gana 23 millones en el primer trimestre

Evo Banco entra en beneficios e insiste en su política de no cobrar comisiones

La entidad, adquirida por Apollo al FROB en 2013, ya gana dinero apoyada en el aumento de los clientes, en la financiación al consumo y en un espectacular margen de clientes

Foto: Oficina de Evo Banco en Madrid. (EFE)
Oficina de Evo Banco en Madrid. (EFE)

"Queremos empezar a enseñar el pie detrás de la puerta y decir que estamos aquí". El consejero delegado de Evo Banco, Enrique Tellado, ha justificado así que la entidad haya dado un paso al frente para presentar sus resultados del primer trimestre. La ocasión era propicia, puesto que el banco, vendido por el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) al fondo Apollo en 2013 por 60 millones de euros, ha entrado en beneficios. Entre enero y marzo ha ganado 23 millones de euros, un resultado que contrasta con los 1,6 millones que perdió en el mismo periodo de 2015 y con los 14,1 millones a los que ascendieron los números en el arranque de 2014. 

Tellado, eso sí, no ha ocultado que este resultado se ve incremento por los extraordinarios y ha precisado que el beneficio recurrente se sitúa en los 4,3 millones de euros. Sobre esta base, Evo Banco calcula que el beneficio de los próximos trimestres se moverá en torno a los 2,5 millones, con lo que el beneficio acumulado en el conjunto del ejercicio lo hará en torno a los 30 millones de euros

Pese a que apenas acaba de entrar en beneficios, Evo maneja un ambicioso objetivo: alcanzar una rentabilidad sobre el capital (ROE) del 15% en dos años. 

Todo ello, sin cobrar comisiones, una política que la entidad no va a cambiar. "No está previsto en nuestro modelo cobrar comisiones", ha asegurado el consejero delegado en un momento en que el sector defiende justo lo contrario. Lo que sí está previsto es la posibilidad de realizar más adquisiciones de carteras de crédito, tal como ha hecho en los últimos años. "Tenemos la liquidez y seguimos mirando el mercado", ha anticipado. Sus intenciones pasan por mantenerse en los volúmenes en los que ya se ha movido, con operaciones de entre 200 y 400 millones de euros. 

En defensa del margen

Por el momento, su resultado positivo se apoya en tres variables. La primera, el incremento del número de clientes, que al cierre del primer trimestre alcanzaban los 865.000, frente a los 252.000 de finales de 2013. En este terreno, los objetivos de la entidad pasan por elevar ese número hasta los 900.000 clientes en 2016 y hasta los 1,2 millones en 2017. 

Con el sector luchando por márgenes de clientes de 150 o 200 puntos básicos, Evo se destapa con 522 puntos básicos gracias a su estructura de negocio

La segunda clave radica en su negocio. De los 2.200 millones de euros a los que asciende su cartera de crédito, el 60% corresponde a financiación al consumo, que deja un mayor margen, y el 40% a préstamos hipotecarios. Tellado ha asegurado que no trajaban con las pequeñas y medianas empresas (pymes) y que no están entrando en la batalla por la concesión de hipotecas porque no pueden pagar los precios que está ofreciendo el sector. "No podemos competir por precio", ha afirmado con respecto a las hipotecas, por las que Evo sigue ofreciendo diferenciales de 200 puntos básicos sobre el euribor a 12 meses. 

Y la tercera clave se deriva de la anterior: su margen de clientes. En un momento en que el sector está luchando por conseguir márgenes de 150 o 200 puntos básicos, Evo se destapa con 522 puntos básicos precisamente por esa estructura de negocio basada en la financiación al consumo, hipotecas concretas y nada de financiación a pymes. "Tenemos un margen de clientes muy alto, que es el que exige nuestro modelo de negocio", ha subrayado Tellado.

El desafío que afronta la entidad es defender estos márgenes mientras incrementa su balance, que actualmente cuenta con unos activos que se mueven en torno a los 4.000 millones de euros. El consejero delegado ha enfatizado que la clave reside en la velocidad a la que se haga y que "el banco no tiene previsto hacerlo en dos años". 

Problemas con la nueva plataforma

Tellado ha reconocido las dificultades que los clientes de Evo han sufrido en el último mes a raíz del cambio de la plataforma tecnológica que implementó a comienzos de abril. Ha matizado que "más que problemas, ha habido incidencias", y ha precisado que no se ha sufrido un impacto negativo en el número de clientes ni en la salida de dinero. "Espero que funcione mejor a partir de ahora", ha deseado. 

Con respecto al futuro de la entidad, Tellado afirma que el modelo de negocio de Evo funcionará "a pleno rendimiento en 2021 o 2022", con lo que ha dejado entrever que Apollo todavía tiene años por delante para madurar su inversión. En este sentido, ha subrayado que "el compromiso del accionista es claro", porque, además de los 60 millones iniciales, el fondo estadounidense ha invertido más de 200 millones de euros en sucesivas ampliaciones de capital. 

Acerca de la estructura del banco, el consejero delegado ha comunicado que la plantilla se ha reducido en los últimos años de 1.100 a 700 empleados y que la red de oficinas ha descendido de 80 a 49. En este terreno, Tellado ha defendido que, en todo caso, "Evo realizará un ajuste fino", que puede implicar cerrar algunas oficinas para abrirlas en otro lugar. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios