OPERACIÓN VINCULADA CON LA MATRIZ CRITERIA

Los minoritarios denuncian a CaixaBank en el BCE por la venta de Bank of East Asia

El BCE está recibiendo numerosas protestas de socios minoritarios que no terminan de ver claras las operaciones vinculadas que CaixaBank quiere realizar con su matriz Criteria

Foto: El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. (EFE)

Quizá no sea más que un pequeño obstáculo en el camino, pero lo cierto es que ha aparecido justo en el peor momento, en vísperas de la junta general de accionistas que este jueves celebra CaixaBank en Barcelona. Grupos minoritarios de accionistas, tanto españoles como extranjeros, han aprovechado la asamblea general para mostrar en público su malestar por algunas de las operaciones vinculadas más llamativas que se están llevando a cabo en el seno del grupo financiero e industrial que preside Isidre Fainé. El motivo de discordia se centra esta vez en la venta del 17,24% de las acciones del Bank of East Asia (BEA) que la entidad financiera quiere efectuar a favor de Criteria.

La operación necesita el beneplácito del Banco Central Europeo (BCE), y hasta allí se han desplazado en comandita las distintas organizaciones de inversores particulares, nucleadas en torno a la asociación española de minoritarios AEMEC y sus homólogas internacionales Better Finance y World Federation Investors. Estas entidades consideran que la valoración aprobada para el traspaso de la citada participación del citado banco de Hong Kong está muy por debajo de su precio real, lo que perjudica los intereses de la masa anónima de accionistas en bolsa y solo beneficia al comprador, Criteria, que no en balde es la casa matriz del vendedor, CaixaBank.

En el escrito dirigido a las autoridades de Fráncfort, los accionistas minoritarios muestran “serias y fundadas dudas sobre la solidez, viabilidad e idoneidad” de una operación que, a su juicio, “posee un déficit de legitimación jurídica y societaria”. Los denunciantes aseguran que la transmisión afecta a un activo estratégico y “no ha sido sometida a la aprobación de la junta general de Caixabank”. A este respecto, los afectados recuerdan la necesidad de adecuar las decisiones corporativas a las normas elementales, incluyendo las directivas comunitarias, que determinan el buen gobierno de las sociedades cotizadas en bolsa.

Los inversores particulares afirman que la transmisión se efectúa con una valoración inferior al precio real, por lo que solo beneficia a los intereses de Criteria

La transmisión patrimonial de la participación de referencia del Bank of East Asia fue aprobada por el Patronato de la Fundación Bancaria y los consejos de administración de CaixaBank y de Criteria a finales del pasado año. En el mismo acuerdo se incluía también la transferencia del 9,01% de Inbursa, el grupo financiero mexicano de Carlos Slim. La venta en su conjunto fue establecida en un importe de 2.651 millones de euros, de los que 642 millones serán pagados en efectivo y los 2.009 restantes se abonarán mediante una contrapartida de acciones propias de CaixaBank que están en poder de Criteria.

La autocartera que genera la operación alcanza casi un 10% del banco, si bien la junta de CaixaBank tiene previsto aprobar hoy una autorización al consejo para la amortización de dichos títulos. La eliminación de estas acciones constituye una condición previa establecida en la petición de aprobación al BCE, de ahí que el grupo catalán se esmere por cumplimentar un trámite que ha suscitado cierta perplejidad entre los analistas financieros. Los observadores más suspicaces no entienden que se amorticen ahora unos títulos a tenor de las operaciones corporativas que mantiene en cartera CaixaBank, sin ir muy lejos la más que probable compra de BPI en Portugal. 

El consejero delegado del Bank of East Asia, David Li. (Reuters)
El consejero delegado del Bank of East Asia, David Li. (Reuters)

Las asociaciones de minoritarios entienden que la participación del 17,24% del Bank of East Asia ha sido estimada en un valor de 1.549 millones de euros, una cifra que consideran “muy por debajo del precio real”. Esta apreciación está basada en la eliminación de los pactos de sindicación que otorgaban el control efectivo de la familia Li, como principal accionista de referencia, sobre cualquier movimiento accionarial que pudieran realizar otros inversores extranjeros, incluyendo entre ellos a La Caixa. No obstante, Fainé se cubrió en su día las espaldas con una doble ‘fairness opinion’ emitida por Citi y UBS en la que se concluía que la contraprestación a pagar por Criteria era razonable desde el punto de vista financiero.

El trasvase de las participaciones en Bank of East Asia e Inbursa forma parte del plan estratégico 2015-2018 con el que CaixaBank se ha propuesto reducir un tercio el peso del consumo de capital en su cartera de participadas. La operación no tendrá un impacto significativo en la cuenta de resultados y, tras la amortización, el valor tangible por acción aumentará aproximadamente un 3%. Con todo y con eso, Fainé señaló hace unos meses que el realojamiento de estos activos dentro del grupo era “muy positivo” para CaixaBank, para Criteria y para todos los accionistas de la entidad financiera. Por lo que se ve, algunos no piensan lo mismo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios