Moltó defiende que CCM era viable y que los inspectores del Banco de España "mienten"
  1. Empresas
PRIMER DÍA DEL JUICIO

Moltó defiende que CCM era viable y que los inspectores del Banco de España "mienten"

Hernández Moltó ha afirmado "no haber sido consciente" de que la aplicación de los requerimientos del informe realizado por el Banco de España podrían reflejar pérdidas en la caja

placeholder Foto: El juicio contra el expresidente de CCM Hernández Moltó. (EFE)
El juicio contra el expresidente de CCM Hernández Moltó. (EFE)

"Siéntese, que el juicio se prevé largo". Con estas palabras, el juezJosé María Vázquez Honrubia, invitaba al expresidente de Caja Castilla-La Mancha (CCM) y exdiputado socialista,Juan Pedro Hernández Moltó, a que tomara asiento. Pasaban las 11 de la mañana en la sala de vistas número 1 de la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) y el juicio contra Hernández Moltó y el exdirector general de la entidad,Ildefonso Ortega, por un delito societario de falseamiento de cuentas.

Hernández Moltó ha defendido su gestión y la de los miembros ejecutivos de la entidad y ha lanzado importantes acusaciones al Banco de España (BdE) y sus inspectores. "CCM era una entidad establey con recursos suficientes para hacer frente a los problemas que se habían planteado", ha asegurado. "El nivel de confianza del Consejo de Administración era total", ha añadido de forma categórica.

Con respecto a que los inspectores del Banco de España le hubieran advertido de que la Caja era inviable, Hernández Moltó ha sido tajante:"Los inspectores del Banco de España mienten". Posteriormente, no ha dudado en afirmar que la intervención de CCM en marzo de 2009 fue una "sobreactuación" del BdE y que solo tuvo constancia de que se iba a producir cuando recibió la llamada del supervisor para notificárselo.

De los requerimientos a las cuentas de 2008

Los interrogatorios del fiscal anticorrupción y de los abogados de las acusaciones de Banco Castilla-La Mancha y Adicae se han centrado en las cuentas de la entidad de 2008 y los créditos concedidos por CCM a clientes como el expresidente de Colonial,Luis Portillo, al empresarioDomingo Díaz de Merao a los hermanosAntonio eIgnacio Barcocomo administradores del Grupo Urbaja.

Aunque ha asegurado que no mantenía un contacto directo con el BdE, Hernández Moltó ha admitido que sabía que durante 2008"hubo un destacamento de inspectores del Banco en CCM". "No tuve ni un solo contacto con ninguno de los inspectores", ha precisado.En octubre de ese mismo año, esos trabajos desembocaron en unos requerimientos por parte del supervisor para que la Caja recalificara deudas por valor de 1.549 millones de euros para elevar su nivel de reisgo, quedotara por esta cuestión unas provisiones específicas de245 millones de euros y que cargara 196 millones de euros contra la cuenta de resultados por la pérdida de valoración de activos, en vez de contabilizarlos contra el patrimonio neto de la entidad, que es lo que había hecho CCM.

De haber atendido estos requerimientos,CCM hubiera entrado en pérdidas al final de ese ejercicio. En concreto, y según el BdE, los números rojos hubieran sido de 119 millones de euros en los estados individuales y de 182,2 millones en los consolidados. Sin embargo,no fue así, y a comienzos de 2009 envió al BdE unas cuentas que recogían unas ganancias consolidadasde 30 millones de euros y que luego fueron publicadas porla Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Tras esta publicación, el BdE procedió a la intervención de la entidad el 28 de marzo de 2009. Después de esta intervención, las nuevas cuentas reflejaron unas pérdidas individuales de 762 millones de euros y consolidadas de 1.066 millones.

El expresidente de CCM y el exdirector general de la entidadhan negadoque la entidad presentara unas cuentas "falsas" para el ejercicio 2008. "¿Qué interés podría tener CCM en dar unas cuentas falsas en las que nunca hubo sospechas de ocultación de datos?", se ha preguntado Hernández Moltó. Ortega ha matizado que las cuentas remitidas al BdE y a la CECA"no estaban formuladas", es decir, todavía no eran firmes ni estaban terminadas,y eran "provisionales, parciales y, sobre todo, sujetas a supervisión".

Para Hernández Moltó, la resolución adoptada por el BdE constituyó una sorpresa que entendía que, tras los requerimientos de octubre, se había iniciado una negociación sobre cómo casar las dotaciones pedidas con los recursos de los que disponía CCM. En concreto, ha aludido a las plusvalías que, según ha expuesto, acumulaba la cartera de participadas de laCorporación Caja Castilla-La Mancha, que se aproximaban a los 900 millones de euros. Desde su planteamiento, una mayor voluntad por parte del BdE hubiera evitado una "sobreactuación que no fue buena para nadie".Las acusaciones, sin embargo, han matizado que el BdE consideraba que esas plusvalíasno eran realizables.

"Nos morimos de pena"

La confianza de Moltó en la entidad ha contrastado con la crudeza manifestada por Ortega. "En marzo de 2008 ya manifesté al Banco de España que la situación era de una severidad extrema", ha reconocido."Reconozco que estamos en una situación de extrema severidad, estoy pidiendo ayuda, ¿qué estoy ocultando yo?", ha añadido con amargura.

El exdirector general ha asegurado que fueron meses muy duros, en los que los clientes se estaban llevando el dinero de la entidad y en los que trataron de encontrar una solución. Sin éxito."Nos morimos de pena porque no nos pudimos agarrar a nada", ha admitido en referencia a que no les llegó ningún tipo de aval o ayuda pública ni se cerró ninguna fusión con otra entidad.

El juicio se prolongará hasta el próximo 11 de febrero. Elfiscal pidedos años y medio de cárcela los dos acusados por delito societario, en tanto que las acusaciones de Banco Castilla-La Mancha y Adicae solicitancinco años de cárcela cada uno de ellos por delito societario y administración desleal.

Caja Castilla-La Mancha Banco de España Consejo de Ministros Noticias de Liberbank Ildefonso Ortega Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda