la licitación pública se desploma un 19,9%

Nubarrones para las constructoras: la licitación pierde pie en el arranque del año

La esperanza de remontar el vuelo se desvanece tras conocer los primeros datos del año. Los expertos dibujan un panorama complejo y lleno de incertidumbres para el sector

Malas noticias para el sector de la construcción. Lo que parecía un cambio de tendencia se ha quedado en un espejismo, o así lo sugieren las últimas cifras. La licitación pública se ha desplomado un 19,9% en el primer trimestre del año, anticipando así un panorama poco halagüeño para las empresas españolas de infraestructuras. "Se aprecia una clara ralentización en 2016", advierte el presidente de la patronal Seopan, Julián Núñez. Los datos que maneja no invitan al optimismo.

Aunque el consumo de cemento ha crecido casi un 4% en el primer trimestre, está por debajo del 5,4% registrado a principios de 2015. Algo similar ocurre con la creación de empleo en este sector. El número de afiliados ha aumentado un 2,6%, un ratio inferior al 4,7% del año pasado. Tras siete años consecutivos de fuerte recesión, 2015 prometía revertir esa curva con indicios que abrían la puerta a la esperanza. "En términos de inversión pública, la actividad creció un 5,5%" sobre todo gracias a la edificación residencial, señala Núñez en un encuentro organizado por EY y El Confidencial.

(De izquierda a derecha). El responsable del área de infraestructuras de EY, Javier García Seijas, el periodista y moderador del debate, José Antonio Navas, y el presidente de Seopan, Julián Núñez. Foto: Jorge Álvaro Manzano.
(De izquierda a derecha). El responsable del área de infraestructuras de EY, Javier García Seijas, el periodista y moderador del debate, José Antonio Navas, y el presidente de Seopan, Julián Núñez. Foto: Jorge Álvaro Manzano.

La edificación residencial registró una subida del 6,3% en 2015 respecto al año anterior frente al 3% de la no residencial. La actividad de la obra civil, por su parte, aumentó un 2,7%. El sector ha facturado 101.000 millones de euros en su conjunto, lo que hacía pensar en un posible repunte tras años de sequía. El "punto de inflexión" no ha sido tal en vista de otros indicadores, explica Núñez. "La caída total en licitación pública fue del 24% el año pasado, más acusada en obra civil (-29%) que en edificación (-10%).

Cae el volumen de adjudicaciones

El mayor desplome en licitaciones de obra civil fue a nivel de los ayuntamientos (-36%), seguido del Estado (-14%) y las comunidades autónomas (-14%). Otro indicador que sirve para medir el pulso al sector tiene que ver con la contratación pública (infraestructuras). "El volumen de adjudicaciones que tuvimos el año pasado fue inferior a 5.000 millones, un 9% menos que en 2014", aclara el presidente de Seopan. El Estado las redujo en un 6% frente al crecimiento del 6% de las autonomías y la acusada caída del 30% en las corporaciones locales. En definitiva, 2015 podía prometer una remontada por el repunte de la edificación, pero no por los demás parámetros. 

Los malos presagios se confirman en un momento "complejo, repleto de incertidumbres" y tenso por otros motivos como el (des)ajuste de las cuentas públicas. No ha pasado ni un mes desde que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunciara que España había incumplido el objetivo de déficit en 2015. Casi un punto nos separa del 4,2% pactado con Bruselas, y eso que la reducción del déficit ha sido de seis puntos porcentuales entre 2010 y 2015. La Comisión Europea no ha tardado en pedir más esfuerzos al Gobierno para que acometa un ajuste estructural y cuadre las cuentas públicas.

Los expertos temen que las inversiones públicas se paralicen hasta más allá de 2020 por los desequilibrios en las cuentas públicas

"Si antes ya teníamos que sobrevivir con la inversión paralizada hasta 2019, con estos nuevos 'inputs' nos iremos a 2020 o no sé a dónde", teme Núñez. La desviación del déficit condiciona la inversión pública y dibuja un futuro "nada halagüeño" a juicio de los ponentes, quienes critican que nuestro país tenga "el menor ratio inversor" de la Unión Europea (UE). "Hay cosas que hay que hacer sí o sí" en ámbitos como la gestión de aguas residuales, sostiene Javier García Seijas. El responsable de infraestructuras de EY cree que España podría aprovecharse de algunos instrumentos de la UE y no lo hace. ¿Por qué no presentar proyectos para captar la financiación del Plan Juncker?, plantea.

Los ponentes insisten: actualizar el marco regulatorio debería ser una de las prioridades para facilitar la colaboración público-privada. "No podemos gastar con cargo al presupuesto público porque estaríamos rompiendo el techo de gasto. Por eso hay que atraer al sector privado", argumenta Seopan. Núñez lamenta que el actual Gobierno en funciones haya perdido una oportunidad de oro para hacer reformas en este sentido y aprovechar así la liquidez presente en los mercados internacionales. "Tenemos todos los ingredientes para resolver el difícil desafío de invertir más, pero falta voluntad política".

Hay apetito por los proyectos que se han realizado hasta ahora en España, o así lo ve el portavoz de EY. "Se están refinanciando a condiciones mucho más ventajosas. Además podemos explorar otras vías de financiación al margen de las estrictamente bancarias" para que el sector de la construcción y las infraestructuras siga creciendo.

"España tiene un buen 'stock' en autovías, ferrocarriles, puertos y aeropuertos que están contribuyendo a la salida de la crisis" gracias a los ingresos en turismo y exportaciones, concluye Núñez. Seijas destaca la ventaja competitiva de las empresas españolas en determinados mercados gracias a sus buenos perfiles profesionales y su trayectoria. "Hemos construido carreteras y aeropuertos en unos tiempos récord y a unos costes razonables. Somos unos grandes 'players' en el negocio".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios