foro elconfidencial-pwc horizonte 2020

Antonio Llardén: "El gas puede ayudar a la descarbonización y las renovables"

El presidente de Enagás repasa las prioridades de la estrategia que la empresa se ha fijado para este lustro y resalta los pasos que Europa está dando hacia la unión energética

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, fue el invitado del Foro de Alta Dirección Horizonte 2020, organizado por El Confidencial en colaboración con PwC. Las líneas cardinales que la compañía se ha fijado en este lustro, la transición hacia un modelo basado más en las energías renovables y el impulso que está recibiendo la unión energética por parte de las autoridades europeas acapararon la mayor atención por parte de Llardén. 

Tras obtener un beneficio de 413 millones de euros en 2015, un 1,5% por encima del periodo anterior, Enagás se ha planteado tres prioridades para el periodo 2016-2020: la primera, mantener un ritmo de inversión con una media de 400 millones de euros al año; la segunda, defender su calificación crediticia actual, situada en A- por parte de Standard & Poor's (S&P) y Fitch y Baa2 por Moody's, y la tercera, mantener un ritmo de crecimiento del 2% en el negocio y del 5% en el dividendo. En este sentido, Llardén asegura que las previsiones de crecimiento son "prudentes", pero que desde la compañía han preferido "ser conservadores".

Antonio Llardén, presidente de Enagás, durante el evento. (Fotos: Jorge Álvaro)
Antonio Llardén, presidente de Enagás, durante el evento. (Fotos: Jorge Álvaro)

Enagás tampoco es ajena a la transición energética que se está viviendo en el mundo. En este sentido, y desde la perspectiva española y europea, Llardén asegura que "el gas natural puede ayudar al proceso de descarbonización y servir de puente entre un modelo más basado en las energías fósiles a otro en el que manden las renovables".

Unión energética, esta vez sí

El presidente de Enagás también subrayó el impulso que la Comisión Europea, de la mano del presidente, Jean-Claude Juncker, y el comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, está dando a un viejo proyecto: la unión energética. Llardén resalta que las líneas en las que se están trabajando caminan en dos direcciones: otorgar una mayor seguridad al suministro y ayudar a la descarbonización. "Somos totalmente partidarios de la unión energética", afirma.

En este sentido, subraya la necesidad de progresar en las interconexiones, en las que, además, Enagás cuenta con un papel protagonista, al estar presente en el accionariado del proyecto Trans Adriatic Pipeline, consistente en el desarrollo de un gasoducto de casi 900 kilómetros para enlazar Grecia, Albania e Italia, y al participar en el corredor MidCat entre España y Francia, que permitirá traer gas de Argelia. Ambas iniciativas resultan clave en esa misión de garantizar la seguridad energética europea. 

Los progresos en la unión energética serían un hito adicional a los muchos que ya ha vivido el sector energético en el siglo XXI. Para Llardén, el incremento de la demanda global por la irrupción económica de países como China o India, el accidente de Fukushima, el desarrollo de las energías renovables, la explotación masiva del 'shale oil' y del 'shale gas' o el súbito abaratamiento del petróleo desde mediados de 2014 figuran entre los asuntos que han modificado el mapa energético mundial desde el año 2000. Y todos ellos están coronados ahora por la lucha del planeta contra el cambio climático, reflejada en la COP21 celebrada a final de 2015 en París.  

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios