norges bank encabeza la ofensiva

Rebelión de grandes inversores contra Slim y la CNMV por el asalto a Realia y FCC

Norges Bank, el mayor fondo soberano del mundo, se ha unido a varios 'hedge funds' para presionar al magnate mexicano por hacerse con ambas compañías sin pagar un precio justo a los accionistas

Foto: El magnate mexicano Carlos Slim. (Reuters)
El magnate mexicano Carlos Slim. (Reuters)

Guerra de gigantes por el control de Realia y de FCC. Varios de los mayores fondos de inversión del mundo, entre ellos Norges Bank y Lansdowne Partners, se han rebelado contra los planes de Carlos Slim, la segunda mayor fortuna del planeta, por la maniobra del magnate mexicano para tomar el control de FCC y de su inmobiliaria sin pagar un precio justo a los accionistas minoritarios. Estos inversores se han coordinado con abogados de máximo prestigio para presentar sus reclamaciones ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que debe de autorizar ambas operaciones.

Según aseguran fuentes próximas a las dos transacciones, Norges Bank, el fondo público de pensiones de Noruega, con un patrimonio de 870.000 millones de dólares, y Lansdowne Partners, un 'hedge fund' con casi 18.000 millones bajo gestión, se han puesto en contacto con Allen & Overy y Linklaters para pedir explicaciones a Elvira Rodríguez, con el fin de conocer el punto de vista del organismo regulador sobre las maniobras de Carlos Slim. El millonario latinoamericano ya ha superado en Realia el porcentaje del capital -30%- a partir del cual está obligado a lanzar una oferta pública de adquisición (opa), situación que en breve se dará en FCC en pleno proceso de ampliación de capital por 708 millones.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez. (EFE)

Estos fondos han mantenido reuniones en Londres para hacer un frente común ante la CNMV para saber si finalmente le concederá la dispensa solicitada por Slim el pasado 8 de enero para no lanzar una oferta por la totalidad de las acciones en circulación, al superar el límite legal establecido. El inversor latinoamericano alega que FCC, grupo del que también es el principal accionista, posee una participación superior a la suya en Realia. En concreto, FCC, de la que a su vez Slim tiene el 25,6% del capital, controla el 36,88% de los derechos de votos de la inmobiliaria.

Norges Bank, que ha llegado a tener más de un 3% de la constructora, y el resto de fondos sostienen que el inversor latino, cuyo principal valedor en España es Isidre Fainé, presidente de Caixabank, tiene en ambas compañías una influencia significativa en la gestión y en el capital. Una evidencia que se pone de manifiesto al comprobar que los nuevos consejeros delegados de FCC y de Realia han sido nombrado tras su desembarco y provienen de la cantera de hombres de confianza del 'holding' latinoamericano.

Los fondos exigen a la CNMV que obligue a Slim a lanzar sendas opas sobre las dos empresas si, como se presupone, también supera el 30% de la constructora. Y de hacerlo, que la oferta se haga a lo que se denomina un precio justo -'fair price' en la terminología financiera- para que todos los accionistas minoritarios se beneficien de las operaciones.

Realia cerró recientemente una ampliación de capital de 89 millones realizada para atender un pago de deuda que vencía el 29 de enero. El precio de las acciones fue de 0,50 euros. En dicha emisión, Slim no solo cubrió la parte que le correspondía por su participación (en ese momento, del 25,1%), sino que además tomó las nuevas acciones que quedaron sobrantes al concluir el periodo de suscripción preferente. Al final, ha superado el 30% del capital.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Por su parte, FCC ha anunciado que hará lo propio por 708 millones, de los que una cuarta parte serán suscritos por Slim, a seis euros por acción. El magnate ha añadido además que si el resto de accionistas no acuden en la proporción que les corresponde, su compañía, Inmobiliaria Carso, se hará con los títulos sobrantes, lo que le llevaría casi 'de facto' a rebasar también el 30%. Especialmente porque el segundo mayor accionista, la familia Koplowitz, no dispone de liquidez para mantener su 22%, por lo que Slim le ha ofrecido un préstamo para acudir a la ampliación.

La CNMV ha puesto la lupa sobre esta última operación porque sospecha que la ayuda del primer accionista de FCC a los históricos fundadores podría ser en realidad un aparcamiento de las acciones, cuyo títular último sería Slim. En consecuencia, superaría con creces el citado 30%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios