó en 2015 en el 4,4%, inferior a un coste de capital que se estima en torno al 8%. 

Fachada del Banco de España. (EFE)
Fachada del Banco de España. (EFE)

Conscientes de estas apreturas, el sector está reaccionando con el anuncio de cierres de oficinas y ajustes de plantilla. Sin embargo, las entidades asumen que, por esta vía, el proceso será demasiado lento y sin que se generen los ahorros suficientes, con lo que dan por hecho que hará falta una nueva ronda de consolidación que acelere esa tendencia. 

Otro foco abierto corresponde al cumplimiento de la normativa establecida por la Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de cajas de ahorros y fundaciones bancarias y a la implantación de los estándares de gobierno corporativo en las antiguas cajas de ahorro. En particular, la atención se centra en la necesidad de elegir entre la presidencia del banco y la de la fundación bancaria, una decisión para la que la ley da un plazo máximo hasta el próximo 30 de junio. Después de que Amado Franco decidiera permanecer en la presidencia de Ibercaja Banco y de que Braulio Medel optara por quedarse en la Fundación Unicaja Banco, la decisión más esperada corresponde a Isidre Fainé, que debe elegir entre CaixaBank y Fundación Bancaria La Caixa. Todo apunta a que se decantará por la segunda. 

Además, los principales representantes del sector están pendientes de los test de estrés a los que se van a ver sometidos este año por parte de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés). Son seis las entidades españolas que pasarán estas pruebas -Santander, BBVA, Criteria (CaixaBank), BFA (Bankia), Banco Sabadell y Banco Popular-, que conocerán sus 'notas' a comienzos del tercer trimestre. 

Ana Botin, presidenta del Banco Santander. (EFE)
Ana Botin, presidenta del Banco Santander. (EFE)

Capital financiera europea

Tras la reunión en el Banco de España, Nouy participará en las jornadas financieras organizadas por el IIF que convertirán a Madrid en la capital financiera europea por dos días. Entre el martes y el miércoles, desfilarán por la capital de España, además de la presidenta del MUS, varios gobernadores de bancos centrales de la eurozona y los presidentes de varias de las mayores entidades financieras privadas. 

El martes 24, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, y el presidente de BBVA, Francisco González, compartirán participación en una mesa que analizará las principales cuestiones que afectan ahora al sector financiero. También visitarán Madrid Andrea Enria, presidente de la EBA; François Villeroy de Galhau, gobernador del Banco de Francia; Klaas Knot, presidente del Banco de Holanda; Peter Praet, miembro del comité ejecutivo del BCE; Axel Weber, presidente de UBS, o Ralph Hamers, consejero delegado de ING. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios