además de los 8.900 millones de deuda

La CNMV obliga a Abengoa a desnudar 10.600 millones en avales y garantías

En un nuevo requirimiento de información, el organismo regulador tira de las orejas a la empresa de ingeniería por no haber actualizado el riesgo que tiene con avalistas y aseguradoras

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Mientras Abengoa intenta llegar a un acuerdo con los acreedores para evitar caer definitivamente en concurso de acreedores, la Comisión Nacional del Mercado de Valores sigue exigiendo nuevas aclaraciones a la compañía sevillana sobre los riesgos asumidos y el impacto que tendría en sus cuentas los potenciales impagos. En un nuevo requerimiento oficial de información, el regulador le demanda que detalle cuánto dinero tiene comprometido en avales y garantías.

Según una respuesta de Abengoa al organismo regulador el pasado 3 de febrero, la multinacional aún hoy controlada teóricamente por la familia Benjumea reconoce tener 10.656,8 millones entregados a terceros, más de la mitad de los cuales se corresponden al concepto de ejecución de obras. Estas cifras son a 31 de octubre de 2015, apenas tres semanas antes de que la sociedad sevillana solicitara el preconurso voluntario de acreedores.

Por este motivo, en el comunicado de Abengoa a la CNMV asegura que en estos momentos está “en pleno proceso de análisis de aquellos incumplimientos que se hayan podido producir para determinar el grado de probabilidad de salida de recursos”. El grupo presidido por José Domínguez Abascal reconoce que hasta hoy solo ha tenido un grave problema con la construcción de una planta energética en Oregón, Estados Unidos, por lo que su socio le reclama el pago de 145,6 millones de dólares, deuda que está negociando para llegar a un acuerdo.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)

Este es el tercer requerimiento en medio año de información de la CNMV a Abengoa, que hasta 2014 no había puesto su foco sobre la empresa de ingeniería pese a las dudas de los inversores sobre su contabilidad. La nueva petición es además un añadido a la que le realizó el pasado 30 de diciembre, ya que al organismo regulador no le cuadra determinada ausencia de información en las cuentas del tercer trimestre de 2015 y la opinión del auditor, Deloitte, que hasta días antes de anunciarse el preconcurso nunca había advertido de la difícil situación del grupo andaluz.

En concreto, la Comisión le tira de las orejas a Abengoa por no haber incluido en la información oficial a 30 de septiembre una actualización de los avales y las garantías asumidas por la compañía. Sobre todo porque en los nueve primeros meses de 2015 la segunda partida se disparó en 3.196 millones, cerca de un 30% sobre los 8.984 millones expuestos mediante esta modalidad.

Abengoa responde que no era necesario añadir esta información porque hasta ese momento no se había producido ningún incumplimiento, por lo que no tuvo que admitir provisión alguna por estos riesgos. Pero en cualquier se trata de una nueva mancha sobre la credibilidad y la transparencia del grupo, que ha sido acusado por sus acreedores de retrasar la entrega del plan de viabilidad por el que tendrán que canjear en capital 6.000 de los 9.000 millones de deuda corporativa que arrastra el grupo.

Si se tiene en cuentan los 10.656 millones en avales, la exposición de la banca y de los bonistas a Abengoa ronda los 20.000 millones. Un pasivo de gran magnitud dada la escasa capitalización de la sociedad -apenas 114 millones de euros-, para el que debe encontrarse una solución antes del 27 de marzo para evitar el mayor concurso de acreedores de la historia de España.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios