BBVA, Barclays y Nomura calientan Telepizza para volver sin grasa a bolsa
  1. Empresas
refinancian sus casi 300 millones de deuda

BBVA, Barclays y Nomura calientan Telepizza para volver sin grasa a bolsa

Los tres bancos han acordado refinanciar los cerca de 300 millones de deuda de la cadena de comida rápida, que pretende lanzar una Oferta Pública de Venta a corto plazo

placeholder Foto: Sede de Telepizza en San Sebastián de los Reyes. (Carlos Delgado, Wikipedia)
Sede de Telepizza en San Sebastián de los Reyes. (Carlos Delgado, Wikipedia)

Telepizza ha cerrado la refinanciación de sus casi 300 millones de euros de deuda con la intención de salir a bolsa el próximo mes de mayo lo más saneada posible. La compañía de comida rápida, propiedad de los fondos Permira y KKR y de la familia Ballvé, ha alcanzado un acuerdo con BBVA, Barclays y Nomura para alargar entre cuatro y cinco años el pago de sus préstamos, cuestión vital para facilitar su regresó al parqué con la mejor salud financiera posible.

Según aseguran distintas fuentes financieras próximas a la operación, la firma de la renovación de los créditos se hará en los próximos días después de conseguir el visto bueno de los departamentos de riesgos del banco español, del inglés y del japonés para rebajar el tipo de interés. Telepizza pagaba hasta la fecha Euribor más 300 puntos básicos, tal y como acordaron en la anterior reestructuración de la deuda, firmada en octubre de 2014. Aunque las mismas fuentes han declinado concretar el nuevo diferencial, aseguran que el precio del préstamo está en línea con la de compañías defensivas del sector del consumo.

Con la nueva extensión pactada con BBVA, Barclays y Nomura, Telepizza se quedará con un ratio próximo a las tres veces gracias al aumento previsto del Ebitda

En la refinanciación previa, Telepizza redujo su deuda desde los 485 a los 285 millones (más un crédito revolving de 10 millones) gracias a la venta vía deuda de un 49% del capital de la compañía a KKR. Permira y los Ballvé destinaron parte de los ingresos de esta transacción a reducir su pasivo, lo que permitió a la cadena de pizzerías bajar su apalancamiento en relación a su beneficio operativo desde las 7,3 -un ratio desorbitado- hasta las 3,7 veces.

Ahora, con la nueva extensión pactada con BBVA, Barclays y Nomura, Telepizza se quedará con un ratio próximo a las tres veces gracias al crecimiento previsto del Ebitda por la mejoría del consumo doméstico. El acuerdo ha sido ya vendido por Bank of America Merrill Lynch y UBS, los dos bancos elegidos para llevar a cabo la Oferta Pública de Venta (OPV), a los inversores institucionales con los que ya se han reunido para tantear su interés por comprar acciones de la compañía en su próxima salida a bolsa. Las mismas fuentes apuntan a que la reacción de los gestores de cartera ha sido positiva, en gran parte por el buen comportamiento bursátil de las empresas comparables, como Domino´s Pizza.

La reacción de los gestores de cartera ha sido positiva, en gran parte por el buen comportamiento bursátil de las empresas comparables, como Domino´s Pizza

La cadena estadounidense se ha apreciado un 17% en la Bolsa de Nueva York y se paga a un PER -relación entre el beneficio y el precio de la acción- de más de 30 veces, mientras que su subsidiaria británica se cambia a 25 veces. Ambas se han apreciado más de un 20% en los últimos doce meses, lo que ha animado a Permira a intentar colocar Telepizza en bolsa para recuperar los 962 millones que pagó en 2016 cuando tomó el control de la empresa.

El 'private equity' tiene que vender su participación en la cadena de comida rápida porque el periodo de inversión del fondo a través del que entró en el capital expira este mismo año. Por tanto, debe devolver a sus limited partners el dinero que le prestaron para invertirlo en la compra de empresas a cambio de una generosa comisión. De no desprenderse de ella, ya sea mediante una salida a bolsa o el traspaso a un tercero, los directivos del fondo de capital riesgo serian penalizado de forma considerable.

Aunque la percepción de los gestores de cartera ha sido positiva, otras fuentes indican que está por ver si pagan la valoración que pretende obtener Permira -alrededor de 1.200 millones de euros- para poder rentabilizar su apuesta diez años después de su inversión. Un elemento clave es la desaceleración económica en España por la inestabilidad política, cuyos primeros efectos se están empezando a notar en la producción industrial y en el enfriamiento del consumo. La teoría que manejan los asesores de la compañía es que, con un gobierno de un color u otro, los clientes seguirán comiendo pizzas al ser un producto recurrente de bajo coste. En cualquier caso, reconocen que la culminación o no de la colocación dependerá de la evolución de la bolsa, cuya volatilidad ha provocado en el primer trimestre el mayor número de suspensiones de OPV desde 2009.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Telepizza Barclays Noticias del BBVA Nomura Permira KKR Salidas a bolsa
El redactor recomienda