Freixenet aplaza su consejo por la muerte de la madre de los Hevia
  1. Empresas
Esta rama familiar era la principal impulsora de la venta

Freixenet aplaza su consejo por la muerte de la madre de los Hevia

El consejo de administración de Freixenet que se iba a celebrar hoy y en donde se iba a discutir la venta de la empresa se ha aplazado por la muerte de Carmen Ferrer Sala

El consejo de administración de Freixenet que se iba a celebrar hoy y en donde se iba a discutir la venta de la empresa al grupo alemán Henkell &Co que divide a las familias propietarias se ha aplazado por la muerte de Carmen Ferrer Sala, la matriarca de la familia Hevia, según han explicado fuentes cercanas a la compañía fabricante de cava.

Precisamente son los Hevia los mayores defensores de vender a Henkell & Co. Se da la circunstancia, de que Carmen Ferrer Sala, de avanzada edad, era la única de los hermanos Ferrer que había legado en vida las acciones a sus hijos: el director financiero de Freixenet, Enrique Hevia y sus tres hermanas.

Freixenet está controlada por los Ferrer, que tienen el 42%. Precisamente José Ferrer (91 años), el presidente de honor, es el hermano pequeño de la fallecida Carmen Ferrer. En este momento se desconoce la fecha del nuevo consejo que presumiblemente se celebrará el próximo mes de abril, según fuentes cercanas a la empresa. La gestión de los Ferrer está siendo muy cuestionada por la pérdida de rentabilidad y de posiciones exportadoras y es el motivo de que se haya abierto una crisis accionarial dentro de la compañía.

Freixenet es el primer fabricante de cava y una de las mayores empresas de bebidas de España. Factura más de 500 millones anuales y mantiene una fuerte presencia internacional. Sin embargo, Freixenet dejaría de ser catalana si Henkell & Co, como pretende, se hace con el control de la compañía. Los alemanes la valoran en 500 millones, una cifra que les parece baja a los Ferrer, quienes además, no quieren vender a ningún precio.

Comprar y aislar

El plan de los Ferrer pasa por asilar a los Hevia comprando un 7% a alguno de los hermanos Bonet, de los que el más conocido es José Luis Bonet, presidente de Freixenet, presidente de la Cámara de Comercio de España y de gran relevancia pública al ocupar también la presidencia de Fira de Barcelona; si bien no gestiona el día a día de la compañía. La más proclive a vender a los Ferrer sería su hermana Pilar Bonet, mientras que los otros dos Bonet, Eudald y Pedro Bonet, quienes han alineado con la estrategia de Enrique Hevia de dar entrada a los alemanes y desprenderse de la empresa.

Los Ferrer esperan que esta medida sirva para neutralizar a Henkell & Co, que condiciona su oferta a poder hacerse con la mayoría. Henkell ya tiene en Sant Sadurní d’Anoia la pequeña empresa de Cavas Hill.

Freixenet José Luis Bonet Cava
El redactor recomienda