cláusula recogida en el nuevo convenio

La banca se blinda por convenio para no pagar a los empleados por los tipos negativos

La sensibilidad del sector ante la posibilidad de tener que pagar intereses por las hipotecas concedidas es total. Y lo demuestra incluso en el nuevo convenio colectivo

Foto: El presidente de la AEB, José María Roldán. (EFE)
El presidente de la AEB, José María Roldán. (EFE)

Los tipos de interés negativos, sobre todo cuando conciernen a las hipotecas y a la posibilidad de que los bancos se vean en la tesitura de tener que pagar a los clientes, se están convirtiendo en un tema extremadamente sensible y molesto para el sector bancario. Tanto es así, que el XXIII Convenio Colectivo de Banca firmado esta semana por la Asociación Española de Banca (AEB) y los sindicatos incluye una mención explícita a que el tipo de interés de los préstamos que reciban los empleados para la compra de vivienda nunca podrá caer en terreno negativo. 

La mención aparece en el capítulo noveno, que se ocupa de los 'Beneficios sociales', y se incluye en concreto en el artículo 51º, dedicado a los 'Préstamos para adquisición de vivienda'. En su interior, en el que se expone que "las empresas concederán préstamos a su personal para la adquisición de vivienda habitual", el convenio también recoge: "El tipo de interés, anual y variable, aplicable a estas operaciones, será el euribor a un año, o valor de referencia que lo sustituya, más 0,15, sin que en ningún caso pueda resultar un tipo de interés negativo". 

En el anterior convenio, el vigente entre 2011 y 2014, no existía ninguna alusión específica a esta cuestión: "El tipo de interés, anual y variable, aplicable a estas operaciones, desde 1 de enero de 2008, será el euribor a un año, o valor de referencia que lo sustituya, más 0,15". Ahí terminaba, sin matices adicionales. Y lo mismo ocurría con el anterior convenio, el que rigió entre 2007 y 2010

El nuevo convenio, por tanto, se ha adaptado rápidamente a las extraordinarias condiciones derivadas de los tipos de interés más bajos de la historia en la eurozona. Con los tipos oficiales en el 0% y los tipos de la facilidad de depósito en el -0,40% desde marzo, el euribor a 12 meses, la referencia para la mayoría de las hipotecas a tipo variable en España, ha entrado en negativo por primera vez en 2016.

La banca se blinda por convenio para no pagar a los empleados por los tipos negativos

El índice hipotecario perforó la barrera del 0% a comienzos de febrero, y desde entonces ha permanecido por debajo de ese nivel. Este hito ha desembocado ya en que su media mensual, que es la que se tiene en cuenta en las revisiones hipotecarias, ha entrado igualmente en negativo en febrero, cuando se situó en el -0,008%, y en marzo, cuando arrojó un -0,012%. La secuencia se prolongará en abril, puesto que por el momento la media mensual se encuentra en el -0,009%.

Por ahora, eso sí, estos niveles negativos que el euribor muestra todavía son inferiores a los diferenciales que las entidades suman al euribor para calcular los intereses que los clientes abonan por sus hipotecas, con lo que aún no se ha dado la circunstancia de que los bancos hayan tenido que enfrentarse al pago de intereses por sus préstamos hipotecarios. Sin embargo, el sector no descarta que esto pueda producirse, de ahí las declaraciones públicas que está formulando contra ese escenario, a las que ahora suma una referencia explícita en su convenio para neutralizar de raíz esa posibilidad en los préstamos concedidos a sus empleados. De este modo, afianza todavía mas su posición contraria a tener que pagar por los créditos concedidos. 

De hecho, y en línea con la sensación de que en algún momento los tipos pueden volverse aún más negativos, en el mercado sorprende el frenazo del euribor a 12 meses en las últimas semanas. Desde el 10 de marzo, fecha en que el Banco Central Europeo (BCE) adoptó sus últimas medidas, el euribor a 12 meses, lejos de seguir cayendo, ha subido ligeramente: ha pasado del -0,025% al -0,011% registrado este miércoles. Por el contrario, el eonia, que es el 'euribor a un día', ha descendido en el mismo periodo del -0,242% al -0,343%. Esta diferencia contrasta aún más si se tiene en cuenta que el eonia se calcula a partir de operaciones efectivas realizadas en el mercado interbancario, en tanto que el euribor a un año es un índice teórico elaborado a partir del interés al que las entidades estarían dispuestas a prestarse dinero a ese plazo.

"Es un despropósito"

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. (EFE)
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. (EFE)

La última de esas declaraciones públicas contrarias a tener que pagar intereses a los clientes por las hipotecas que han concedido ha sido la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. Este jueves, durante la presentación de los resultados de la entidad en el primer trimestre de 2016, no dudó en calificar como "despropósito" que un banco tuviera que pagar intereses por el dinero que ha prestado. "Espero y deseo que nadie permita que pase", remachó, y se mostró convencida de que los tribunales darían las razón a las entidades en caso de que alguien reclame lo contrario. 

Con anterioridad, el presidente de la AEB, José María Roldán, también había mostrado su oposición a que la banca tuviera que afrontar un escenario de ese tipo. "Pagar a alguien por pedir prestado dinero es una contradicción", expuso ya en febrero. "Esta situación no es sana ni sostenible ni razonable", sentenció. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios