Allan Gray, segundo hombre más rico de África

El 'Buffet' sudafricano entra en Indra y Colonial aprovechando el bajón de la bolsa

Allan Gray se ha gastado más de 60 millones de euros en tomar posiciones de inversión en dos grupos: ha comprado el 2,8% de Indra (40 millones) y el 1,2% de Colonial (22 millones)

Foto: Allan Gray, en primer término. (Foto: allangrayorbis.org)
Allan Gray, en primer término. (Foto: allangrayorbis.org)

Hay voces de que el mercado bursátil español está barato. Pero hay inversores que no opinan sino que actúan. Esta semana el magnate originario de Sudáfrica Allan Gray ha tomado posiciones en la bolsa española. Gray, conocido como el Warren Buffet sudafricano, se ha gastado más de 60 millones de euros en tomar posiciones de inversión en dos grupos: ha comprado el 2,8% de Indra (40 millones) y el 1,2% de Inmobiliaria Colonial (22 millones).

Ambas operaciones se han hecho en los primeros días del año y se han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) entre los pasados días 8 y 11 de enero.

Allan Gray (78 años) ha hecho ambas compras a través de la sociedad Orbis Allan Gray Limited, uno los vehículos de inversión de la fundación no lucrativa Allan Gray Orbis Foundation. La cantidad invertida en acciones española no es muy grande para un multimillonario cuya fortuna suma la cantidad 8.500 millones de dólares, pero sirve como termómetro del mercado.

La cantidad invertida en acciones españolas, más de 60 millones, no es muy grande para Gray, cuya fortuna suma la cantidad 8.500 millones de dólares

Allan Gray no sólo es conocido por su olfato inversor. También es famoso por su filantropía. Ha sido el impulsor, junto con su esposa, de Allan and Gill Gray Charitable Trust. La especialidad benéfica de las instituciones que impulsa Allan Gray son las becas para estudiantes sudafricanos con talento. La fundación para estas becas se creó en 2007 con 130 millones de dólares, en su momento, la mayor donación benéfica del país.

Como inversor, Allan Gray se ha caracterizado por un perfil oportunista: está especializado en invertir en empresas cuyo valor de cotización se encuentra por debajo del valor de mercado, lo que sería sintomático para el caso español y para el conjunto del Ibex-35.

Este mismo año Allan Gray donó la totalidad de su participación en la firma Allan Gray Investment Management a la fundación caritativa creada junto a su mujer. El objetivo es que los dividendos que se obtengan de la operativa financiera se destinen a fines filantrópicos.

Anomalía africana

Allan Gray supone además una anomalía entre los 55 hombres más ricos de África, que, en reflejo de la escala mundial, son los más pobres entre los más ricos del planeta. No sólo porque sea de raza blanca y no sea nigeriano, como la mayoría, sino porque ha hecho su fortuna en los mercados financieros y no con las minas o los recursos naturales.

Entrada de la sede de Indra. (EFE)
Entrada de la sede de Indra. (EFE)

Empezó trabajando en Fidelity en Estados Unidos durante los sesenta. Pero en 1973 regresó a Sudáfrica para crear su propio grupo inversor. Durante mucho tiempo operó desde Ciudad del Cabo pero en este momento, copiando el modelo fiscal de fondos como Fidelity, se ha instalado en las Bermudas, desde donde trabaja y lugar que se ha convertido en su residencia.

Volumen gestionado

No en vano, Gray se forjó en los fondos institucionales y de pensiones. En la actualidad Orbis, el grupo que ha entrado en Indra y Colonial, gestiona 21.000 millones de dólares y está dirigido directamente por el hijo de Allan Gray. No está mal para un tipo que empezó administrando un millón de dólares en 1965. Allan Gray rehúye a la prensa como a la peste. No otorga entrevistas y apenas hay fotos suyas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios