multas de 9,3 millones a siete empresas

La CNMC golpea a Dragados como eje del cártel de las construcciones modulares

El organismo regulador emprendió la investigación contra las empresas ahora sancionadas en 2013 como consecuencia del programa de clemencia instituido por la Ley de Defensa de la Competencia

Foto: El presidente del grupo ACS, Florentino Pérez. (EFE)
El presidente del grupo ACS, Florentino Pérez. (EFE)

La CNMC ha sancionado con 9,3 millones de euros a siete empresas de fabricación, alquiler y venta de construcciones modulares por concertación de precios y reparto de clientes, conductas que forman parte de la típica actividad de un cártel y que están perseguidas por la Ley de Defensa de la Competencia. La mayor sanción económica corresponde a Dragados, filial de ACS, que deberá hacer frente a una multa superior a los 8,5 millones de euros.

Las prácticas anticompetitivas acreditadas tuvieron lugar desde el año 2008 y afectaron a las comunidades autónomas de Cataluña, Valencia, Murcia, Andalucía y Castilla-La Mancha. El organismo regulador considera que las infracciones son especialmente dañinas al suponer un encarecimiento del coste que deben soportar la Administración y, en última instancia, los ciudadanos.

Las construcciones modulares son estructuras prefabricadas que se utilizan de forma individual o combinada, como estancias temporales o permanentes para distintos servicios. En la actualidad, su uso se ha extendido a colegios, almacenes, hospitales, oficinas, hoteles y otros alejamientos, al ofrecer una mayor flexibilidad al usuario, así como un periodo de instalación inferior y la posibilidad de reutilizarlas en otros lugares y para finalidades distintas de las inicialmente previstas.

El organismo regulador emprendió la investigación contra las empresas ahora sancionadas en 2013 como consecuencia del denominado programa de clemencia instituido por la Ley de Defensa de la Competencia, que permite a cualquiera de los afectados denunciar al resto ante la CNMC. La instrucción del expediente se amplió entonces de manera generalizada a casi un centenar de compañías del sector en diciembre de 2014, y un año más tarde el procedimiento ha dado lugar a una de las más importantes multas impuestas por las autoridades de la competencia en los últimos años.

La principal empresa denunciada es Dragados, filial de ACS, que se lleva la palma de la sanción, con un total de 8,5 millones de euros, lo que supone más del 90% del importe total de las multas impuestas. La empresa Algeco Construcciones Modulares tendrá que pagar 1,6 millones y la sociedad limitada Alquibalat, otros 462.000. El resto de empresas del cártel son Renta de Maquinaria, ABC Arquitectura Modular, Arlan SA y Alquileres Barceló Sáez.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios