presentación de resultados en londres

Airbus pone deberes a España: quiere duplicar la entrega de A400M en 2016

Tom Enders quiere más, mucho más, del A400M, un programa en el que la división española del consorcio aeronáutico europeo cuenta con un papel protagonista

Foto: El consejero delegado de Airbus, Tom Enders (Reuters)
El consejero delegado de Airbus, Tom Enders (Reuters)

El consejero delegado de Airbus, Tom Enders, lo tiene claro: 2016 debe ser, de una vez por todas, el año del despegue del programa A400M, un avión de transporte militar en cuya producción España cuenta con un papel principal porque su ensamblaje final se realiza en Sevilla. Por eso, durante la presentación de los resultados del consorcio aeronáutico europeo en 2015, que ha tenido lugar en Londres, ha elevado el grado de exigencia y ha manifestado que confía en entregar "20 o más unidades" del A400M a lo largo de este año. 

Es decir, Airbus prevé entregar durante este año tantas unidades como las que ha ofrecido a los clientes en los años anteriores, puesto que los clientes han recibido 21 naves entre 2013 y 2015. Estas expectativas se basan en la confluencia de dos tendencias. La primera, el incremento del ritmo de producción. En 2014, la producción se duplicó, para alcanzar las 18 naves, y en 2016 el número subirá hasta las 23 unidades. Y la segunda, el incremento en la secuencia de entregas conforme el ritmo de producción crece. En 2013 se entregaron dos A400M; en 2014, ocho; y en 2015, 11. 

Por el momento, en el comienzo de 2016 ya se han producido dos entregas. Y está previsto que España, uno de los siete clientes del programa junto con Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Turquía, reciba su primer A400M en el segundo cuatrimestre de este año.  

"El programa A400M se encuentra en la fase de aumento de la cadencia de producción", refleja el comunicado de la compañía. Esta realidad se ha manifestado en los 11 aviones entregados en 2015. Pero Enders ha asegurado que no basta con estas cifras. "No podemos quedarnos en ese nivel", ha afirmado. "En 2015 hemos ido rezagados y se puede lograr ese objetivo de superar las 20 unidades", ha añadido. 

Para ello, resulta clave que Airbus subsane los problemas que han retrasado la producción y la entrega de las naves. Aunque ha valorado el trabajo de Fernando Alonso, presidente de Fernando Alonso, en las mejoras registradas en la producción, tampoco ha ocultado que quedan retos pendientes porque "las dificultades persisten"

Con respecto al reciente relevo de Pilar Albiac, que hasta hace unas semanas era la responsable industrial del A400M y cuya salida fue publicada en exclusiva por El Confidencial, el consejero delegado de Airbus no ha entrado en polémicas. Ha subrayado que el trabajo de Albiac ha contribuido "a mejorar la producción del A400M". 

Casi 5.000 millones de sobrecoste

En su comunicado, el consorcio europeo también reconoce que está en contacto con los clientes del A400M "para revisar las fórmulas del aumento de precios", aunque no entró en más detalles. "Sería magnífico que los clientes nos pagaran más por nuestros problemas", espetó Enders con ironía, pero no concretó en qué consistirá esa revisión y se limitó a decir que se trata de un asunto que "se está discutiendo" con los países clientes. 

El mismo comunicado ofrece alguna pista más sobre las conversaciones que Airbus y los clientes están manteniendo en este terreno. "Los contratos a largo plazo contienen por lo general una cláusula que ajusta al alza el precio del contrato de acuerdo con una fórmula que refleja el aumento aproximado de los costes de producción (mano de obra y materiales)", recoge. Desde la compañía, sin embargo, insisten en que esté asunto se está discutiendo y no está cerrado. 

En este sentido, y como ya había comunicado en el primer semestre de 2015, Airbus realizó otro cargo de 290 millones de euros vinculado al A400M durante el pasado ejercicio. Tras esta dotación, el sobrecoste del programa se acerca ya a los 5.000 millones de euros. Y la cifra aún puede crecer. "Queremos evitar cargos adicionales", ha manifestado Enders. "Pero siguen existiendo problemas y no hay garantía de que no vayan a producirse cargos adicionales", ha admitido. 

El programa A400M se puso en marcha en 2003. En ese momento, los siete países clientes rubricaron la compra de 180 aviones de transporte militar del modelo Airbus 400M. Con un presupuesto de 20.000 millones de euros, la firma de ese contrato fue interpretada como un hito en la historia de la defensa y la integración militar europea. 

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios