prevista para esta primavera

Unicaja se confía a Morgan Stanley y UBS para salir a bolsa y devolver las ayudas

La entidad malagueña ha aprobado la designación de estos dos bancos internacionales y el plan estratégico con el que pretende convencer a los inversores de la calidad de su balance

Foto: Braulio Medel, presidente de Unicaja. (EFE)
Braulio Medel, presidente de Unicaja. (EFE)

El consejo de administración de Unicaja aprobó el pasado viernes dos hechos esenciales para poder devolver los 1.129 millones que recibió para absorber Ceiss, las antiguas Caja España y Caja Duero. La entidad andaluza dio su visto bueno al plan estratégico y seleccionó a los bancos que se encargarán de realizar la Oferta Pública de Suscripción (OPS) con la que prevé salir a bolsa a lo largo de este año.

Según fuentes financieras, la colocación de Unicaja será coordinada por Morgan Stanley y UBS, dos entidades internacionales elegidas a su vez por Rothschild, el asesor del grupo presidido por Braulio Medel. A estos dos brokers le acompañarán presumiblemente Citi y BBVA como bancos codirectores de la emisión por la que la entidad andaluza pretende captar 800 millones de euros.

Inicialmente, la OPS estará dirigida exclusivamente a inversores institucionales nacionales y extranjeros, por lo que no se venderán acciones a pequeños ahorradores, ni incluso a los propios clientes de Unicaja. Desde los casos de Bankia, CAM y Banca Cívica, la CNMV no aconseja colocar títulos de bancos que fueron nacionalizados parcialmente a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El grupo resultante de la fusión entre Unicaja y Banco Ceiss ha recibido 1.129 millones de ayudas públicas en forma de suscripción de acciones preferentes y bonos canjeables o CoCos. Estos últimos 604 millones de euros de Cocos, que fueron convertidos posteriormente en capital, tienen que ser devueltos en abril de 2017 como muy tarde. Bruselas, que autorizó estas ayudas, exigió a la vez al grupo resultante a salir a bolsa antes de acabar el año en curso.

Si los mercados lo permiten, la OPS tendrá lugar a finales de abril y el estreno en el parqué está previsto para la primera quincena de mayo. La valoración total estimada de Unicaja en los informes preliminares podría elevarse por encima de los 2.500 millones de euros, la mitad de lo que capitalizan actualmente entidades como Bankinter y Popular.

Precisamente, el desplome de estos bancos, como también están sufriendo Sabadell, Caixabank, Santander y BBVA, ha generado dudas internas en la propia Unicaja, donde reconocen que con una bolsa como la actual será difícil completar la OPS en el plazo previsto. En cualquier caso, el grupo andaluz quiere tener todos los preparativos a punto por si escampara la tormenta y encontrase demanda suficiente para la colocación.

El banco resultante tras la compra de las antiguas Caja España y Caja Duero ocupa el octavo lugar del ranking sectorial, con una clara especialización en banca minorista y un acreditado liderazgo en sus mercados de origen, que son Málaga, León y Salamanca, donde alcanza cuotas cercanas al 35%. La tarjeta de visita con que Unicaja Banco se va a presentar ante los mercados se resume en un participación a nivel nacional de casi el 4% en depósitos y del 2,5% en créditos. En definitiva, será un banco pequeño, fuera del foco de los grandes inversores, pero de calidad.

Unicaja acaba de superar las pruebas de solvencia llevadas a cabo por las autoridades monetarias de la Unión Europea. La entidad ha publicado un capital de máxima calidad del 11,9% sobre activos ponderados por riesgo, lo que supone un cierto colchón con respecto al mínimo exigido por el BCE que ha sido del 9,25%. El mismo baremo medido con los más estrictos criterios de Basilea III, lo que los analistas definen como ‘fully loaded’, se sitúa en el 11,1% tras la fusión del Banco Ceiss que integraba a las citadas y viejas cajas de Castilla y León.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios