enconomista especializado en real estate

Nuevo CEO en JLL: Losantos sella el relevo generacional de los brókers inmobiliarios

La firma de servicios inmobiliarios ha reorientado su estrategia, y la trayectoria de Losantos ayuda a tener una idea de la dimensión del cambio

Foto: Enrique Losantos, nuevo CEO de JLL. (JLL)
Enrique Losantos, nuevo CEO de JLL. (JLL)

Ha sido el último en llegar al sector, pero está dispuesto a ponerlo patas arriba. O al menos su casa. Enrique Losantos es a partir de este jueves el nuevo CEO para España de la firma de servicios inmobiliarios JLL. Un año después de aterrizar en la compañía, adonde llegó procedente de Banco Santander (fusiones 'real estate'), el financiero madrileño pasa a ocupar el sillón de mando de la organización.

Aunque podía intuirse hace meses su promoción, Losantos se incorporó a JLL como responsable del área de Negocio de Inversiones en abril de 2015. Llegó poco después de la marcha de Andrés Escarpenter, su antecesor como CEO durante dos décadas, y al final ha sido el ejecutivo elegido por el presidente Benoit du Passage para abordar el reto de transformar la organización y el modelo de negocio de la firma.   

Desde el ejercicio pasado, JLL ha reorientado su estrategia, y la trayectoria de Losantos ayuda a tener una idea de la dimensión del cambio, pues hablamos de un economista con base financiera especializado en 'real estate', como demuestra su paso por Société Générale ('trader'), Riofisa (director financiero del grupo inmobiliario familiar), Banesto (jefe inmobiliario de mercado de capitales) y Banco Santander.

Losantos llega a la cúpula de JLL con el encargo de adaptar el formato que ya funciona con éxito en otros países como Francia. Su ciclo para completar esa transformación es 2020, aunque la parte más relevante ya está desarrollada. Simplificandolo mucho, a partir de ahora la firma se divide en dos únicas líneas de negocio: inversor (operaciones) y corporativo (soluciones a clientes).

De alguna manera, la figura del puro intermediario inmobiliario se diluye. La apuesta de JLL pasa por convertirse en asesores integrales de clientes con necesidades inmobiliarias globales, como por ejemplo ya hacen para BBVA en todo el mundo. Un modelo más sostenible y por lo tanto menos sujeto al flujo de las transacciones, mucho más volátil y menos rentable.

Para llevar a cabo esta transformación, Enrique Losantos no renuncia a una posible adquisición complementaria con los servicios que desarrollan de forma interna. El reto está en doblar la cifra de negocio para finales de esta década y pasar a ser una de las filiales europeas 'pata negra' de JLL junto con las de Francia, Reino Unido y Alemania. Competir en magnitudes con sus hermanos mayores.

Con Losantos recién promocionado, las cuatro grandes del sector han confiado su presente a ejecutivos de la misma generación. Primero fue Adolfo Ramírez Escuerao (CBRE), luego llegó el turno de Alberto Prieto (Knight Frank) y por último le tocó a Oriol Barrachina (DTZ-Cushman). Solo los veteranos fundadores de Aguirre Newman, es decir, Santiago y Stephen, siguen con las botas puestas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios