por las cuentas de 2008 a 2011

Hacienda multa a Telefónica con 206 millones por impuestos mal contabilizados

La compañía ha presentado una reclamación en el Tribunal Central de lo Contencioso Administrativo al tratarse de la tercera sanción por errores fiscales en sus cuentas

Foto: Imagen de la Junta de Accionistas de Telefónica, el pasado mes de junio. (EFE)
Imagen de la Junta de Accionistas de Telefónica, el pasado mes de junio. (EFE)

La Agencia Tributaria sigue mirando con lupa las cuentas de los ciudadanos, pero también las de las grandes corporaciones. La última en sufrir las garras de Hacienda ha sido Telefónica, a la que le ha impuesto una sanción de 206 millones de euros. La compañía ha firmado las actas en disconformidad y confía en poder compensar esta multa con créditos fiscales futuros para no tener que hacer un desembolso en efectivo.

[Lea aquí: Alierta deja la presidencia de Telefónica y será sustituido por Álvarez-Pallete]

La inspección de la Agencia Tributaria abierta en 2013 se refiere a la revisión del impuesto de sociedades de los ejercicios 2008-2011, así como el Impuesto del Valor Añadido (IVA), retenciones e ingresos sobre rendimientos del trabajo temporal, sobre capital mobiliario e inmobiliario y sobre rendimientos de no residentes para el segundo semestre de 2009 y los ejercicio completos de 2010 y 2011.

En un documento enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en octubre, Telefónica aseguraba que, ”como consecuencia del proceso de inspección en curso, no se estima que exista una necesidad de registrar pasivos adicionales en los estados consolidados del grupo”. Sin embargo, en el folleto remitido el viernes por la noche a la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, la compañía admite que el pasado mes de julio recibió el expediente sancionador por 206 millones.

De confirmarse, se trataría de la sanción más grande de Hacienda contra Telefónica, pero no la primera por contabilizar erróneamente impuestos de sociedades

Telefónica asegura que, no obstante, no supondrá ningún pagó en efectivo porque dicha cantidad será recuperable en el futuro en la medida que se trata de diferencias temporarias que revertirán en los próximos ejercicios. Pese a ello, la compañía ha presentado una reclamación en el Tribunal Central Contencioso Administrativo contra esta resolución, motivo por el cual todavía no ha hecho una provisión por este concepto.

De confirmarse, se trataría de la sanción más grande de Hacienda contra Telefónica, pero no la primera por contabilizar de forma errónea impuestos de sociedades. En 2013, la Agencia Tributaria ya le obligó a pagar 135 millones por las actas de inspección llevadas a cabo por la Agencia Tributaria de los ejercicios de 2005 a 2007. Anteriormente tuvo otro litigio que finalizó en 2012 en el Tribunal Supremo por los impuestos entre 1998 y 2000, por los que tuvo que pagar 110 millones.

Otras derrotas y una gran victoria

El pasado año, Telefónica ya se llevó un revés en los juzgados en su pelea por evitar una sanción de la Agencia Tributaria. Según una sentencia reciente del Tribunal Supremo, la compañía presidida por César Alierta tendrá que hacer frente a una liquidación de 279,2 millones por una contabilidad inadecuada de las cuentas de 2001 a 2004. Los magistrados del Alto Tribunal fallaron a favor de los abogados del Estado que llevaban más de seis años pleiteando contra la multinacional, en plena cruzada de Hacienda contra las grandes corporaciones.

Un dictamen del 12 de diciembre de 2012 de la Audiencia Nacional obligaba a Telefónica a pagar esos 279,23 millones de euros por una errónea contabilización del impuesto de sociedades, según había advertido con anterioridad (en 2009) el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC). Contra esta resolución, la compañía presentó en abril de 2013 un recurso de casación al considerar que la sentencia contenía una interpretación incorrecta de la ley, una medida contra la que se opuso la Administración.

No obstante, no todo han sido derrotas fiscales. La mayor victoria judicial de Telefónica contra la Hacienda pública es la que se apuntó con motivo de la sentencia parcial del mismo 12 de diciembre de 2012 en la que los abogados del Estado le reconocieron como fiscalmente deducible las minusvalías obtenidas por el grupo en relación con la transmisión de determinadas participaciones sociales: TeleSudeste, Telefónica Móviles México y Lycos. Se trataba de un crédito fiscal de 7.400 millones, 2.600 millones netos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios