proceso de venta

Wanda negocia con el fondo Hines y el filipino Emperador la venta del Edificio España

El proceso de venta encargado por el grupo chino a JLL sigue adelante y con dos importantes interesados: el estadounidense Hines y el nuevo dueño de Torre Espacio

Foto: Edificio España. (D. Muñoz)
Edificio España. (D. Muñoz)

Dos de los mayores inversores inmobiliarios del mundo quieren comprar el Edificio España. El gigante estadounidense Hines y el grupo filipino Emperador, que acaba de adquirir Torre Espacio, han tomado ya posiciones en el proceso de venta del rascacielos abierto por Wanda Group, según ha podido confirmar El Confidencial con varias fuentes conocedoras de la operación. 

Como adelantó este medio, el grupo chino ha encargado a la consultora JLL encontrar un nuevo propietario para este inmueble, del que ha decidido desprenderse ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid sobre cómo abordar la reforma del rascacielos.

Ni siquiera el encuentro que mantuvo ayer Manuela Carmena con Laurent Fischler, máximo responsable del área inmobiliaria de Wanda a nivel mundial, ha conseguido frenar el mandato de venta dado a JLL, aunque desde la consultora han descartado realizar ningún comentario. Este encuentro se celebró a petición de la propia alcaldesa, acechada por el terremoto desatado por la decisión del grupo asiático de irse de Madrid, y lo único que logró arrancar al emisario de Wang Jianlin fue la voluntad de continuar en la capital siempre y cuando el consistorio dé algo a cambio.

Wang Jianlin, presidente de Wanda Group. (EFE)
Wang Jianlin, presidente de Wanda Group. (EFE)

Sin embargo, son pocos los que tienen capacidad para abordar una compra que podría oscilar entre 250 y 300 millones (Wanda pagó 265 millones a Santander hace dos años), cantidad a la que se deberán sumar otros 100 millones por la posterior obra de rehabilitación del inmuble.

Suma y sigue, porque los números finales de la reforma dependen mucho del acuerdo que termine sellándose con el Ayuntamiento de Madrid y de la pervivencia del proyecto de Norman Foster, quien ya ha amenazado a Wanda con acudir a los tribunales si rompe el acuerdo sellado para desarrollar el proyecto arquitectónico.

La realidad es que este contrato Wanda lo heredó de Banco Santander y, en principio, el comprador deberá subrogarse también a él, según afirman fuentes inmobiliarias, pleitesía  que ha desanimado a algunos grandes fondos internacionales de pujar por el Edificio España, ya que tienden a evitar a estos grandes despachos porque encarecen las obras.

Gigantes del mercado

En cambio, el perfil de Hines y Emperador es justo el contrario, ya que sus inversiones van dirigias hacia inmuebles emblemáticos, ubicados en las principales arterias de las grandes capitales y, muchas veces, ligados a proyectos arquitectónicos singulares. Ingredientes que, si consigue desbloquearse la negociación con el consistorio, se dan en su totalidad en el Edificio España.

El estadounidense Hines es experto en este tipo de desarrollos y, actualmente, está inmerso en un plan de crecimiento por España que le ha llevado a cerrar dos operaciones -la tienda de Desigual junto al Portal del Ángel, en Barcelona, y el número 44 de la madrileña Gran Vía- en apenas dos meses, por un importe conjunto de 78 millones de euros.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

Pero sus planes son mucho más ambiciosos, como muestra el hecho de que esté activamente buscando grandes operaciones tanto en Madrid como en Barcelona. Con 87.000 millones de dólares (80.000 millones de euros) en activos bajo gestión, Hines es el cuarto mayor gestor de inversiones inmobiliarias del mundo.

Grupo Emperador es una de las muchas sociedades que componen el imperio empresarial del filipino Andrew Tan,  una de las mayores fortunas del mundo según la lista Forbes, donde ocupa el puesto número 330 de todo el planeta y el tercero dentro de su país, gracias a que tiene una fortuna valorada en 3.700 millones de dólares (unos 3.300 milones de euros al cambio actual).

A pesar de todas estas posesiones, Tan era prácticamente un desconocido en nuestro país hasta que el pasado noviembre se hizo con Torre Espacio con una oferta de 558 millones de euros, importe que ha financiado en gran parte en efectivo y con un préstamo sindicado de 280 millones concedido por ING Wholesale Banking.

Esta operación es sólo la punta del iceberg de los planes del grupo, que también se ha marcado como objetivo multiplicar sus inversiones en España, tanto las inmobiliarias, como las ligadas al mundo de los licores, donde lleva años asociado con González-Byass.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios