encarga a jp morgan estudiar la adquisición

Air France sobrevuela la compra de Air Europa ante la falta de acuerdo con HNA

La compañía galo-holandesa ha retomado su interés por adquirir la aerolínea de Globalia debido al distanciamiento entre Juan José Hidalgo y el grupo chino inversor de NH Hoteles

Juan José Hidalgo podría encontrarse con un inesperado plan B ante la falta de decisión del grupo chino HNA para cerrar la compra de Globalia, pactada desde hace más de nueve meses. Y es que, según distintas fuentes, Air France-KLM habría expresado su interés por hacerse con Air Europa. No en vano la línea áerea del grupo turístico, una de las patas del 'holding', se había convertido precisamente en un escollo para el acuerdo con la multinacional asiática por las trabas del Ministerio de Fomento.

Según las mismas fuentes, Air France-KLM, que tiene una capitalizacion de 2.500 millones de euros, se ha puesto en manos de un banco estadounidense para negociar la adquisición de Air Europa, empresa por la que ya estuvo interesada tiempo atrás. El grupo galo-holandés ha pedido a JP Morgan -también se habla de Bank of America Merrill Lynch- sondear la compra de la aerolínea española, aprovechando el distanciamiento de Hidalgo con HNA y la imposibilidad jurídica de que la compañía china pueda tomar el control de la filial de Globalia, según la regulación europea.

Juan José Hidalgo, presidente de Air Europa. (EFE)
Juan José Hidalgo, presidente de Air Europa. (EFE)

El pasado mes de enero, en la celebración de Fitur, el propio Hidalgo puso de manifiesto el alejamiento con el primer accionista de NH Hoteles, al afirmar con rotundidad que “el día que pongan la pasta, seguiremos hablando. Si no, no hablo más”. El empresario añadió que “se trata de una maniobra para tensar la cuerda y ver si hemos estado dos años mareando la perdiz”. Fuentes próximas al grupo balear agregaron que “si no es HNA, será otro. Hay un Plan B diseñado”, al tiempo que matizaron que en ese momento no había negociaciones concretas con nadie.

Air Europa, con una facturación aproximada de 1.600 millones de euros, aporta cerca del 40% de los ingresos de Globalia, los cuales rondan los 3.300 millones. Aunque la idea inicial de Hidalgo era traspasar el 49% del capital de la totalidad del 'holding' a los chinos, la Dirección General de Aviación Civil, en su calidad de entidad reguladora del sector español de transporte aéreo, ha avisado al empresario español de que no es viable la venta de la aerolínea a una empresa que no sea comunitaria.

El departamento dependiente del Ministerio de Fomento le ha recordado a Hidalgo que los reglamentos comunitarios y, en concreto, el llamado 'tercer paquete' de 1992 establecen requisitos meridianamente claros y que son inquebrantables para operar en el mercado único europeo. El primero de todos estos condicionantes exige que las aerolíneas sean propiedad de los estados miembro y estén “efectivamente controladas por estos y/o por ciudadanos de estos”. Una cláusula de difícil cumplimiento para HNA, que dejaría en el aire la alianza con Globalia, pero sí para Air France-KLM.

Este escollo obligaría al grupo turístico a separar la aerolínea del resto de negocios, el de agencias de viajes -Halcón-, turoperador -Travelplán-, 'handling' y hoteles. Una estructura corporativa que en cambio no convence a la multinacional asiática, que presuntamente quería la totalidad de las actividades. De hecho, considera Air Europa la joya de la corona del grupo, por lo que no parecía muy probable que se cerrase la operación. Air France-KLM ha avistado el problema y se ofrecería a Globalia como una solución si Hidalgo encuentra otro comprador para el resto del grupo.

Planes de ajustes

El grupo galo-holandés, del que el Estado francés tiene el 16% del capital, necesita ganar tamaño, ya que su capitalización es poco más de un tercio de la de la alemana Lufthansa y cuatro veces menos que IAG, el grupo resultante de la integración entre British Airways e Iberia. La compañía está inmersa en un plan de ajuste para ahorrar 1.000 millones de euros en costes hasta 2020, lo que pasa irremediablemente por bajar los salarios y despedir a personal de vuelo. Un anuncio que ha provocado varias huelgas, lo que, junto al impacto de los atentados del pasado mes de noviembre en París, ha afectado a las cuentas de la aerolínea.

Pese a ello, Air France-KLM obtuvo en 2015 un beneficio operativo de 816 millones de euros, frente a las pérdidas de 129 millones un año antes. Un resultado positivo superior al previsto por los expertos, conseguido en parte por la caída del precio del combustible y el efecto de las primeras medidas de ajuste. Una situación similar a la de Air Europa, que quiere relanzar su 'low cost' para competir con Iberia, al tiempo que necesita músculo financiero para renovar su flota por 5.700 millones de euros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios