Areva dinamita la venta de Gamesa a Siemens con una indemnización millonaria
  1. Empresas
el grupo francés exige una compensación

Areva dinamita la venta de Gamesa a Siemens con una indemnización millonaria

El grupo galo Areva, con el que Gamesa firmó un alianza en 2014 para desarrollar aerogeneradores marinos, ha exigido una compensación millonaria para romper el acuerdo

Foto: El presidente de Gamesa, Ignacio Martín. (EFE)
El presidente de Gamesa, Ignacio Martín. (EFE)

La fusión entre Gamesa y Siemens pasa por Francia, donde la compañía española y la alemana se han encontrado con un problema de grandes dimensiones. Según indican fuentes próximas a las conversaciones, el grupo galo Areva, con el que la compañía vasca firmó un alianza en 2014 para desarrollar aerogeneradores marinos, ha exigido una compensación millonaria para romper el acuerdo y dar vía libre a la operación con la multinacional germana.

El 9 de marzo de 2015, Gamesa rubricó con Areva la creación de una sociedad participada por ambos grupos al 50% a la que cada una de las partes aportaba su negocio eólico marino ('offshore') y a través de la cual se canaliza en exclusiva el desarrollo de dicho negocio. La nueva compañía, que se denominó Adwen Offshore, situó su sede social en Zamudio (España) y contaba con 700 empleados repartidos entre las filiales de España, Francia, Alemania y Reino Unido.

Gamesa aportó activos por 161,25 millones y contabilizó su 50% por un valor contable del negocio de 100 millones de euros, más una cuenta a cobrar de la nueva sociedad de 95 millones. Dentro del acuerdo entre socios para la gestión conjunta de este negocio, tanto Gamesa como Areva establecieron determinados compromisos en cuanto a la transmisión de las participaciones y la obtención de financiación externa.

El principio de acuerdo con Siemens obligará a la ruptura con Areva, que ha exigido una compensación millonaria, lo que está dificultando notablemente el cierre de la operación con el grupo alemán. No hay que olvidar que Gamesa otorgó garantías de 304 millones de euros a Adwen para el desarrollo del negocio, así como otros avales por 68,4 millones para la consecución de financiación. La empresa fabricante de molinos de viento en el mar perdió 52 millones de euros en 2015, año de la constitución.

Cuando la empresa participada por Iberdrola y el grupo francés anunciaron el principio de acuerdo de su alianza en el verano de 2014, las partes aseguraron que su alianza suponía la creación de “un líder global en la industria 'offshore', un sector con alto potencial de crecimiento”. Además, añadieron que la nueva sociedad nacía “con una cartera de proyectos de 2,8 GW y el objetivo de alcanzar una cuota de mercado próxima al 20% en Europa para 2020”. La 'joint venture' tuvo que ser validada por el propio Gobierno francés, que ahora ha transmitido su queja a las autoridades españolas.

Francia, una vez más

Francia, por tanto, amenaza con cruzarse una vez más en las intenciones de expansión de Siemens. En 2014, la empresa germana vio cómo la gala Alstom, con el respaldo de las autoridades francesas, rechazaba la oferta que había presentado por sus negocios energéticos en favor de la propuesta presentada por la estadounidense General Electric, que fue la que finalmente se hizo con esa división por 12.350 millones de euros. Esta decisión desató las críticas de Alemania, donde los socios de gobierno de Angela Merkel acusaron a François Hollande de primar los intereses nacionales galos sobre los europeos.

Dos años después, Siemens puede ver truncados de nuevo en Francia los planes de fusionar su división eólica con Gamesa. Las negociaciones, destapadas en exclusiva por El Confidencial el pasado 29 de enero, buscan crear un gigante mundial en el sector eólico en el pulso que la compañía alemana mantiene con la danesa Vestas y, precisamente, con General Electric.

Para Siemens, la integración con Gamesa posee todo el sentido estratégico porque refuerza los segmentos en los que es menos fuerte. Principalmente dos: su potencia en instalaciones terrestres ('onshore') y su presencia en los principales mercados emergentes, en los que más está creciendo la instalación de megavatios eólicos, con China e India como principales exponentes.

Noticias de Siemens Gamesa
El redactor recomienda