según un estudio de ymedia

¿Y si la publicidad desaparece? Cada familia debería 'apechugar' con 225 euros al año

Mantener las cadenas de televisión, los periódicos, internet o algunas infraestructuras tiene un precio. Un informe desvela cuánto pagaríamos de más si no fuera por la publicidad

Foto: Cada hogar debería pagar 225 euros al año para garantizar la supervivencia de los medios de comunicación. (EFE)
Cada hogar debería pagar 225 euros al año para garantizar la supervivencia de los medios de comunicación. (EFE)

Emisoras de radio, canales de televisión, periódicos impresos o digitales, revistas, páginas web, suplementos… ¿Qué sería de ellos si no fuese por la inversión publicitaria? Una agencia de medios se ha preguntado cuánto dinero tendría que poner cada hogar de su bolsillo si esos anuncios tan molestos se esfumasen de la noche a la mañana. El coste asciende a 225 euros al año, concluye un estudio elaborado por Ymedia.

Esta 'cuota' sería un requisito imprescindible para garantizar la supervivencia de unos cuantos servicios, un importe que hoy recae en hombros de la publicidad. Las emisoras de radio, por ejemplo, no podrían salir adelante sin que cada uno de los 18 millones de hogares españoles se comprometiese a pagar 25 euros al año. La inversión publicitaria en este medio asciende a 454,4 millones de euros.

¿Estaría dispuesto a pagar un euro más por cada periódico que compra? (EFE)
¿Estaría dispuesto a pagar un euro más por cada periódico que compra? (EFE)

Cada familia debería abonar además una tarifa de 110 euros anuales para mantener las cadenas de televisión, un sector que hoy recibe 2.011 millones de euros en inversión publicitaria. El termómetro en el que se miran todos los medios de comunicación ha arrancado este año de capa caída, algo que los analistas vinculan a la incertidumbre política tras el 20-D.

Las previsiones de crecimiento para 2016 (4%) no se corresponden con las de consumo privado (3,6% de crecimiento anual), si bien la televisión no es el único medio preocupado por el 'impasse' político. Los ingresos publicitarios en prensa escrita también sufrieron un frenazo considerable en el último trimestre de 2015, confirmando así los peores presagios para el sector.

Cada familia debería pagar 110 euros al año para mantener las cadenas de televisión y 25 euros para garantizar la supervivencia de la radio

¿Estaría dispuesto a desembolsar un euro más por cada periódico que compra? Sería el importe a pagar si la inversión (que hoy roza los 659 millones) desapareciera sin dejar rastro en la prensa escrita. En la actualidad, hay más de 11 millones de lectores diarios y 1.771.719 compradores, sostiene el informe de la compañía que dirige Jaime López Francos. Apenas 6,4 lectores por cada ejemplar. "No damos a la publicidad la importancia que tiene a la hora de reactivar la economía, cubrir costes, crear opinión y generar empleo", señala el CEO de Ymedia en declaraciones a este diario.

Algo parecido ocurre con los suplementos y revistas. Cada comprador tendría que estar dispuesto a invertir 50 céntimos más por cada ejemplar en el primer caso y 100 euros más al año en el segundo. La inversión publicitaria actual es de 37,8 millones en suplementos (con tres lectores por cada número) y 255,2 millones en revistas (con seis lectores).

Los internautas deberían pagar 70 euros más al año si la publicidad no existiera. (EFE)
Los internautas deberían pagar 70 euros más al año si la publicidad no existiera. (EFE)

También hay céntimos de diferencia en otros sectores como el cine, donde la publicidad invierte 22 millones de euros. Cada entrada sería 30 céntimos más cara para cada uno de los 71.285.000 espectadores que pasan por las salas cada año. En cuanto a servicios de infraestructuras, cada hogar debería abonar un canon de 18 euros anuales a su ayuntamiento. La inversión rebasa los 327 millones en publicidad exterior.

Los anuncios en la red hacen que los internautas se ahorren 70 euros al año. Y es que la inversión publicitaria en este canal supera los 1.240 millones de euros, una cantidad que se sitúa muy por encima de otros soportes como la radio o la prensa y cada día más cerca de la televisión. Por eso los inhibidores de propaganda 'online' preocupan, y no solo entre los anunciantes. 

"La publicidad debe adaptarse al mundo digital y tenemos que aprender a integrarla como algo natural. Los inhibidores nacen en busca de un equilibrio para que no sea excesivamente intrusiva", explica López Francos. El CEO de Ymedia insiste en la necesidad de controlar y pulir este aspecto -sobre todo en dispositivos móviles- para que las marcas inviten a la compra en lugar de desquiciar a los usuarios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios