tras dar ayudas por casi 900 millones

El Gobierno sale al rescate de las estrellas del capital riesgo ante el 'impasse' político

El ICO, que había concedido ya subvenciones de 876 millones para ayudar a firmas como N+1, Magnum y MCH, ha tenido que dar más tiempo a estos fondos a riesgo de que devolvieran el dinero

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)

La crisis política y la inseguridad jurídica no solo están frenando las inversiones extranjeras directas en España, sino también la captación de fondos a través de firmas de capital riesgo para comprar empresas nacionales. Según han confirmado diversas fuentes, el Gobierno en funciones, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), ha prorrogado las ayudas de 876 millones de euros que ha dado a varios 'privaty equity' españoles en los últimos dos años para que estas sociedades levantaran al mismo tiempo dinero de instituciones financieras locales e internacionales por hasta 3.200 millones.

En 2013, Axis, la sociedad gestora de capital riesgo del ICO, creó una vía de financiación para incentivar el sector del 'private equity' en España, el de gestoras que compran y venden, en nombre de inversores profesionales o grandes fortunas, compañías de tamaño medio -Panrico, El Ganso, Cortefiel, Bodybell o Telepizza, entre otras- a cambio de unas comisiones del 3% por administrar el fondo y de hasta el 20% por éxito. La idea surgió del Ministerio de Economía para relanzar una industria muy profesionalizada en Reino Unido y en Estados Unidos, pero que en nuestro país estaba muy amenazada por la aversión de los 'limited partners' -como se conoce a los inversores de estos fondos- a invertir en España y por la desaparición de numerosas cajas de ahorros que anteriormente los suscribían.

En diciembre de ese año, en la primera adjudicación de este plan, Axis repartió 189 millones entre firmas como Portobello (La Gula del Norte), Corpfin (Go Fit) y Diana Capital (Gocco y Burger King), con el compromiso de que estas sociedades aportaran al mismo tiempo 500 millones captados a través del 'fundraising' entre inversores profesionales. Estos 'private equities' cumplieron con lo prometido y hasta recompraron las participaciones suscritas por el ICO. Pero a partir de la tercera adjudicación, realizada en noviembre de 2014, los agraciados por estas subvenciones no han podido completar los fondos porque no han sido capaces de poner la parte que les correspondía en el tiempo establecido.

La incertidumbre política generada por las elecciones municipales de mayo de 2015, las catalanes de septiembre y las generales del pasado mes de diciembre ha provocado que firmas como MCH (Conservas Isabel, traspasada en 2015), Magnum Industrial Partners (Centro Médico Teknon, ya vendida) y N+1 (Secuoya) no hayan podido cumplir con sus compromisos dentro del plazo previsto. En concreto, tenían seis meses desde la recepción de la subvención para un primer cierre de al menos la mitad del tamaño objetivo del fondo y de un año para realizar el definitivo por un importe mínimo del 75% del total de recursos previstos. De lo contrario, debían devolver la ayuda.

En el caso de MCH, que había recibido 50 millones del ICO a finales de 2014, disponía hasta el mismo mes de 2015 para completar los 300 millones que se había comprometido a levantar. De momento, solo ha podido hacer un primer cierre por unos 150 millones, por lo que ha tenido que pedir al Ministerio de Economía que le prorrogue el plazo. Lo mismo ha ocurrido con Magnum, el fondo dirigido por Ángel Corcóstegui, que en marzo de 2015 fue elegido en la cuarta adjudicación. La entidad también ha acordado con Axis extender el plazo, debido a las dificultades para convencer a los 'limited partners' para alcanzar los 500 millones previstos en su segundo fondo.

Ampliar el cheque

La presidenta del ICO, Emma Navarro.
La presidenta del ICO, Emma Navarro.

La situación es más complicada para N+1, otra de las grandes firmas españolas, que fue adjudicataria en tres ocasiones. Una vez desde el ICO, para un fondo que invierte en deuda, y otra desde el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), también dependiente del Ministerio de Economía, que en julio de 2015 le dio un cheque de 100 millones a cambio de que levantase un fondo por hasta 525 millones. El primer plazo venció en diciembre, sin que la gestora haya podido cumplir con las bases del concurso público. Esta sociedad fue asimismo adjudicataria en la quinta promoción concedida por Axis en noviembre.

Entre MCH, Magnum Industrial Capital Partners y N+1, pretendían levantar hasta 1.300 millones de euros, cantidad a la que hay que añadir la de otras sociedades especializadas en capital semilla -inversiones en la etapa inicial de la empresa- que tampoco han alcanzado sus objetivos. Una de ellas es Bullnet Capital, firma promovida por Bruno Entrecanales Domecq, hermano del presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales. Algunas de estas firmas están analizando reducir el tamaño de sus fondos para no tener que devolver las ayudas a Economía.

El ICO, conocedor de las dificultades de estas firmas de capital riesgo ante el escenario político, ha decidido también ampliar de 1.200 a 1.500 millones -ya ha dado los 876 millones citados anteriormente- las ayudas al sector por la “positiva evolución del Fondo Axis y su importante contribución a la revitalización del sector del capital riesgo en España, y de forma indirecta del tejido empresarial español”. Según información pública, con estos 1.500 millones, el Gobierno confia en que los principales jugadores del sector levanten en total 5.000 millones, una cifra que hoy en día, sin Gobierno, no parece fácil de cumplir dada la creciente inquietud entre los inversores.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios